Senderismo Castilla y León

send eresma camino natural map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 13,5 km
  2. Tiempo estimado: 4 h 30 min
  3. Punto de salida: Altos de la Piedad (Segovia)
  4. Ciclabilidad: 100 %
  5. Dificultad: Baja - Media
  6. Epoca recomendada: Todo el año
  7. Track

EL ERESMA. CAMINO NATURAL - SENDERISMO SEGOVIA

Segovia - Hontanares de Eresma

Ruta de senderismo con inicio en los Altos de la Piedad, área de descanso situada frente al complejo hospitalario de Segovia, en este punto encontraremos un crucero y los paneles informativos de la ruta.

Iniciaremos la marcha cruzando la calle de la Piedad por un paso de peatones, para llegar a un descampado utilizado como aparcamiento. El Camino rodea el circuito de motocross por un firme de zahorra perfectamente señalizado y delimitado, que no dejaremos hasta llegar a la margen del río.

Una vez pasado el circuito, un vallado a la derecha del sendero nos protegerá de un fuerte terraplén que, poco a poco, se va cubriendo por un bosquete de coníferas, principalmente arizónicas y pinos piñoneros. Una apertura en el vallado nos permitirá desviarnos, descendiendo entre los árboles, hasta el Mirador del Último Pino, con interesantes vistas del fondo del barranco y de la ciudad de Segovia, al otro lado, destacando la Catedral y el Alcázar, como ocurre durante todo el trayecto.

El Eresma - Camino Natural

Retomando el Camino, llegaremos hasta el Mirador del Alcázar, con amplias perspectivas hacia los valles del Eresma y del Clamores, desde donde observaremos de nuevo la parte histórica de Segovia y la zona de las lastras de Zamarramala y Las Lastrillas. En el valle del Eresma se encuentran el Santuario de la Fuencisla y los monasterios de El Parral y de San Vicente.

Asimismo, desde el mirador del Alcázar divisaremos los barrios de San Lorenzo y de San Marcos, con la carretera que sube hasta la Iglesia de la Vera Cruz, un templo románico del siglo XIII, declarado Monumento Nacional en 1919, cuyo origen está rodeado de misterio. De planta aparentemente circular (dodecagonal), su construcción fue atribuida primeramente a los Templarios, aunque posteriormente ha sido relacionada con los Caballeros del Santo Sepulcro.

Desde el mirador del Alcázar, descenderemos por unas escaleras de roca en fuerte pendiente, aunque también tendremos la alternativa de tomar un camino que desciende con más suavidad junto a una repoblación de pinos. Toda la zona está amparada por el Plan Especial de Protección del Paisaje del Valle de Clamores-Pinarillo, que evita que pueda ser construida. Antes de bajar un tramo de escaleras (más tendidas y en mampostería) que nos lleva hasta el Río Eresma, un panel informativo nos explicará los detalles de las vistas desde este punto.

Ya junto al Río Eresma, otro cartel al lado del Puente de San Lázaro nos informará de las distancias a los distintos puntos de interés a los que ir desde aquí. Junto al cercano Santuario de Nuestra Señora de la Fuencisla hay una extensa área de descanso y, cruzando el puente, se encuentra el arco de San Lázaro o de la Fuencisla, que servía de entrada a la ciudad.

Sin cruzar el río, el Camino transcurre por su margen izquierda, entre cortados que sirven de morada a distintas especies de aves, a la izquierda, y un típico bosque de galería a mano derecha: chopos, zarzas y algunos sauces. Los bancos de piedra a los lados del sendero nos invitarán a sentarnos y escuchar los sonidos del río.

Tras cruzar el Eresma por un puente peatonal, será necesario extremar la precaución, ya que se camina por tramos de circulación compartida con vehículos y el trayecto transcurre paralelo a la carretera. Después de llegar al área de descanso de La Pilarcita, junto a la ermita del mismo nombre, cruzaremos con mucho cuidado la carretera, dejando atrás el polígono industrial para internarnos en un camino rural.

A partir de aquí, el Camino transcurre entre zonas de pastos y cultivos, pasaremos junto a una ganadería y un centro de equitación, frente al que se encuentra el área del descanso del Zorroclin. El paisaje de cultivos en este tramo se ve interrumpido por un pequeño pinar y por choperas en los lugares en los que el camino se aproxima al río Eresma o por algún afloramiento rocoso.

Posteriormente, un panel informativo nos advierte del desvío de la ruta hacia un camino público sin acondicionar que tomaremos para completar el Camino Natural. Esta alternativa asciende con moderada pero continua pendiente entre zonas de cultivos, con el encinar protegido de Lobones a la izquierda, ya en el término municipal de Valverde del Majano. Pasada una solitaria encina, el camino se desdibuja y tendremos que transitar por los bordes de algunos terrenos cultivados, volviendo a aparecer unos 300 metros después.

De nuevo visible, el recorrido continúa a través de caminos públicos no acondicionados (actualmente han sido cortados indebidamente, estando prevista su apertura a corto plazo) que llevan al interior del encinar de Lobones, descendiendo suavemente entre las encinas.

Desde las puertas del caserío, volveremos a tomar el Camino Natural ya acondicionado y señalizado, que transcurre durante unos metros en paralelo a la plataforma del antiguo ferrocarril de Medina del Campo a Segovia, de la que aún se pueden observar algunos hitos, así como el puente que salva el Arroyo de Valdelobones.

A partir de aquí, la presencia de chopos se hace más constante debido a que el Camino se vuelve a acercar al río; a mano derecha, los cortados en la roca sirven de refugio para los cuervos. Ya en las cercanías del pueblo de Hontanares de Eresma, cruzaremos la carretera SG-V-3122 por un paso de peatones junto a un potro de herrar. Desde este mismo punto, podremos acceder al pueblo por una calle.

Tras cruzar la carretera, se encuentra el área de descanso del Parque de Hontanares. Dejándola atrás, rodearemos unas instalaciones deportivas y continuaremos entre cultivos hasta llegar al área de descanso de la estación de Hontanares, punto final del Camino, donde un cartel informa sobre la antigua línea de ferrocarril.

Aunque el Camino Natural finaliza en esta área de descanso, merece la pena caminar unos cuantos metros más para visitar los restos de la antigua estación, de la que se conservan el apeadero e incluso el cambio de agujas, escondido entre la vegetación.

Información: Caminos Naturales

eleresmacaminonatural lista

Qué ver y qué hacer en Segovia Oeste - Campiña Segoviana