Turismo Castilla y León

Qué ver en El Tiemblo - Ávila

Comarca: Valle del Alberche y Tierra de Pinares

El Tiemblo

La localidad de El Tiemblo se encuentra en el sureste de la provincia de Ávila. Daremos un breve repaso a su historia y recorreremos el patrimonio histórico y natural que encierra esta interesante población.

Los vettones llegaron a territorio abulense hacia el año 700 a.C., fundando una serie de núcleos de población conocidos con el nombre de 'castros', lugares situados a cierta altura con fortificaciones.

Aunque no se hayan encontrado castros en El Tiemblo, necesariamente tuvo que haber un asentamiento vettón. Los Toros de Guisando son suficiente ejemplo para poder asegurarlo.

Un paseo por El Tiemblo
Qué ver en el Tiemblo
Toros de Guisando - El Tiemblo

Además la riqueza de pastos, las características del terreno para el cultivo de cereal, la abundante caza y las aguas del Río Alberche, del Arroyo Tórtolas y de la Garganta de la Yedra, hacen suponer que su permanencia fuese significativa y duradera.

De la época romana se conservan unas inscripciones en los Toros de Guisando y los restos de una calzada de segundo orden. En esta época las tierras tembleñas debieron de tener gran importancia por ser zona de paso obligado. En algunos mapas arqueológicos figura un poblado romano en el término municipal.

La huella de los visigodos está presente en la Dehesa de Valdesanmartín, a unos 12 kilómetros de la villa y en el sitio conocido como Valdepalomas. En una pequeña elevación, a poco más de 200 metros del Arroyo Tórtolas, existe una Necrópolis con más de veinte tumbas.

Monasterio de los Jerónimos - El Tiemblo
Monasterio de los Jerónimos - El Tiemblo
Puente de Valsordo - El Tiemblo

El enclave geográfico de El Tiemblo, como zona fronteriza entre los reinos moro y cristiano, y la situación de España durante la Edad Media, hace que estas tierras fuesen atravesadas por diversos grupos de uno y otro signo.

Los primeros contactos conocidos de los árabes con las tierras tembleñas datan del siglo IX; de esta época además de algunos restos de acequias y conducciones de agua quedan nombres tan significativos como Alberche, Navalaceña, Atalaya, etc.

A partir de 1273 adquiere gran importancia la Cañada Real, al reconocer oficialmente Alfonso X el Sabio el 'Honrado Concejo de la Mesta de Pastores'. La Cañada salva el río Alberche con dos puentes unidos entre sí, conocidos con los nombres de Valsordo y de la Santa Yusta. El primero viniendo de Cebreros, de tres ojos, es posible que se construyese hacia los siglos XIII-XIV, y el segundo, de un solo ojo, quizás en el XVI.

Iglesia de El Tiemblo.
Ermita de San Antonio - El Tiemblo
Ermita de San Antonio - El Tiemblo

Unos años más tarde las tierras tembleñas serían testigo de excepción de un hecho trascendental en la Historia de España. El 19 de septiembre de 1468, en una explanada junto a los Toros de Guisando, Enrique IV reconocería como legítima heredera de Castilla a la princesa Isabel, su hermana, y que después reinaría con el sobrenombre de 'La Católica'.

Entre los lugares de interés en la villa destacan los Toros de Guisando, a unos 9 Kilómetros de El Tiemblo, junto a la Cañada Real, en el margen izquierdo del Arroyo Tórtolas.

El Monasterio de los Jerónimos, a poco más de 1 kilómetro de los Toros, en la falda del Cerro de Guisando se edificó a finales del siglo XIV y fue reconstruido y ampliado en el siglo XVI en estilo renacentista. En 1979, sufrío un importante incendio encontrándose en la actualidad en ruinas.

Hornos de Tinajas - El Tiemblo
Pozo de la Nieve - El Tiemblo
Pozo de la Nieve - El Tiemblo

Los monjes Jerónimos, más conocidos con el nombre de los 'Beatos de Guisando' fundaron el monasterio en 1375. De ellos sabemos que vivieron allá por el siglo XIV en las cuevas naturales existentes en el cerro, que los primeros fueron unos ermitaños venidos de Italia en 1353 y que trataron de pasar inadvertidos.

Continuaron aumentando en número y gozando de protección Real; puede decirse que de todos los reyes, desde Juan I de Castilla (1379 - 1390), hasta Felipe II (1556 - 1598), recibieron favores y todos ellos visitaron el monasterio o pasaron temporadas de descanso en él.

El Puente de Valsordo y el Puente de la Santa Yusta, unidos sobre el río Alberche. El Puente de Pasil y el Puente de la Casilla, en la garganta de la Yedra.

Castañar de El Tiemblo
Castañar de El Tiemblo
Castañar de El Tiemblo

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con torre del siglo XV. En su interior destaca el retablo mayor, una Virgen con el Niño del siglo XV, un 'Ecce Homo' de comienzos del XVI y un Crucificado del mismo siglo.

La Ermita de San Antonio, de estilo barroco. Muy visitada por gentes de otros pueblos, sobre todo de Toledo, en su desplazamiento hacia Ávila.

El Ayuntamiento es de estilo neoclásico construido en el siglo XVIII. En la placa que aparece en su frontal se indica 'Reinando Carlos III, se hizo esta obra a costa de los propios de esta Villa. Año 1773'. Fue restaurado en el año 2000.

En el casco antiguo de la población, los Hornos de tinajas fueron construidos a comienzos del siglo XIX. Surgen como consecuencia de la gran demanda de tinajas en esos años y se exportaban principalmente a Toledo y Ciudad Real.

Castañar de El Tiemblo
Castañar de El Tiemblo
Embalse de El Burguillo.

Situado entre el Pico del Traviés y la Encinilla encontramos el Pozo de la nieve, curiosa construcción de piedra cuya finalidad era la de almacenar nieve y conservarla para uso en tiempos de calor.

Entre el Patrimonio Natural cabe destacar, El Castañar, lugar de privilegio con sus bosques de robles, pinos y castaños, algunos centenarios y los Embalses. El río Alberche forma los del Burguillo y Charco del Cura, construídos en la década de los años veinte. El del Burguillo tiene unos mil kilómetros cuadrados.

La Garganta de la Yedra, que desemboca en el Alberche, cuenta con los embalses del Linar del Rey, La Hinchona y La Hoz del Gato. Además, en el Arroyo del Bolso existe un pequeño embalse, llamado de Ensayo.

UnPaseoElTiemblo lista

Qué ver y qué hacer en Valle del Alberche y Tierra de Pinares