Turismo Castilla y León

La Tebaida Berciana

Comarca: El Bierzo y Los Ancares

Montes de Valdueza

En la localidad berciana de Montes de Valdueza, en pleno corazón de los Montes Aquilanos, encontramos el Monasterio de San Pedro de Montes, una de las abadías bercianas más poderosos de la época.

Conocido antiguamente con el nombre de ‘rupianense’ por estar construido al pie del castro romano ‘Rupioano’, el monasterio fue fundado en el siglo VII por San Fructuoso y su discípulo Valerio.

Monasterio de San Pedro de Montes
San Pedro de Montes de Valdueza
monasterios Tebaida berciana

Tras la invasión musulmana es abandonado y posteriormente, en el año 895, es restaurado de manera sobria por el monje San Genadio. En el año 919, siendo obispo de la diócesis de Astorga, se amplia y se consagra la Iglesia a San Pedro.

Más tarde, con la reforma benedictina de los siglos XII y XIII, se rehace en estilo románico. En el siglo XVIII se vuelve a levantar la nave en conjunto con la fachada y el claustro barroco.

Actualmente el monasterio de San Pedro de Montes, recoge diversos estilos arquitectónicos, de prerrománico podemos destacar los capiteles que aparecen en la torre, del románico destacar la torre y la portada que sirve de unión entre la torre y la iglesia, del siglo XVIII destacar el claustro, las bóvedas de la iglesia y las diferentes fachadas.

La desamortización de Mendizábal en 1835 supuso la exclaustración, más tarde, en el año 1842, un incendio convertiría el edificio del monasterio en escombros, salvándose poco más que el templo, hoy iglesia parroquial y autentica joya del arte mozárabe.

En las proximidades del pueblo se halla la Ermita de Santa Cruz, construida en el S. XVIII, que conserva algunos restos de la primera edificación del monasterio, como relieves visigóticos y mozárabes del siglo X.

El abad San Valerio describiría así el entorno del Monasterio de San Pedro de Montes ‘Es un lugar parecido al Edén y tan apto como él para el recogimiento, la soledad y el recreo de los sentidos. Cierto es que está vallado por montes gigantescos, pero no por ello creas que es lóbrego y sombrío, sino rutilante y esplendoroso de luz y de sol, ameno y fecundo, de verdor primaveral'…

'Aunque en la rígida pendiente de la montaña ni un solo rincón encontramos donde edificar, con la ayuda de Dios, el trabajo de nuestras propias manos y la precia de los artesanos, en muy poco tiempo allanamos un pequeño espacio donde pudimos edificar un breve remedo de claustro’.

Más de mil trescientos años lo contemplan, y a pesar de los expolios y saqueos que ha sufrido a lo largo de los siglos, en la actualidad luce radiante tras la última restauración iniciada en 2016.

El Monasterio de San Pedro de Montes, fue declarado Monumento Nacional en el año 1931 y Bien de Interés Cultural en 1994.

monasterio san pedro de montes mini

Qué ver y qué hacer en El Bierzo y Los Ancares