Turismo Matalbaniega

Románico Montaña Palentina - Matalbaniega

Comarca: Montaña Palentina

Matalbaniega

La Iglesia de San Martín se situa en un singular paraje dentro de la montaña palentina, el templo se encuentra en un altozano a las afueras de Matalbaniega.

En el año de 1200 se menciona en un documento el monasterio de San Martín de Matalbaniega en que es donado al monasterio de Santa María la Real de Aguilar por Pela Martínez y su hija Marina. El lugar y sus actividades rurales son citadas con frecuencia en otros documentos a partir de los comienzos del siglo XIII, fecha a la que pertenecerá la construcción.

Iglesia de San Martín - Matalbaniega

La actual iglesia de San Martín, es, pues, la antigua iglesia del monasterio mencionado. Se trata de una fábrica de estilo románico realizada con excelente sillería de piedra arenisca.

Tiene una nave amplia y rectangular con cubierta moderna de madera, arco de triunfo doble apuntado sobre semicolumnas con capiteles figurados (figuras humanas con leones) y ábside semicircular, de dos tramos, el primero recto y de planta rectangular cubierto por cañón apuntado, y otro semicircular con bóveda de cascarón.

La puerta principal se encuentra en el muro del Evangelio, costado norte. Sobresale de un antecuerpo; es de cuatro arquivoltas de medio punto lisas y aboceladas con bolas y abilletados sobre impostas labradas y debajo jambas lisas y dos pares de columnas a cada lado, con capiteles figurados muy deteriorados que representan figuras humanas sentadas y animales y mascarones.

La nave, más alta que el ábside, se cubre a dos aguas y se ilumina en el lado norte por una pequeña ventana abocinada de doble derrame, con chambrana taqueada, arquivoltas de medio punto y capiteles con aves afrontadas.

Otra puerta en este lado se encuentra cegada y comunicaría con las dependencias monacales. Se organiza con una arquivolta de medio punto y otra de bocelón ornamentada con cañas, bolas y taqueado, con dos columnas en los flancos con capiteles figurados, también de aves afrontadas y vegetal.

Sobre ella se conservan cinco responsiones o canecillos que recogerían el alero de una construcción aneja y más arriba dos ventanas de parecida composición a la puerta, con arquivolta de medio punto y columnillas con capiteles, aunque la de la izquierda con la novedad de mostrar los fustes con relieves de figuras humanas que se han interpretado como un posible abad o clérigo y un orante, como otros de Santiago de Carrión de los Condes.

El ábside se yergue sobre un zócalo para salvar los desniveles del suelo. Se organiza al interior con dos ventanas, la del eje ya citada y otra en el muro sur con derrame hacia dentro solo, y una vistosa línea de imposta ajedrezada en el nacimiento de la bóveda. Y al exterior en tres paños separados por pilastras prismáticas ataludadas en su remate y decorados por una sencilla imposta de caveto horizontal.

En el paño central se abre una ventana con doble derrame en su abocinamiento, lisa por dentro y por fuera con arquivolta doble de apuntada sobre dos columnas con capiteles. El alero presenta un bocel corrido a todo lo largo y labrado con billetes y debajo sustentado con canecillos labrados. El conjunto de estos, tanto en la nave como en el ábside es notable.

Los hay de diversas clases: figuras humanas con libros e instrumentos, figuras antropomórficas con referencias fálicas, zoomórficos, vegetales y geométricos.

Torre de planta cuadrada a los pies, rehecha en el siglo XVII. Sin coronación y con dobles ventanas al lado norte. A los pies coro en alto y una ventana románica que comunica con la torre.

Posee capiteles con aves afrontadas y espirales. En el lado norte y con comunicación con el presbiterio se abre una moderna pieza de sacristía, de planta cuadrangular. Entre los bienes muebles es importante una imagen gótica del siglo XIV de la Virgen con el Niño.

Declarado Bien de Interés Cultural el 28/10/1993

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: C. Rodicio Rodríguez

iglesia san martin matalbaniega mini

Qué ver y qué hacer en Montaña Palentina