Turismo Castilla y León

La Catedral de la Sierra

Comarca: Segovia Sur

Villacastín

A medida que el viajero se acerca a la localidad segoviana de Villacastín lo primero que sobresale y sorprende es la figura de su enorme y monumental Iglesia de San Sebastián.

La construcción del templo, según indica una inscripción realizada en el muro exterior de la sacristía, data 1529. Llamada por el Marqués de Lozoya ‘la Catedral de la Sierra, su edificación coincide con el esplendor económico y social de Castilla.

Se levanta sobre los restos de una antigua iglesia románica del siglo XIII, de la que solo se conserva el trazado del camposanto y una pila bautismal de gallones soportada por cuatro mascarones, que simboliza el pecado aplastado por el bautismo.

Posee una impresionante silueta de estilo renacentista en el exterior y un precioso porte del gótico-tardío en su interior. Dos ilustres figuras del siglo XVI aparecen tradicionalmente asociadas a la construcción del templo: Rodrigo Gil de Hontañón, para dar forma, tanto a las naves como a las cúpulas, y Fray Antón de Villacastín, natural de estas tierras y hombre de confianza de Felipe II, para darle un cierto toque herreriano a la parte exterior.

Cuenta con dos portadas de marcada estética clasicista del primer Renacimiento español. La de los pies llamada puerta del Sol, presenta arco de medio punto sobre dobles columnas jónicas y remata un frontón triangular con hornacina que contiene la escultura de la Virgen.

La portada del Mediodía o de San Sebastián, advocada al santo patrón en el centro del frontón cobijado en una hornacina y asaeteado por flechas, presenta las mismas características estilísticas. Si bien aparece enmarcada por un arco de medio punto a manera de arco triunfal que realza el conjunto.

Es notable el coro en alto a los pies, Barroco del siglo XVIII y el púlpito plateresco del siglo XVI, que conserva la policromía en muy buen estado.

El templo cuenta con tres naves separadas por esbeltas y seguras columnas que soportan bóvedas nervadas, la central más alta y más ancha que las laterales, cubiertas con bóvedas de crucería estrellada, sustentada por pilares con columnas adosadas. Cabe destacar el transepto ricamente decorado.

Impacta por su belleza el retablo mayor de madera policromada y dorado, fue trazado por el jesuita Andrés Ruiz en 1586. Parece un tríptico no muy abierto y consta de siete calles verticales y cuatro cuerpos horizontales con columnas estriadas.

En el centro de las naves laterales se encuentran los retablos dedicados al Cristo de la Cruz a Cuestas y el Sagrado Corazón de Jesús.

Los dos últimos retablos de la nave a derecha e izquierda son respectivamente el de Ntra. Sra. del Carmen, y el altar de San Francisco.

El templo fue declarado Monumento Nacional el 8 de julio de 1944.

iglesia san sebastian villacastin mini

Qué ver y qué hacer en Segovia Sur