Turismo Castilla y León

Monasterio Cisterciense de Gradefes

Comarca: Sureste Leonés

Gradefes

Situado en la localidad leonesa de Gradefes encontramos el Monasterio de Santa María la Real. A finales del siglo XII Teresa Pérez funda el monasterio, siendo monjas cistercienses procedentes de Tulebras (Navarra) las que forman la primera comunidad.

La iglesia del monasterio fue declarada Monumento Histórico-Artístico en el año 1924; y en 1985 todo el conjunto se declaró Monumento de Interés Cultural, destaca por la belleza de su cabecera y por la presencia de girola, única en el monacato cisterciense femenino.

Monasterio de Santa María la Real de Gradefes
Monasterio de Gradefes

La Iglesia cisterciense de Gradefes, no está orientada como es normal, está formada por una cabecera de tres naves, cerradas con bóvedas sobre nervios apoyados éstos sobre pilares cuadrangulares con medias columnas adosadas. La cabecera en estilo románico de transición, la estructura del claustro en tres de sus pandas y la sala capitular son los elementos conservados más antiguos, del siglo XII.

El crucero es más tardío, completándose el coro y demás dependencias en el siglo XVII, lo que motiva su heterogeneidad.

La capilla mayor y el absidiolo del centro se techan con paños cóncavos sobre nervios, en disposición de equilibrarse cruzándose los de la capilla, constituyendo el adelanto más notable del edificio. Los arcos son apuntados y de medio punto.

La decoración de capiteles es sencilla al más puro criterio cisterciense que mantenía la idea de eliminar 'las ornamentaciones superfluas', desechadas por San Bernardo.

No obstante, algunos capiteles y claves de bóvedas se encuentran decorados con figuras fantásticas, animales y humanos; este tipo de decoración no estaba permitida por la orden, pues consideraba que estos elementos eran una distracción para la oración.

En uno de ellos se puede ver la representación de una ‘psicostasis’ o pesaje de las almas, tema egipcio que es asumido por la iconografía medieval cristiana, con la imagen de San Miguel pesando las almas y el demonio cargando de uno de los platillos de la balanza.

Sus canecillos y ménsulas no presentan una temática demasiado ortodoxa ni estética esmerada, se pueden ver representaciones tan variopintas y tradicionales como la ‘lucha leonesa’. Los muros, están construidos con piedra de sillería bien cortada.

Es visitable el claustro en forma de corredor rural, que sirve de cementerio para las religiosas y la entrada a la sala capitular, convenientemente restaurada. En la iglesia pueden contemplarse los sepulcros con figuras yacentes de los esposos fundadores, obra de finales del XIII que estuvo policromada. Junto a la puerta de la sacristía están grabados un escudo de cabeza de vaca y una mujer con tocado, del siglo XV.

En las dependencias monacales se custodian las tallas policromadas de una Virgen del siglo XII y un Cristo gótico que formaba parte de un calvario del XIV. También se guardan vestiduras y calzado pertenecientes a la fundadora.

Pero una de las imágenes que más llaman la atención es la del 'Niño peregrino', figurilla barroca, que tiene la característica que solamente se le viste de peregrino los 'Años Jacobeos'. Unos versos, colocados sobre la puerta, advertían antiguamente a los caminantes que entraban: Tú, que entras por estas puertas, detén el paso y advierte, que este sitio te convida a que mueras en la vida, para vivir en la muerte.

Con la exclaustración de 1835 y el Decreto Republicano de 1868 que suprimía las órdenes religiosas, corrió peligro de abandono, superado en 1882 al incorporarse las religiosas de los monasterios cistercienses de Avilés y Otero de las Dueñas, continuando tal uso hoy en día. Ha sido restaurado recientemente.

Actuamente las religiosas viven en el interior de un recinto que alberga los edificios conventuales y el huerto, todo delimitado por una cerca. La iglesia permanece abierta todos los días del año de 9 a 20:00 h.

Cabe destacar las 'Virutas de San José’ son pastas hechas por las propias monjas y que sólo se pueden comprar en el monasterio.

Aunque la comunidad es de clausura, es posible alojarse en su pequeña hospedería y compartir parte de su vida. La misa diaria es a las 9:30 h, y las vísperas cantadas a las 19 h.

monasterio de gradefes mini

Qué ver y qué hacer en Sureste Leonés