Turismo Valladolid Capital

Modernismo en la ciudad de Valladolid

Comarca: Valladolid y Alfoz

Valladolid Capital

El Pasaje Gutiérrez de la ciudad de Valladolid, es una construcción de 1885-86, singular ejemplo vallisoletano de las galerías cubiertas que tanto proliferaron en Europa fruto del despertar económico y auge comercial del siglo XIX.

Tras la revolución industrial del siglo XIX surgen en París los primeros pasajes o galerías cubiertas, como largos pasadizos que servían de comunicación a las calles más concurridas, destinados a ampliar el espacio para el comercio, con la apertura de diversas tiendas.

Pasaje Gutiérrez Valladolid

Dicha iniciativa que encuentra pronto eco en numerosas ciudades europeas como Hamburgo, Bruselas y Milán, de la que en España, aunque en menor medida tenemos algunos ejemplos. El Pasaje Gutiérrez vallisoletano, se contruye a instancia de Gutiérrez, rico capitalista que encarga el proyecto a J. Ortiz de Urbina, éste traza los planos uniendo las calles Fray Luis de León y Castelar.

De ambas calles parten dos naves que convergen formando ángulo obtuso, en una rotonda central. A fin de salvar el desnivel existente entre las calles, se construye con dos alturas, unidas por una escalera con balaustrada y zócalo de azulejos.

El primer piso está formado por huecos para los escaparates con antepechos de hierro, separados por pilastras, que rematadas con capiteles de decoración vegetal, se prolongan en el segundo piso, destinado a viviendas.

Las cubiertas del pasaje constituyen un sistema independiente de las del resto del edificio. La estructura que las soporta es de madera salvo la cubierta de la rotonda central, realizada en hierro y teja de vidrio.

Los techos se adornan con pinturas obra de D. Salvador Seijas, representativas de las bellas artes, la industria, la agricultura y el comercio; además el pasaje lleva importante ornamentación de estucos y motivos vegetales.

Completan la decoración, las esculturas de la rotonda; el Mercurio, copia del de Juan de Bolonia situado en el centro y las cuatro estaciones en los ángulos. Un balconcillo que mira a la C/ Castelar acoge una escultura de dos niños portando un reloj, de origen francés a tenor de la inscripción que lleva en el pedestal.

Las fachadas exteriores, se configuran de forma diferente, mientras que la de Fray Luis de León, se resuelve con revoco y decoración con molduras de mortero de cal, la fachada de Castelar se contruye en ladrillo, si bien ambas coinciden en la utilización de antepechos de hierro forjado para los balcones.

Las puertas de ingreso son de rejería, de distinta composición llevan las fechas de su construcción 1885-86 y la inscripción Pasaje Gutiérrez.

Declarado Bien de Interés Cultural el 10/12/1998

Dirección General de Patrimonio Cultural

Pasaje gutierrez valladolid mini

Qué ver y qué hacer en Valladolid y Alfoz