Turismo Castilla y León

Monasterio Cisterciense - San Andrés de Arroyo

Comarca: Páramos - Valles

San Andrés de Arroyo

El Monasterio de San Andrés de Arroyo es un importante cenobio de monjas cistercienses de fundación real, su primera abadesa fue la condesa Mencía López de Haro. Los primeros documentos que hacen referencia del mismo datan de 1181.

San Andrés de Arroyo es una pequeña pedanía perteneciente al término municipal de Santibáñez de Ecla, en el valle de Ojeda. El conjunto actual, a excepción de algunas edificaciones más recientes, fue construido durante el siglo XII y comienzos del XIII estando concluido hacia el año de 1230.

El monasterio presenta la tipología característica de la orden cisterciense: la iglesia con su coro, claustro, sala capitular, cilla, rollo jurisdiccional y otras dependencias como claustro con celdas y habitaciones auxiliares, todo ello dentro de la cerca monástica.

Monasterio de San Andres de Arroyo

La iglesia, fechable a comienzos del siglo XIII, presenta planta de una sola nave con crucero sobresaliente en planta y tres ábsides, el central más profundo y ancho con un tramo recto prolongado con planta poligonal de siete paños y los laterales de planta cuadrada relacionada en su estilo con la de las Huelgas Reales de Burgos e iluminados con ventanas con derrames a ambas haces con arquivoltas sobre columnas. 

En el lado del Evangelio de la nave principal se dispuso otra nave colateral. En el crucero, presbiterio y capillas los soportes son pilares compuestos con dobles columnas adosadas en los frentes y columnillas en los ángulos. Las cubiertas son bóvedas de crucería y de cañón con lunetos. A los píes tiene un gran coro que ocupa toda la nave, desde el arranque del crucero.

Dos puertas abocinadas con arquivoltas sobre columnas se disponen, la principal en la nave del Evangelio, para acceso del pueblo, otra de iguales características comunica el coro o nave mayor con el claustro. El claustro principal presenta en la planta baja arquerías apuntadas con soportes de columnas pareadas con basas, capiteles y cimacios profusamente ornamentados en tres lados e iguales características en el cuarto, aunque en éste con tramos seriados de tres arcos entre contrafuertes.

Destaca sobremanera la filigrana que encontramos en uno de los capiteles situado en una de las esquinas del claustro.

Existe también otro claustro más sencillo de planta irregular con numerosas celdas de planta rectangular y cuadrangular y escalera claustral de comunicación entre las diversas plantas. También se conserva el refectorio, de planta rectangular. Entre el claustro y el brazo del crucero se dispone la sala capitular, de planta cuadrada y bóveda octopartita.

En la sala capitular destacan los sepulcros góticos de dos de sus abadesas, la escultura románica de San Andrés y diversas imágenes de santos del siglo XVIII.

El rollo de justicia que hay en el exterior data del siglo XVI y da fe que la abadesa tenía 'privilegio de horca y cuchillo' es decir, jurisdicción civil y criminal sobre los aldeanos de un total de once villas. El rollo fue traído hasta aquí a finales del siglo XIX, anteriormente estuvo ubicado en el Cerro de la Horca.

Declarado Bien de Interés Cultural el 03/06/1931

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: C. Rodicio Rodríguez

monasterio san andres de arroyo mini

Qué ver y qué hacer en Páramos - Valles