Senderismo Duero - Esgueva

2.19_Quintanilladearriba_Plano

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 1,6 km
  2. Tiempo estimado: 30 min
  3. Punto de salida: Quintanilla de Arriba
  4. Ciclabilidad: No
  5. Dificultad: Baja
  6. Desnivel: 20 m
  7. Época recomendada: Todo el año

SENDERO BOTÁNICO EN QUINTANILLA DE ARRIBA - SENDERISMO VALLADOLID

Comarca: Duero - Esgueva

Quintanilla de Arriba

Quintanilla de Arriba tiene unos jubilados muy activos. Están unidos en la Asociación Cristo del Cabañón y son ellos los responsables de esta magnífica senda por la orilla del Duero, que han adecuado y señalizado gratis et amore.

Iniciamos la marcha en la calle del Río para ya no dejarle y caminar siempre a su vera, hacia arriba. A nuestra izquierda las aguas del Río Duero y a nuestra derecha vegetación plantada para hacer agradable y formativo el trayecto. También brotan las Fuentes de la Tía Petra y del Tío Basilio.

Llegamos a un talud que subimos por una rústica escalinata para llegar al pinar de Arriba. Ahora vamos justo por el borde, a unos 10-15 metros del río. Cualquier lugar es bueno para detenerse unos momentos y contemplar el lento y continuo discurrir de las aguas. Avanzamos pisando una agradable alfombra de tamuja y hojas de roble: ¡qué descansado y agradable es pasear por aquí! Las balconadas tienen barandillas de madera, perfectamente acordes con el paisaje.

Y siguen abundando las fuentes. En esta segunda parte de la ruta contabilizamos tres fuentes o manantiales más.

Llegamos a una zona donde el río se aleja y, en la parte más baja hay plantaciones de chopos. Aquí podemos darnos ya la vuelta por un camino que vemos en el pinar. Claro que también podríamos seguir por él hasta Pintia, cerca de Padilla -a unos 3 km- para ver los restos de la Necrópolis y Ciudad vaccea.

El paseo por el monte de pinos y robles también tiene su encanto, pues la paz y tranquilidad lo embargan todo.

Hemos descansado, sí, pero también hemos aprendido mucho, leyendo los distintos carteles indicadores al lado de las plantas autóctonas conforme progresábamos por la senda. Y también, con un poco de suerte, hemos avistado algún ánade real en el río, un pájaro carpintero en el pinar y diversos mosquiteros y petirrojos entre el arbolado del río y en el pinar (o barrenapinos, picagujeros o pájaros mosca, que así les llaman por aquí). Aunque si no se han dejado ver, seguro que se han dejado oír.

 
sendabotanica lista

Qué ver y qué hacer en Duero - Esgueva