Turismo Castilla y León

Qué ver en Valderas

Comarca: Sureste Leonés

Valderas

La localidad de Valderas, se encuentra situada en el sureste de la provincia de León, en la comarca de ‘Tierra de Campos’.

Ubicada en una situación estratégica sobre una elevación en la margen izquierda del río Cea, la villa se convierte en lugar defensivo en el siglo XII época de la que se conservan restos del fortín de Altafría, y de la muralla que partiendo del fortín descendía por la actual calle de los Alcáceres hasta el arco de las Arrejas, cuya puerta daba acceso al recinto y corría después por el Paseo Viejo y la calle ancha, hasta llegar a la puerta de San Isidro.

Un paseo por Valderas
Qué ver en Valderas

Valderas posee un casco histórico perfectamente diferenciado, la villa a lo largo del siglo XX, crece en los terrenos llanos al sur del núcleo y en consecuencia, la estructura del tejido urbano conserva las mismas características de la estructura urbana de los siglos XV al XVIII; no así las características arquitectónicas que han sido bastante transformadas en algunas zonas.

Una de las singularidades de este conjunto, es la importancia de los espacios públicos; son espacios concatenados como la Plaza del Ganado, la de San Juan, la de José Antonio y la de Ramón, y Cajal, y la Plaza Mayor o del Azoque, situada más la norte, plaza porticada de carácter medieval donde se encuentra el antiguo consistorio, de estilo herreriano.

Cerca del antiguo seminario, y con funciones de acceso al conjunto histórico, encontramos la plaza el Moderno. Asimismo hay que recordar la importancia histórico-cultural que tuvo la Sinagoga judía asentada sobre el solar de la Plazoleta de la Cruz, al noroeste del pueblo. Fue en su momento el centro de una pujante comunidad.

Otra de las singularidades del conjunto es la trama urbana del casco, compacta y organizada en grandes manzanas cerradas que dejan en su interior amplios espacios para corrales. Las calles son estrechas y abundan los tramos porticados.

El tipo edificatorio dominante es la casa de labranza propia de Tierra de Campos, de una o dos plantas, construida básicamente con adobe o tapial aunque en ocasiones combinan el adobe con entramados de madera.

Bajo estas construcciones se encuentran las bodegas, a gran profundidad, que están cubiertas por bóvedas de cañón formadas por sillares de piedra. Tanto sus dimensiones como la enorme extensión de subsuelo que ocupan, hacen de ellas un elemento insólito, y por tanto, de gran valor.

Quizá, lo más llamativo de la villa, sea la extraordinaria profusión de casas nobiliarias de los siglos XVI al XX, de gran valor arquitectónico, que salpican todo el casco histórico y realzan los espacios públicos más característicos de Tierra de Campos: ‘las plazas porticadas’.

Valderas es una de las villas más señoriales de Tierra de Campos, como lo prueba su arquitectura urbana cuajada de edificios con fachadas blasonadas de piedra o ladrillo, construidos entre los siglos XVI al XIX, verdaderas joyas de la vida rural.

Merece destacar el Palacio de los Marqueses de Janillo, edificio del siglo XVIII que se organiza alrededor de un amplio patio con claustro en el interior y que posee una magnífica portada con columnas de granito; su fachada está decorada con la cruz de Santiago y posee balcones de reja forjada. O la Casa de Alvar Pérez de Osorio, identificable por el curioso balcón de su esquina.

Otros edificios de interés singular, son el Antiguo Consistorio de estilo herreriano, el Seminario edificio de grandes dimensiones construido en el siglo XVIII y la Iglesia de Santa María del Azogue adosada al primitivo Alcázar y claro ejemplo de superposición de estilos arquitectónicos.

También son de interés la Iglesia del Socorro, también llamada de San Claudio que fuera capilla del desaparecido Convento de las Carmelitas, la Iglesia de San Juan y los Arco de Santiago y de Arrejas, Arco del Puente que salva el río Cea, construido en piedra de sillería en el siglo XVIII. Y la Plaza de Toros excavada en el suelo.

Como edificios de interés tipológico, representativos de la arquitectura característica del núcleo, podríamos destacar las casas soportaladas en la Plaza de Ramón y Cajal, así como viviendas realizadas en ladrillo de tejar con alero de madera y viviendas  realizadas en adobe y enfoscadas características de la arquitectura popular.

Además la villa conserva edificios cuyo relevante interés les ha hecho merecedores de su declaración como Bien de Interés Cultural, como los restos del Castillo de Altafría. Su torreón fue construido en tiempos de Fernando II (s.XII) para proteger la línea del Cea de la ambición del rey castellano.

Situado en lo alto del cerro, recibe el nombre de éste, Altafría, y de él se conservan dos torreones y algunos lienzos de sus muros. Este no fue el único castillo que se levantó en Valderas. Existen datos que se refieren a otro castillo anterior que estaría ubicado en el lugar que hoy ocupa la iglesia de Santa María.

un paseo valderas mini

Qué ver y qué hacer en Sureste Leonés