Turismo Castilla y León

Espacio Natural El Hayedo de La Pedrosa - Segovia

Comarca: Segovia Nordeste - Riaza y Duratón

Riofrío de Riaza

El Hayedo de La Pedrosa, Espacio Natural incluido en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León, está situado entre las localidades de Riofrío de Riaza (Segovia) Majaelrayo (Guadalajara) en la vertiente norte del Macizo de Ayllón, a una altura de 1.430 m, con una extensión de 87,175 Ha.

Junto a otros dos hayedos, el de Tejera Negra en la provincia de Guadalajara y el de Montejo de la Sierra en la provincia de Madrid, el hayedo de La Pedrosa, también denominado de La Quesera o de Riofrío de Riaza, es un ejemplo de lo que fue el vergel húmedo y boscoso del Sistema Central, más concretamente de la sierra de Ayllón.

Hayedo de la Pedrosa
Hayedo Riofrío de Riaza
Hayedo de la Pedrosa

Uno de los mayores atractivos de este paraje son sus Hayas, de corpulentas y voluminosas formas. Se observa como las ramas de estos árboles arrancan desde el mismo suelo, lo que se explica porque, durante años, los árboles fueron talados para alimentar de materia prima a una fábrica de sillas de haya que hasta mediados del siglo XX existió en el municipio de Riofrío de Riaza, brotando de aquellos tocones las ramas que hoy se ven.

A los pies del ramaje de esta reliquia botánica, entre helechos, musgos y líquenes, brotan las aguas del Río Riaza, que tras recorrer aproximadamente 100 km desemboca en el Río Duero, en la localidad burgalesa de Roa de Duero.

La variedad cromática del paisaje es sorprendente, puesto que al hábitat del propio hayedo se suman las pendientes desnudas de vegetación y tapizadas de cuarcita que separan a las hayas de los robles, que crecen en cotas más bajas del monte.

Hayedo de La Quesera
Hayedo Sierra de Ayllón
Hayedo de la Pedrosa

Hay que destacar que el haya es, normalmente, un árbol propio de regiones más septentrionales y húmedas, y el caso del hayedo de La Pedrosa es excepcional, ya que es uno de los hayedos más meridionales que existen en el mundo y el que crece más al sur de toda Europa.

A pesar de los grandes contrastes climáticos que debe soportar (veranos secos, pocos días de niebla y temperaturas invernales bajas), este bosque mantiene su esplendor y poco a poco se va regenerando y creciendo.

La mayoría de los ejemplares de hayas que pueblan el bosque son jóvenes, encontrando los más viejos en la zona más alta, abrupta e inaccesible del bosque. Acompañando al haya, encontramos ejemplares de Roble, Avellanos, Servales de cazador, Acebos, junto a los que hayamos matorrales de Brezo blanco, Arándanos o Fresas silvestres, entre otros.

ElHayedoPedrosa lista

Qué ver y qué hacer en Segovia Nordeste - Riaza y Duratón