Turismo Castilla y León

Torreón de Fernán González - Covarrubias

Comarca: Arlanza

Covarrubias

La Torre de Doña Urraca también conocida como Torreón de Fernán González, se encuentra en el borde del casco antiguo de Covarrubias, a orillas del río Arlanza, antaño foso protector natural. Se considera que es una construcción de época prerrománica, del siglo X, coetánea de la torre de Noviercas en la provincia de Soria.

Se trata de una fortificación erigida como defensa del valle del Arlanza por el conde Fernán González o bien por el conde García Fernández. Popularmente se denomina ‘torre de doña Urraca’, sin fundamento suficientemente explicado.

Torre de Doña Urraca Covarrubias
Torreón de Fernán González Covarrubias

Está documentado que en el año 972 el monasterio de San Pedro de Valeránica vendió Covarrubias al conde García Fernández, quien hizo de este lugar cabeza de un rico infantado el año 978 como abadía secular.

El abad residía en el palacio protegido por la muralla de la torre, que era dominio abacial. Aunque la torre sea de tiempos prerrománicos o de repoblación fue transformado con el paso del tiempo. Está documentado que a fines del siglo XIV se realizó un gran dispendio, más de mil florines de oro, en restaurar el palacio y torre abacial.

Varias obras se mencionan en 1474, 1521 y otras fechas. Además, en el siglo XVIII se produjo un incendio en el vecino palacio abacial, que afectó a la torre. En el siglo XIX ya se había quitado el remate de almenas que tendría, sustituido por tejado, como se refleja en grabados decimonónicos.

La torre tiene cierta irregularidad, pues la planta es más ancha en la base, y disminuye en altura, como consecuencia de la fábrica con muros en talud. La planta es un rectángulo que mide, a nivel del suelo, 10 por 14 metros; y en la parte alta mide 7 ́50 por 11 metros.

Su altura alcanza los veintidós metros, con un grosor variado en torno a los tres metros. El exterior es muy sobrio, a lo que contribuye la escasez de vanos y el empleo de sillarejo y parte de sillería. El interior está dividido, en altura, en dos partes mediante una bóveda, aunque cada una de ellas se fragmenta a su vez en dos plantas más por techumbres de madera.

El acceso desde el exterior se hace mediante una escalera, originalmente de madera, después en piedra, que por fuera se alza hasta casi la mitad de la altura de la torre. Desde ahí se entra a una cámara, en cuyo suelo hay una trampilla de madera para acceder a la cámara inferior, utilizada como almacén o refugio. A las plantas superiores se llega por una escalera alojada dentro del muro.

Visita Torreón de Fernán González

Declarado Bien de Interés Cultural el 03/06/1931

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: S. Andrés Ordax

torreon fernan gonzalez covarrubias mini

Qué ver y qué hacer en Arlanza