Turismo Castilla y León

Paisajes esculpidos por el Ebro - Burgos

Comarca: Desfiladeros del Ebro

Miranda de Ebro - Orón - Bugedo de Candepajares - Ameyugo - Pancorbo - Santa María Ribarredonda - Encío - Santa Gadea del Cid - Villanueva Soportilla

Distancia Total: 60 Km

Miranda de Ebro es la segunda ciudad más importante de la Provincia de Burgos después de la capital. El Puente de Carlos III, levantado en 1777 sobre el anterior medieval, el Ayuntamiento y las Iglesias de San Juan, Santa María de Altamira y San Nicolás con su ábside románico, son los máximos exponentes del patrimonio artístico que conserva Miranda de Ebro a lo largo de sus dos personalísimos barrios separados por el río: Allende y Aquende.

Salimos de Miranda de Ebro con dirección a Orón. El caserío de este pueblo, que ya aparece citado en los primeros años de la reconquista cristiana, se distribuye formando un singular anfiteatro en torno a un gran espacio público. En uno de los vértices de esta amplia plaza se alza la Iglesia parroquial de San Esteban Protomártir.

Plaza de España - Miranda de Ebro
Punte de Carlos III - Miranda de Ebro
Iglesia de Santa María - Miranda de Ebro

Seguimos por la carretera que acompaña al Río Oroncillo y que se abre a un magnífico paisaje en el que contrastan los escarpados relieves de los Obarenes con la amplitud de unas tierras que ya pertenecen a la gran depresión del Ebro, para llegar a Bujedo de Candepajares.

Próximo al pueblo y protegido por las laderas boscosas del monte Foncea se localiza el antiguo Monasterio premonstratense de Santa María. De este cenobio fundado en 1168, bajo el patrocinio de Alfonso VIII, se conservan los tres ábsides románicos de la cabecera de la iglesia.

Retornamos a la carretera Nacional I para visitar Ameyugo, donde se puede contemplar el Torreón de los Guevara y el cercano Monumento al Pastor.

Iglesia de Orón
Monasterio de Bujedo
Monumento al Pastor - Ameyugo

Para continuar el recorrido, es obligado internarse en el Desfiladero de Pancorbo, la espectacular garganta abierta por las aguas del modesto Oroncillo en las apretadas calizas de los Montes Obarenes.

La carretera discurre por encima de la antigua e importante calzada romana que comunicaba el sur de la Galia con el noroeste de Hispania. Al salir de la casi perpetua sombra de la garganta los viajeros pueden reconfortarse en la venerada Ermita semirrupestre de Nuestra Señora del Camino.

Hay que entrar en Pancorbo por la calle Mayor. En ella se localizan varias casonas blasonadas entre las que destaca la Casa renacentista de Colón. Al final del alargado caserío, claro ejemplo de pueblo-camino, se alza la Iglesia de Santiago.

Desfiladero de Pancorbo
Iglesia de Santiago - Pancorbo
Iglesia de Santa María Ribarredonda

Posteriormente visitaremos Santa María Ribarredonda con su gran iglesia de planta de salón con interesante retablo barroco del siglo XVII.

Atravesamos de nuevo el desfiladero de Pancorbo siguiendo el sabio trazado de los más viejos caminos que atraviesan esta auténtica barrera caliza. Antes de llegar a Ameyugo tomamos la carretera BU-525 con dirección a Bilbao para llegar a Encío, pueblo que aparece encaramado, junto a su pequeña iglesia románica, en una pronunciada colina desde la que se domina una buena extensión de la Ribera del Ebro.

Desde Encío se puede llegar, siguiendo el trazado de una curiosa y empedrada calzada de origen napoleónico, hasta las ruinas del antiguo y desamortizado Monasterio de Obarenes.

Ermita de Encío
Castillo de Santa Gadea del Cid
Iglesia de Santa Gadea del Cid

Nuestra siguiente etapa será Santa Gadea del Cid, bello conjunto de arquitectura tradicional en el que destacan la Iglesia de San Pedro, el Castillo, las Puertas de la villa y la Ermita románica de Nuestra Señora de las Eras.

Siguiendo la carretera en dirección Bilbao, muy cerca de Santa Gadea del Cid se encuentra el Monasterio de Nuestra Señora del Espino, antiguo monasterio benedictino en el que destacan su iglesia tardogótica y su claustro con aires cisterciense.

Desde este lugar y por la BU-525, carretera de Bilbao, se puede alcanzar el límite de la provincia en Puentelarrá, antes se encuentra el desvío que nos lleva a Villanueva Soportilla, donde se encuentra una de las Necrópolis altomedievales más grandes de la provincia burgalesa.

Ermita románica - Santa Gadea del Cid
Necrópolis de Villanueva Soportilla.
Hoces de Sobrón

Muy cerca, con dirección a Trespaderne, queda el espectacular enclave natural de las Hoces de Sobrón, un espectacular y poderoso desfiladero de paredes calizas tallado por el río Ebro.

El perfil de las paredes y los notables desniveles que se establecen entre cumbres y lámina de agua del Pantano de Sobrón, a lo largo de más de siete kilómetros, proporcionan un paisaje de gran belleza.

Por Guinicio y Montañana podemos regresar a Miranda de Ebro.

RutaMiranda MontesObarenes lista

Qué ver y qué hacer en Desfiladeros del Ebro