Título de página

[pagetitle /]

Bajada del Ángel - Peñafiel

Peñafiel - Valladolid

16/04/2017

"La bajada del Ángel" escenifica el instante en que un ángel desciende de los cielos para revelar a la Virgen María la Resurrección de su hijo Jesucristo.

En la mañana, el repique de campanas y lanzamiento de cohetes anuncia la salida de la procesión de la iglesia de Santa María; la imagen (del siglo XVII y autor anónimo) de la Virgen (que va precedida por una cruz de plata del siglo XVI), y que va cubierta por un manto negro (símbolo de luto por la muerte del Hijo), es portada a andas y acompañada por Autoridades, Mayordomos de las Hermandades de la Semana Santa, banda municipal de música (interpretando marchas procesionales de carácter solemne) y público en general.

La comitiva se dirige a la plaza del Coso (lugar emblemático del municipio, donde se celebran en agosto los festejos taurinos, y, antaño, justas medievales), donde espera numerosísimo público; una vez allí, la Virgen es dejada entre dos torreones separados (levantados expresamente para el acto, y engalanados con banderas nacionales) que están conectados entre sí mediante un juego de poleas. En uno de ellos (la altura de los mismos es de más de cinco metros) hay un enorme globo (oculto mediante unas cortinas) que, por el aludido mecanismo, se puede mover hasta quedar perpendicular sobre la talla de la Virgen.

La colocación de la Virgen en el lugar adecuado se hace con el acompañamiento musical de la coral de Peñafiel. A continuación, el mencionado globo es descubierto, el público presente guarda respetuoso silencio, y por el citado mecanismo la enorme esfera empieza a trasladarse hasta quedar por encima y en perpendicular sobre el lugar donde se dejó la Virgen, deteniéndose en dicho punto; entonces, el globo se abre en dos mitades dejando a la vista a un "ángel" (un niño), que, por el citado sistema mecánico va bajando ("viene del cielo") hasta la Virgen (para revelarla la Buena Nueva de la Resurrección), quita (símbolo de la Resurrección del Hijo) el manto negro y suelta dos palomas (símbolo del Espíritu Santo) mientras vuelve revoloteando ("regresa al cielo") al globo.

En el citado momento de quitar el negro manto suena el himno nacional, el público aplaude y suenan las campanas, se disparan cohetes y la coral canta el "Aleluya".

Fechas: Domingo de Resurrección - Más información: La Bajada del Ángel