Turismo Castilla y León

Siguiendo la ruta del Pisuerga - Palencia

Astudillo - San Cebrián de Buena Madre - Valbuena de Pisuerga - Quintana del Puente - Herrera de Valdecañas - Cordovilla la Real - Torquemada - Villamediana - Valdeolmillos...

El Cerrato Palentino es un territorio ondulado, coronado por varios cerros, de los que lógicamente recibe el nombre. Es una extensa comarca con más de 1700 km2 situada al sur de Palencia.

El Río Pisuerga, sus afluentes y arroyos, aportan frescor y verdor con su vegetación ribereña. En esta zona dominan los tonos ocres, dejándose ver, de vez en cuando entre ellos, los verdes de pinos, encinas y carrascas.

Entre los cerros y los cultivos de cereal que dominan la línea del páramo, destacan las poblaciones que te proponemos visites a lo largo de diferentes rutas. Cerrato Interior, La Puerta del Cerrato y La Ribera del Pisuerga.

Ruta por la Ribera del Pisuerga
Panorámica de Astudillo
Arco de San Martín - Astudillo

En esta ruta por la ribera del Pisuerga proponemos al viajero conocer el Norte del Cerrato. Iniciamos nuestro viaje en Astudillo, donde podremos disfrutar de un rico Conjunto Histórico Artístico.

De su pasado amurallado quedan en pié el Arco de San Martín y los restos del Castillo de la Mota. Podremos visitar el Monasterio de Santa Clara asentado en parte sobre lo que fuera Palacio del rey Pedro I, donde hoy se encuentra instalado un interesante Museo.

Además dentro de la localidad se conservan las Iglesias de Santa María, la de San Pedro y la de Santa Eugenia, convertida esta última en gran museo local en el cual se expone parte del patrimonio de los citados templos. Además son muy interesantes la Ermita de la Cruz, donde se guardan los pasos de Semana Santa y la Ermita de Torre Marte.

Convento de Santa Clara - Astudillo
Ermita de Torre Marte - Astudillo
Iglesia de San Martín de Tours - Valbuena de Pisuerga

No debes dejar de pasear por calles con casas blasonadas, subir hacia la zona de la Mota y ver alguna bodega. Además la localidad cuenta con una amplia red de galerías subterráneas bajo el casco urbano.

Desde Astudillo nos dirigimos hacia San Cebrián de Buena Madre, donde podremos ver el exterior del Palacio de los Mújica, de propiedad privada y la Iglesia de Santa Juliana. Seguiremos nuestro camino cruzando la localidad de Valvuena de Pisuerga donde podremos ver la Iglesia de San Martín de Tours.

Desde este punto podremos continuar tras cruzar el río Arlanza en dirección a Quintana del Puente, donde podremos ver la Iglesia de San Esteban y desde allí a Herrera de Valdecañas, donde merece una atenta y reposada visita la románica Iglesia de Santa Cecilia construida en el siglo XIII con reformas de los siglos XV y XVI.

Puente sobre el Pisuerga - Quintana del Puente
Portada Iglesia de San Esteban - Quintana del Puente
Iglesia de Santa Cecilia - Herrera de Valdecañas

Desde aquí tomaremos camino hacia Cordovilla la Real, población que se asienta en una zona llana, destacando entre el caserío la renacentista Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Esta población posee dos Rollos de Justicia, uno de ellos declarado Bien de Interés Cultural.

Desde Cordovilla nos tomaremos camino hacia Torquemada, tras cruzar el amplio rio Pisuerga por un puente de finales del siglo XVI que consta de 19 ojos.

Otro puente medieval sobre el Rio Pisuerga, al que ya se han sumado las aguas del Arlanza nos da entrada Torquemada, donde sobre el caserío local destaca la gran mole de la Iglesia de Santa Eulalia. Este gran templo conserva restos del primitivo del s. XIV sobre el que se asienta.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción - Cordovilla la Real
Rollo de Justicia - Cordovilla la Real.
Puente de Torquemada

Muy interesante es la románica Ermita de Santa Cruz ubicada junto en el cementerio. Pero más importante si cabe es la Ermita de Valdesalce sita en el valle del mismo nombre donde son tradicionales y populosas las romerías del 25 de abril, San Marcos y el 21 de septiembre San Mateo, con la popular procesión de la Virgen de Valdesalce que aglutina a miles de romeros.

Tras salir de Torquemada nos dirigimos hacia Villamediana, que conserva parte de su trazado medieval amurallado, del que destaca la Ermita-Humilladero de la Esclavina. Con aspecto entre catedral y fortaleza nos recibe la gran Iglesia de Santa Columba iniciada en el siglo XII y con construcciones de los siglos XIII, XIV y XVI, guardando valiosas obras de arte en su interior.

Ermita de Santa Cruz - Torquemada
Iglesia de Santa Columba - Villamediana
Iglesia de San Juan Bautista - Valdeolmillos

Desde aquí iremos hacia Valdeolmillos, donde en un alto dominando el caserío se alza la Iglesia de San Juan Bautista iniciada en estilo románico en el siglo XII, pero con reformas posteriores de los siglos XV y XVII.

Tras pasar por Villalobón que posee una interesante iglesia con retablo mayor renacentista, llegaremos a Palencia capital.

Ruta ribera pisuerga mini

Qué ver y qué hacer en Cerrato Palentino