Turismo Castilla y León

Prerrománico soriano

Comarca: Tierras de Berlanga

Casillas de Berlanga

La Ermita de San Baudelio se localiza a unos dos kilómetros al sureste de la localidad soriana de Casillas de Berlanga.

En 1917 fue declarada Monumento Histórico Artístico, hecho que no impidió que los vecinos de Casillas vendieran parte de las pinturas murales en la década de 1920. Estas pinturas románicas, un total de veintitrés fragmentos, se pueden contemplar actualmente en varios museos de Estados Unidos y en el Prado de Madrid.

Ermita de San Baudelio - Casillas de Berlanga
Ermita de San Baudelio - Románico Soriano
Interior - Ermita de San Baudelio

La construcción de la ermita se realizó probablemente en el último cuarto del siglo XI, tras la Reconquista a manos cristianas de las tierras al sur del río Duero. La obra arquitectónica corresponde al estilo mozárabe y está considerada una de las joyas del prerrománico soriano.

El exterior es bastante austero y se diferencian dos bloques cúbicos: uno de mayor tamaño que alberga el espacio de la nave; y otro de menores dimensiones para la zona de la cabecera. También cuenta con dos accesos: el principal se encuentra en un lateral a través de un arco de herradura y el otro a los pies de la ermita mediante un arco de medio punto. Esta puerta daba acceso directamente a la tribuna.

Interior - Ermita de San Baudelio
Arcos de herradura - Ermita de San Baudelio
Bóvedas - Ermita de San Baudelio

En el interior se separa el espacio de la nave de la zona del altar mediante un arco de herradura y unos escalones que salvan el desnivel. La zona del altar es un espacio cuadrangular cubierto por una bóveda de cañón. Lo más característico de la zona de la nave es la gruesa columna cilíndrica que se sitúa en el centro, de la que surgen ocho nervios que sugieren la forma de una palmera. En la parte superior de la columna se halla un pequeño espacio rematado con una pequeñísima cúpula de nervios cruzados.

A los pies de la ermita se encuentran dos filas de columnas que sostienen arcos de herraduras formando espacios cuadrangulares cubiertos con bóvedas esquifadas. En esta zona se encuentra un pequeño orificio que conduce a un espacio angosto de pasillos donde se cree que pudieron habitar eremitas.

Cacería del Ciervo - Ermita de San Baudelio
Cacería de liebres - Ermita de San Baudelio
Pinturas ermita de San Baudelio

Sobre estas arcadas se sitúa una tribuna a la que se accede por unas escaleras adosadas a la pared. En la tribuna se halla una pequeña capilla en saliente que está cubierta con una bóveda de cañón. La capilla está sustentada por una especie de templete, situado en la parte inferior, que está abierto gracias a arcos de herradura y cubierto por una bóveda de cañón.

Las pinturas que decoran el interior de San Baudelio es uno de los conjuntos más notables de la Península. Probablemente se realizaron en la primera mitad del siglo XII y pertenecen al estilo románico. A pesar de haber sido expoliadas muchas de ellas, se conservan fragmentos originales y las marcas de las que fueron arracadas. Gracias a la restauración llevada a cabo recientemente, el lugar ofrece una idea de lo que pudo ser antaño.

Murales ermita de San Baudelio
Frescos ermita de San Baudelio
Soldado - Ermita de San Baudelio

Las pinturas se pueden dividir en dos registros. En la parte inferior se encontraban las pinturas de temática profana, mientras que las pinturas religiosas se situaban en los registros superiores y la zona del ábside.

Entre los temas profanos abundan las composiciones de cacería y escenas de animales de gran originalidad, tales como: un elefante portando encima un castillo de tres torres, la representación de un oso y la de un dromedario.

Las escenas religiosas narran temas de la vida de Cristo y presentan una mayor complejidad compositiva y cromática.

Cortina mural - Ermita de San Baudelio
Toros enfrentados - Ermita de San Baudelio
Representación de San Nicolás y San Baudelio - Ermita de San Baudelio

En la zona del altar destacaban las imágenes de San Nicolás y San Baudelio, así como la paloma del espíritu santo en el centro del arco que enmarcaba la ventana abocinada del ábside.

En el exterior, junto a la zona del ábside de la ermita, se halla una necrópolis con más de una veintena de tumbas de época medieval.

Ermita SanBaudelio mini

Qué ver y qué hacer en Tierras de Berlanga