Turismo León Capital

Real Colegiata de San Isidoro - León

Comarca: León y Alfoz

León Capital

La Real Colegiata de San Isidoro de León es uno de los conjuntos románicos más importantes de Europa, se encuentra en el solar donde primero hubo una iglesia dedicada a San Juan Bautista en el siglo IX.

Más tarde se fundaría un monasterio bajo la advocación de San Pelayo, para albergar las reliquias del santo traídas desde Córdoba.

Colegiata de San Isidoro León

León sufrió el ataque y devastación de Almanzor en el año 988, quedando arrasada la pequeña Iglesia de San Pelayo. Alfonso V, rey leonés desde 999 a 1028, tras el paso de Almanzor por la ciudad de León mandó reconstruir muchos edificios, entre ellos el monasterio de San Pelayo.

Más tarde, Fernando I (1037-1065) y doña Sancha realizan una nueva reconstrucción, etapa en la que también se cambia la advocación por la de San Isidoro cuyos restos se trajeron de Sevilla; la hija de ambos, doña Urraca, edifica después del 1065 el Panteón Real, su pórtico norte que lo protege y la llamada ‘cámara de doña Sancha’ o tribuna encima, partes más antiguas conservadas.

Aprovechando parte de los muros sur y oeste de la iglesia de Fernando I se construyó la actual iniciada por la citada Urraca en el año de 1101 y concluida por Alfonso VII y su hermana doña Sancha siendo consagrada en 1149 y en la que trabajó Petrus Deustamben, enterrado en el monasterio.

Todo ello según Gómez Moreno, pues Yarza opina que la iglesia existente es obra de finales del s. XI de la época de Alfonso VI (1072-1109).

La torre, situada a los pies del conjunto, es obra del s. XII; de antes de 1191 es la capilla de la Trinidad edificada por el canónigo Santo Martino y situada sobre el ábside norte.

A mediados del s. XV pertenece el coro gótico a los pies del templo y a finales del mismo la capilla gótica de Santo Martino, en el costado del brazo norte del crucero. En 1513 Juan da Badajoz el Viejo levantó el presbiterio gótico y su hijo en 1534 la biblioteca con la primera bóveda elíptica del renacimiento español.

El monasterio cuenta con dos claustros, el principal con el pórtico del Panteón, primero conocido del románico español, y el resto de las crujías con bóvedas de nervios del S. XVI; el cierre de éstas y la segunda planta se reconstruyeron en el barroco por los maestros Compostizo, P. Valladolid y S. Velasco.

El segundo claustro es barroco de 1735. Importante también es la fachada y escalera prioral, obras de Juan del Ribero Rada, de las más avanzadas del clasicismo español (1573-1590).

El templo es de tres naves con bóvedas de cañón la central y de aristas las laterales; el crucero, saliente, tiene arcos polilobulados de influjo islámico. En el lado S. la Puerta del Cordero es la principal y secundaria la Puerta del Perdón; en el N. se abre otra a la capilla de los Quiñones.

El conjunto de pinturas románicas del Panteón de los Reyes, el más importante del románico español, es de comienzos del s. XII. Se constituyó por mandato de Fernando I y Sancha como cementerio real, pues en él se enterraron 11 reyes, 12 reinas, 10 infantes, 9 condes y diferentes nobles.

Llaman la atención los capiteles, cargados de simbolismo, con escenas de la prefiguración de Cristo como la burra de Balaam o el sacrificio de Isaac así como las primeras representaciones de Cristo en nuestro arte medieval, en la resurrección de Lázaro y la curación del leproso.

Pero las joyas de este espacio, son las pinturas, que destacan no solo por su estética sino por su técnica al fresco que dada su calidad técnica ha permitido que las pinturas lleguen a nuestros días en un maravilloso estado de conservación, pudiendo ser contempladas en el lugar para el que se crearon.

El Museo de la Colegiata posee importantes piezas medievales y renacentistas.

Declarado Bien de Interés Cultural el 09/02/1910

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: Javier Rivera Blanco

colegiata san isidoro leon mini

 

Qué ver y qué hacer en León y Alfoz