Turismo Castilla y León

El Románico de la Sierra

Comarca: Sierra de la Demanda

Riocavado de la Sierra - Vizcaínos - Jaramillo de la Fuente - Tolbaños de Abajo - Pineda de la Sierra - San Millán de Lara - Barbadillo de Herreros - Lara de los Infantes

Esta ruta por el Románico de la Sierra de la Demanda nos acerca a un proceso histórico-artístico que ocupó los siglos X, XI y XII. Época en la que surge la denominada 'Escuela de la Sierra' un particular estilo que, en esencia, es una interpretación local de las formas románicas.

El territorio de la sierra burgalesa de la Demanda contiene en sus pequeñas localidades un importante número de edificios de época tardoantigua, numerosos templos construidos bajo los cánones de un románico incipiente y obras creadas ya en el románico pleno.

Iglesia de Riocavado de la Sierra
Iglesia de Riocavado de la Sierra
Iglesia de Riocavado de la Sierra

Será durante este periplo artístico donde surjan talleres propios del entorno serrano cuyo trabajo se traduce, a nivel arquitectónico y escultórico, en una serie de particularidades.

A mediados del siglo XI aparecen las primeras manifestaciones de la escuela de la Sierra, al calor de los grandes monasterios de la comarca. Concretamente Santo Domingo de Silos que tuvo notables influencias sobre ella gracias al denominado ‘expresivo culto’.

Su repercusión, lógica por su amplio desarrollo por la provincia de Burgos, queda patente en ciertos aspectos de la arquitectura como las galerías porticadas o las torres y sobre todo en la escultura monumental. En ocasiones los encargados de finalizar los templos de los talleres serranos se vinculan a Santo Domingo.

Iglesia de Vizcaínos
Iglesia de Vizcaínos
Iglesia de Vizcaínos

El siglo XII fue testigo del comienzo de la desaparición de la escuela de la Sierra. Este proceso se debió a la preponderancia del cuarto maestro del claustro bajo del monasterio silense.

Los artífices serranos dominaban la construcción, reflejando ciertas carencias a nivel ornamental. Sus templos eran pequeños, en consonancia con las comunidades para las que se construían. Actualmente muchos de ellos han sufrido sucesivas intervenciones, sin embargo, aún podemos delimitar sus esquemas constructivos.

Encontramos edificios de una sola nave, de planta salón o templos de tres naves, en piedra, con muros de mampostería y sillería. Esta dualidad tipológica se repite en las cabeceras de las iglesias. Observamos ábsides rectos o formados por un presbiterio y una sección semicircular.

Iglesia de Jaramillo de la Fuente
Iglesia de Jaramillo de la Fuente
Iglesia de Jaramillo de la Fuente

En cuanto a la escultura, integrada en la arquitectura, se antoja, sencilla, tosca y repleta de belleza. Su origen inmediato pudo ser la escultura de los centros monásticos de la zona. En ella nada se concibe al azar ya que lo que hoy puede parecer simple decoración y técnica, en su origen se creó con una finalidad didáctica, simbólica y transcendental.

Las cuadrillas de escultores trabajaban diferentes temáticas con diferentes calidades técnicas. Delimitaban el espacio con distinto acierto. Dominaban con mayor o menor precisión aspectos como la labra, la simetría o la adaptación al marco, de la que dependía el grado de naturalismo de las composiciones.

Las muestras de la escuela de la Sierra no presentan la misma calidad que las representaciones del foco silense. Pese a ello, algunos escultores serranos eran diestros técnicamente y creaban obras expresivas debido a su control espacial.

Iglesia de Tolbaños de Abajo
Iglesia de Tolbaños de Abajo
Iglesia de Tolbaños de Abajo

A continuación repasaremos una serie de templos propios del románico de la escuela de la Sierra.

Riocavado de la Sierra Localidad donde nace el Arlanzón, uno de los principales ríos de la provincia de Burgos. El templo parroquial, de adoración a Santa Coloma, es vital para el románico serrano por ser el que data la cronología de esta escuela en el año 1114.

En su construcción destacas la cabecera del templo y su torre, ambas románicas. De la primera llama la atención su disposición y la sucesión de arcos ciegos apuntados. La torre presenta una planta cuadrada con relieves ajedrezados en algunas de sus plantas. En cuanto a la escuela monumental destacan las diferentes escenas que adornan los capiteles.

Iglesia de Pineda de la Sierra
Iglesia de Pineda de la Sierra
Iglesia de Pineda de la Sierra

Vizcaínos de la Sierra La iglesia de San Martín de Tours se construyó sobre una fábrica del siglo IX. Esto hizo que necesitase varias intervenciones en siglos posteriores. Su galería porticada es la más sencilla de todas las que existen en la comarca de la Sierra de la Demanda. Tiene además la peculiaridad de estar descentrada respecto de la portada.

Se accede al interior del templo desde su hastial sur, reflejando los gustos más extendidos de la escuela de la Sierra. Su torre, sin embargo, responde a los artistas de Silos. El cuerpo bajo se cubre con bóveda de medio cañón, aportando firmeza a la composición, mientras que en la parte superior se abren dos vanos ajimezados.

Jaramillo de la fuente Con una tipología de tradición silense, se presenta la torre con planta cuadrangular cubierta con bóveda de medio cañón. Le hace compañía la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, uno de los ejemplos más característicos de la escuela de la Sierra.

Iglesia de San Millán de Lara
Iglesia de San Millán de Lara
Iglesia de San Millán de Lara

Su galería tiene siete arcadas de medio punto sobre columnas pareadas, que vuelve a conectar con el románico silense. Un amplio repertorio iconográfico deleita en los capiteles, representando personas, animales fantásticos y personajes de la realeza.

Tolbaños de Abajo Esta pequeña localidad, próxima a Tolbaños de Arriba, presenta la iglesia de San Quirico y Santa Julita, madre e hijo martirizados en época romana. Su tipología en planta es claro ejemplo de su vinculación con la escuela de la Sierra. También su ábside y su torre.

Pineda de la Sierra Una de las galerías porticadas más relevantes de la zona es la de la iglesia de San Esteban Protomártir. El conjunto concluye con una cornisa ornamentada con canecillos.

Ermita de Barbadillo de Herreros
Ermita de Barbadillo de Herreros
Iglesia de Lara de los Infantes

La peculiaridad de este templo es que intervino un taller con influencia del segundo nivel del claustro del Monasterio de Silos. Con un ábside que se conserva casi inalterable, el templo se distribuye en cinco paños y tres ventanas abocinadas. Al este y al oeste se abren sendos arcos.

San Millán de Lara En este caso, la iglesia parroquial está vinculada a un santo eremita y es de origen monástico. Comienza su construcción en un edificio pequeño de una única nave. Un siglo después, se construye la actual fábrica de tres naves. La portada oeste ve concluidas sus obras en el año 1165.

La construcción de la torre en el muro norte, sobre el antiguo eremitorio, se construye en varias fases, mostrando así los dos estilos que venimos comentando hasta ahora: la escuela de la Sierra y la técnica de la escuela de silos, con artistas de mayor precisión técnica.

Iglesia de Lara de los Infantes
Iglesia de Lara de los Infantes
Iglesia de Lara de los Infantes

Barbadillo de Herreros Entre la espesura del bosque se localiza la ermita de San Cosme y San Damián. En esta construcción destaca su cabecera, que sigue la tipología románica y se divide en tres paños. Sobre ella coronan sencillos capiteles.

Al sur localizamos un arco de medio punto doble sobre jambas y pequeñas columnas. Su escultura es un vínculo directo con el primer grupo que formó el taller de la Sierra.

Lara de los Infantes Donde antes había dos antiguos templos románicos, hoy se levanta la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora. Es un buen ejemplo de las alteraciones que sufrió la arquitectura serrana por la mano de artistas de escuelas posteriores. El ábside es el único resto del templo original que se conserva hoy en día.

Destaca su portada occidental, formada por arquivoltas con capiteles propios de la escuela de Silos, posiblemente de un grupo de discípulos de los escultores que trabajaron en el monasterio. En el templo también intervinieron escultores de la escuela de la Sierra, como demuestran las señales que dejaron en varios capiteles.

Información: Agalsa Sierra de la Demanda

ruta romanico sierra mini

Qué ver y qué hacer en Sierra de la Demanda