Turismo Montaña Palentina

Románico Montaña Palentina - Cillamayor

Comarca: Montaña Palentina

Cillamayor

La Iglesia de Santa María la Real de Cillamayor, se relaciona con el hecho de que en el lugar hubiera antiguamente una cilla o panera mayor. La población aparece ya citada en documentos de 1118 y la iglesia en 1242, 1280 y 1285.

Se trata de un templo construido con buena sillería de piedra arenisca la parte principal y sillería y sillarejo las dependencias anejas. El ábside pertenece al siglo XII y la nave de finales del mismo o comienzos del siguiente.

Iglesia de Santa María la Real Cillamayor

Su titulación y el número de puertas que tuvo permiten al historiador García Guinea considerarla con funciones conventuales. Posee una nave de planta rectangular de cuatro tramos, arco de triunfo de medio punto sobre semicolumnas apoyadas a pilastras con capiteles (dos águilas y cimacio de conejos, uno, y leones afrontados y cimacio vegetal, el otro) y ábside con un tramo recto rectangular y otro tramo semicircular cubiertos con cascarón y bóveda de cañón apuntado, respectivamente.

La nave se cubre con bóveda de cañón con dos arcos fajones sobre ménsulas sin correlación en contrafuertes exteriores.

En el muro norte se aprecia una puerta cegada románica; de la que quedan señas de arquivoltas y un capitel. Otra puerta posterior cegada más allá. En el muro sur se conserva otra románica, la utilizada en la actualidad, dentro de un atrio abierto y sustentado por tres columnas de época posterior.

La puerta es de arquivoltas de medio punto en número de tres que cae sobre cimacios y jambas. En este muro una ventana también de dos arquivoltas de medio punto con bordes labrados y con chambrana sogueada, impostas floreadas y columnas sencillas. Otras dos ventanas a cado lado concluyen la iluminación desde meridión.

Los canecillos de la nave son sencillos: proa de barco, de nacela, etc. El ábside es de bellas proporciones y bien organizado. En el interior se ilumina por dos ventanas, la del eje de doble derrame en su abocinamiento y la del paño sur con hueco recto. Dos impostas decoran los muros, muy sencillas y de tipo nacela, una a la altura de la base de las ventanas y la otra por el arranque de la bóveda.

En el exterior se organiza en tres paños verticales separados por semicolumnas adosadas a pilastrones con capiteles por remate y sobre podium que rodea todo el tambor. Las ventanas central y sur tienen arquivoltas de medio punto con capiteles sencillos sobre pequeñas columnas a cada lado y se apoyan sobre una imposta de nacela que ornamenta todo el semicírculo.

El alero va decorado con canecillos a todo su alrededor, figurados, entre los que hay un música, un sodomita, un guerrero, uno fálico, un arpista y otras figuras zoomórficas. A occidente, torre a los pies, de planta cuadrangular y de dos cuerpos, el superior con dobles ventanas a este y oeste y una a las orientaciones opuestas.

Es obra del siglo XVII, excepto el muro que hace pared con el templo que es parte de la antigua espadaña y en el que aún se observan columnas con capiteles. En el flanco sur y a los lados del atrio se abren sendas dependencias del siglo XVII y XVIII, la sacristía y un granero. La primera se comunica con el presbiterio a través de puerta abierta en el muro del tramo recto del mismo.

Entre los bienes muebles destaca una escultura de la Virgen con el Niño, gótica, de la primera mitad del siglo XIV. La pila bautismal original de la iglesia, de estilo gótica y de interesante valor escultórico tiene curiosos relieves entrelazados y laberínticos con una pequeña cruz en el centro y una figura humana a un lado que señala una inscripción: ‘Pedro de Cilla Me Fizo’.

En el año 2006, el templo fue objeto de una restauración dentro del Plan Románico Norte, donde se descubrió una necrópolis medieval con varias tumbas de lajas y sarcófagos antropomorfos.

En el transcurso de la excavación fue descubierta una portada románica en el muro norte del edificio que permanecía cegada y enterrada, compuesta por cinco arquivoltas de medio punto, de caveto y dosel, sobre capiteles toscamente tallados con decoración figurativa.

Declarado Bien de Interés Cultural el 25/11/1993

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: C. Rodicio Rodríguez

iglesia santa maria real cillamayor mini

Qué ver y qué hacer en Montaña Palentina