Turismo Castilla y León

Iglesia de La Asunción - Gumiel de Izán

Comarca: Ribera del Duero

Gumiel de Izán

Los antecedentes romanos y las referencias legendarias de Gumiel de Izán, se aclaran ya con testimonios históricos del siglo XII, reflejados en los restos románicos del monasterio de San Pedro.

Baluarte de la Orden de Calatrava, se canta a esta villa fortificada en romances medievales. En la Baja Edad Media Gumiel estuvo bajo la tutela de la familia de los Mendoza, como señorío ostentado por los Girón, condes de Ureña, y perteneció a la diócesis de Osma.

La Iglesia de Santa María de la Asunción muestra al exterior una gran portada desarrollada con un barroco clasicista mediante tres cuerpos de arquitectura de columnas, obra de los maestros Bartolomé de Herrera y Pedro Díaz de Palacios, concluida en 1627.

Iglesia de Santa María de la Asunción Gumiel de Izán
Iglesia de Gumiel de Izán
Iglesia de Santa María Gumiel de Izán

En el primer cuerpo de la calle central se ubica la puerta adintelada; ésta es coronada por un frontón rectangular y flanqueada por dos columnas corintias. Junto a estas columnas se encuentra una escultura de cada uno de los cuatro evangelistas, dos a un lado de la puerta y dos al otro.

En el segundo cuerpo se sitúa el relieve de la Asunción de la Virgen y en el tercer cuerpo la Coronación de la misma. En el remate de la parte superior se encuentran las llaves y la tiara papal (símbolos de San Pedro), así como la fecha de conclusión de la obra en 1627 y los nombres del mayordomo y párroco del momento.

En la parte superior de las calles laterales del primer cuerpo aparecen cuatro relieves correspondientes a las Virtudes: Fe, Esperanza, Caridad y Justicia.

Su planta es de tres naves de cuatro tramos, incluyendo su cabecera de testero plano, con la capilla mayor ligeramente más profunda; los tramos laterales de ésta es posible que se hicieran casi simultáneamente al resto de la fábrica, mas con especial atención al meridional, que destaca ligeramente en planta hacia el exterior.

A los pies hay un tramo más en cada nave, el central bajo la torre y los laterales añadidos como capillas. En alzado destaca la nave central, algo más ancha y bastante más elevada que las laterales. Los primeros pilares de la nave tienen un núcleo con varias columnas adosadas, mas los próximos a la cabecera aligeran su masa con sutiles baquetones.

Arcos apuntados comunican las naves, iluminando la nave central una ventanas góticas. Las bóvedas son de crucería con terceletes, complicándose en el segundo tramo de la nave central con una serie de ligaduras que forman un octógono entorno al polo, ilustrando sus claves con escudos, como en el tramo siguiente; se trata de blasones de los Girón, condes de Ureña y señores de Gumiel.

La capilla de Santiago, la meridional de la cabecera, con bóveda de crucería sencilla, ostenta escudos pertenecientes, según P. Ontoria, a los obispos oxomenses Pedro de Castilla y Pedro de Montoya, aunque hay dudas de identificación.

Las dos capillas de los pies, posteriores, tienen ya bóveda de crucería con combados, mientras que la central que queda bajo la torre se cubre con simple crucería. En la parte NE del templo hay varias capillas, dedicada una a San Miguel, y otra es la de los Meléndez de Gumiel, ya del siglo XVI, que se comunica con una pequeña sacristía.

El edificio que vemos sustituye a otro anterior, que suponemos de mediado el siglo XIII, al cual puede corresponder parte del muro septentrional del templo, con el pequeño rosetón, así como la torre. En la segunda mitad del siglo XV se erigiría la nueva fábrica, en relación con los modelos oxomenses, en especial de Aranda de Duero, siendo algo anterior la primera parte de las naves.

Se terminaría lo sustancial del edificio al iniciarse el siglo XVI, época en que se añadirían los adornos del remate de la torre, donde campean escudos de los Mendoza. Ya del segundo tercio de este siglo son las dos capillas que flanquean a la torre. Es posible, además que el tramo lateral inmediato a la portada principal fuera nuevamente abovedado en los inicios del siglo XVII.

En el interior destaca el retablo mayor dedicado a la Asunción de la Virgen. Fue realizado entre finales del siglo XV e inicios del siglo XVI, en estilo tardogótico. Se desconoce el autor de la obra. Consta de un banco, cinco calles, tres cuerpos y un ático. El material empleado es madera de nogal, policromada y dorada. El tema narrado es la vida de Jesús y de la Virgen, a través de los veinte relieves representados.

En la calle central se representa el Nacimiento, la Asunción y la Coronación de la Virgen. En el banco aparecen los cuatro evangelistas, en el centro ahora se puede contemplar una virgen románica del siglo XII, que no corresponde con la pieza original del retablo, ya que se encuentra en el museo parroquial.

En el ático se representa a Cristo crucificado, acompañado de la Virgen y San Juan, debajo de ellos los escudos de los obispos de Osma durante la época de ejecución del retablo: don Alonso Ulloa Fonseca de Quijada y don Alonso Enríquez.

En los ábsides laterales aparecen dos retablos gemelos dedicados a San Pedro y Santiago, ambos realizados por el discípulo de Juan de Juni: Juan de Arteaga. Son también interesantes las capillas del Rosario, de San Miguel o del Cristo de la Paciencia.

La riqueza mobiliar de obras de arte aumenta con lo contenido en el Museo Parroquial.

Declarado Bien de Interés Cultural el 08/08/1962

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: S. Andrés Ordax

iglesia asuncion gumiel izan mini

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero