Turismo Castilla y León

Iglesia Románica de Santiago del Burgo - Zamora

Comarca: Tierra del Pan - Campos

Zamora Capital

Existen varios testimonios documentales que confirman la existencia de la Iglesia de Santiago del Burgo, de la ciudad de Zamora, ya en el siglo XII.

En 1168 un Diego Román donó a la catedral la cuarta parte. En 1176 García García y su hermana María dieron a la misma institución la parte de la iglesia que les correspondía; dos años después lo hacen Pedro y Teresa López.

No obstante se ha cuestionado que estas noticias aludan a este templo, afirmándose, por el contrario, que se relacionan con el de Santiago el Viejo o de los Caballeros.

Iglesia de Santiago del Burgo - Zamora

De esa época y comienzos del XIII será el edificio actual, que tiene la particularidad de ser el único templo románico de Zamora, a excepción de la catedral, que conserva las tres naves, de cuatro tramos, con algunas cubiertas de la época y otras rehechas.

Su planta dibuja un rectángulo, cuyo interior queda dividido por pilares con medias columnas en sus cuatro frentes, rematadas con capiteles muy variados debidos a las diferentes etapas constructivas del templo; los más antiguos tienen analogías con los de la portada catedralicia del Obispo y los más modernos con obras de la catedral de Ciudad Rodrigo.

Gruesos muros en la cabecera individualizan tres capillas, con testeros planos, apenas sobresaliendo en planta la principal, rehecha en la segunda década del siglo XIX, obras patrocinadas por el arzobispo de Santiago, que también afectaron, aunque en menor medida, a las capillas laterales que se cubren con cañón y así sería la desaparecida de la principal.

Las naves se techan con bóvedas de arista, excepto los dos últimos tramos de la central que voltean medio cañón y el tangente al hastial del costado septentrional, cubierto con crucería.

También se conservan dos enterramientos de cuando se edificaba el templo, cuyo interior recibe luz a través de rosetones abiertos sobre las puertas laterales, con seis hexágonos alrededor de un círculo central, y otro más en el hastial de poniente, radiado y polilobulado.

Asimismo los muros fueron taladrados por una larga serie de ventanas que, dada la diferencia de altura entre las naves, permiten que la central tenga iluminación directa; son de arco semicircular con columnillas y algunas enriquecen sus arquivoltas (capilla mayor y hastial) con molduraje.

El exterior, con sillares con marcas de canteros, delataba bien tanto en planta como en altura la organización descrita y en él destacan la torre, adosada a la nave de la epístola, y las portadas. La de poniente, puesta en relación con la de San Pedro y San Ildefonso, sólo es visible por el interior; tiene dos arquivoltas con columnas con capiteles de hojas y en lo alto un rosetón con forma de rueda.

La puerta septentrional, encajada igual que la opuesta entre dos contrafuertes, tiene cuatro arquivoltas almohadilladas, apeando las centrales sobre columnas con capiteles de hojas; conserva restos de policromía. Gómez Moreno valora la excepcionalidad del tipo de arquivoltas, relacionándolo con el románico de Jerusalén y Palermo.

La meridional ha sido la más ponderada popularmente ya que el capitel de los arcos interiores queda suspendido en el aire sin parteluz que lo sustente, sin embargo Gómez Moreno afirma que es uno de esos alardes vanos a que hay afición en tiempos de mal gusto, pero rarísimos en el siglo XII a que esto corresponde; por si fuera poco, se simula un despiece artificioso en el tímpano que nada tiene que ver con el real; queda cobijado por arquivoltas que apean sobre tres pares de columnas.

Se ha relacionado con portadas de la catedral de Lugo y de San Juan de Portomarín. Sobre ella se rasgó un bello rosetón, idéntico a uno de San Juan de Puerta Nueva y a otro del Espíritu Santo. Un alero de modillones remata las naves laterales.

En el interior conserva una interesante reja que bien puede ser obra de principios del siglo XIII, que presenta similitudes con una del ábside de la catedral vieja de Salamanca.

Declarado Bien de Interés Cultural el 24/02/1915

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: José Ramón Nieto González

Iglesia santiago del burgo zamora mini

Qué ver y qué hacer en Tierra del Pan - Campos