Turismo Castilla y León

Qué ver en Riolago de Babia

Comarca: Cuatro Valles - Cantábrica Leonesa

Riolago

Antaño conocido como ‘Río del Lago’, el pueblo de Riolago, situada el término municipal de San Emiliano, se encuentra a 1,240 metros de altitud, al pie de la cordillera que separa Babia de Omaña.

Riolago es uno de los pueblos más monumentales de Babia. En 1995 la plaza y su entorno, fueron declarados Conjunto Histórico Artístico, destaca por su arquitectura nobiliaria, por sus casas de piedra, por sus iglesias, sus fuentes y por el estado de conservación de todo el conjunto.

El Palacio de la familia Quiñones, levantado en el siglo XVI, es sin duda el elemento central que define el conjunto, a partir de él se estructuran una serie construcciones populares, inestimable documento sobre los usos y modos de vida del pasado.

Las primitivas características de la fábrica del palacio: Muralla, portada con el conjunto heráldico, y traza de la puerta de ingreso, permiten definirlo como uno de los conjuntos de arquitectura civil más relevantes de la provincia de León. Consta de residencia con torre, ahora cuadrada, una pequeña capilla y las caballerizas.

Palacio de los Quiñones
Escudo de los Quiñones
Palacio de los Quiñones

El edificio ha sufrido diversas reformas, en su última restauración promovida por Fernando Geijo, vecino de la localidad que adquirió la propiedad, se cuidaron todos los detalles. Destaca una rejería, que según cuentan, se mandó forjar en la herrería de Compludo. Actualmente es propiedad de la Junta de Castilla y León y en su interior alberga la Casa del Parque de Babia y Luna.

La Casa del Parque presenta al visitante los valores de este Espacio Natural Protegido. Varios paneles informativos aportan datos sobre algunos de los recursos naturales y culturales del territorio, y un audiovisual refleja las formas de vida vinculadas a la trashumancia.

Escudo de los Quiñones
Casa del Escribano
Escudo - Casa del Escribano

Un claro ejemplo de la casa tradicional babiana es La Casa del Escribano, del año 1619. Se trata de una gran casona de planta rectangular, distribuida alrededor de un patio central. Destaca la pequeña capilla adosada al edificio principal. Antaño en ruinas, ha sido reconstruida según la tipología local.

Otro elemento característico de Riolago es la Arquitectura tradicional de montaña. Casas de piedra con ventanas pequeñas y cubiertas de pizarra. En sus calles todavía se muestran algunos balcones enrejados, ventajas ojivales y numerosos detalles que recuerdan el pasado señorial de este mayorazgo.

La mayoría tienen un patio interior, alrededor del cual se distribuían las distintas estancias de la vivienda, las cuadras, los pajares y todo lo necesario para el desarrollo de las labores agrarias.

De la arquitectura religiosa destacan la Iglesia parroquial, consagrada a San Salvador, y su retablo, y la Ermita del Cristo de la Puente donde se conserva una imagen que llaman la Virgen de la Leche y un Cristo con los brazos desprendidos de la cruz. El frontal del altar mayor es un valioso mosaico de cerámica que data de 1676.

Iglesia de Riolago de Babia

Otra de las riquezas que atesora Riolago, son sus parajes naturales, destaca el Lago Tchao, que da nombre al pueblo. Se trata de un glaciar que fue erosionando el valle sobre el que ahora se asienta una laguna. Con un nivel casi permanente, alberga una interesante comunidad de plantas acuáticas y una turbera. En sus orillas no será difícil ver ranas de montaña o algún tritón.

En el ascenso hacia el lago se observan dos cascadas: la ‘Cascada de Fervienza’ y la ‘Cascada de San Bartolo.

Iglesia de Riolago de Babia
Ermita del Cristo de la Puente

Cuenta la leyenda que antiguamente se asentaba en estos parajes la ‘Ermita de San Bartolo’ cuyo santo era transportado por los jóvenes del pueblo desde la ermita hacia la Iglesia parroquial de Riolago todos los inviernos.

Un día el párroco que se dirigía hacia la ermita falleció despeñándose en el camino a la altura de la ‘Cascada de Fervienza’ y por eso desde entonces todo aquel que pase por allí reza un padre nuestro y realiza un nudo en una escoba con las propias ramas de la planta, para así evitar la mala suerte.

Información: Ayto. San Emiliano

un paseo riolago mini

Qué ver y qué hacer en Cuatro Valles - Cantábrica Leonesa