Turismo Páramo, Órbigo, Esla

Monasterios Arquitectura religiosa en Páramo, Órbigo y Esla - León

Comarca: Páramo, Órbigo, Esla

San Esteban de Nogales - Carrizo de la Ribera - Villoria de Orbigo

San Esteban de Nogales Ruinas del Monasterio de San Esteban de Nogales El monasterio de San Esteban de Nogales se fundó el 1150 y recibió numerosos privilegios de Reyes y papas. Sin ser una construcción suntuosa, Santa María de Nogales está emplazada según los criterios de la orden del Cister: un valle de tierras fecundas, abundancia de agua, y soledad impresionante.

Durante más de siete siglos destacó por ser cuna de grandes varones, emporio de letras y ciencia, donde salieron consejeros reales y catedráticos para la Universidad de Alcalá.

Monasterio - San Esteban de Nogales
Monasterio - San Esteban de Nogales
Monasterio - Carrizo de la Ribera

En la actualidad, sólo se conservan las ruinas y los restos de su grandeza: paredones dispersos, la espadaña de la Iglesia y el arco de entrada principal con su escudo heráldico. Sin embargo, el paraje que lo circunda, huerta fértil, abundante vegetación, árboles frutales y las aguas del río Eria, invitan al paseo relajado, la contemplación y el disfrute de la naturaleza.

Carrizo de la Ribera Monasterio de Santa María Carrizo Es Monumento Nacional desde 1974. Se dice de esta localidad situada en la vega del Órbigo, que podría ser de origen romano y que su nombre deriva de Carisio, uno de los generales romanos que lucharon contra los astures. Aunque lo que es seguro es que adquirió importancia cuando en el siglo XII se fundó un monasterio en la localidad, gracias al mecenazgo del conde Ponce de Minerva y su esposa, doña Estefanía, quienes tenían una casa-palacio en el lugar.

Cuando murió el conde Ponce de Minerva, en 1174, ya estaba parcialmente construido, y su viuda fundó el convento para religiosas cistercienses del que fue abadesa. De aquella fecha quedan los tres ábsides y la portada románica. El resto de la iglesia y del monasterio son reformados en los siglos XVI y XVII. Leer más»

MONASTERIO DE SANTA MARÍA - CARRIZO DE LA RIBERA

La iglesia del monasterio tiene una portada cisterciense y es parecida a la de Sandoval, aunque más sencilla, con una triple cabecera formada por tres capillas semicirculares. El interior del edificio tiene obra de diversas épocas posteriores al momento fundacional.

Se conservan bellos esgrafiados. La Sala Capitular tiene un extraordinario artesonado mozárabe. En el lugar hay piezas artísticas magníficas, como la estatua de Santa María la Real, de los días fundacionales, con un rostro de una belleza sublime. Lamentablemente, en el pasado sufrió mutilaciones, cuando la quisieron vestir.

Otras piezas magníficas son el Crucificado, talla de mayor tamaño del natural, que recuerda modelos del valle del Rin, del siglo XIV y la Virgen del Villar, del siglo XI, procedente del pueblo desaparecido de Villar de Ollar, lugar de origen romano, al que los lugareños suelen peregrinar una vez al año, en cumplimiento de ancestrales costumbres.

Algunas de las más importantes piezas del mismo ya no están en Carrizo, como el Cristo de Carrizo, marfil del siglo XI, que se expone en el Museo de León, y el Arca de Reliquias, de preciosa madera policromada, y del siglo XII, que se encuentra en el Museo de la Catedral, en Astorga. La imaginería y orfebrería están en el Museo de San Marcos de León y en la Catedral de Astorga.

Por Carrizo pasaba una vía de Santiago que venía en línea recta desde León para entrar en El Bierzo por la cuenca del río Tremor. Por eso una hermosa leyenda dice que el conde, vuelto de un cautiverio en tierras musulmanas, peregrinó a Santiago y se detuvo en el hospital del monasterio de Carrizo, edificado por su esposa durante su ausencia. La propia condesa le atendió y le lavó los pies. Cuando él la reconoció hizo la promesa de levantar otro monasterio: el Monasterio de Sandoval. Tenga o no contenido real esta bella leyenda, lo cierto es que ambos monasterios tienen parentesco artístico.

Monasterio - Carrizo de la Ribera
Monasterio - Carrizo de la Ribera
Convento - Villoria de Órbigo

Villoria de Órbigo Convento Premonstratense de Villoria de Órbigo Convento premostratense del siglo XII, habitado por monjas cistercienses. Destaca su cabecera románica. El monasterio Premonstratense de Villoria se erige como el más significativo dentro de esta orden; fundado en 1243 por Rodrigo Fernández de la Valduerna, su valor se incrementa aún más por quedar tan sólo dos en todo el territorio español, el de Toro en Zamora y el de Villoria.

Reconstruido en más de una ocasión. Un incendio de fin de siglo XX acabó con la zona de hospedería, almacenes y museo. Fue reconstruida una parte. Tan sólo el arco de la entrada principal queda desde sus orígenes.

Es de estilo románico, en forma de pórtico, rematado con una cruz de piedra y adornada por dos columnas incrustadas al muro. Sus moradoras, las monjas, dedicadas a la oración, han sabido superar dificultades colaborando en la educación de muchas generaciones de niños y también en diversos oficios como la hostelería, encajes, confecciones, etc. En la actualidad reanudan su exclusiva dedicación secular cristiana.

Monasterios ParamoOrbigoEsla lista

Qué ver y qué hacer en Páramo, Órbigo, Esla