Turismo Castilla y León

Iglesia de San Nicolás - Burgos

Comarca: Burgos y Alfoz

Burgos Capital

La Iglesia de San Nicolás de Bari se alza junto a la catedral de Burgos, en la actual calle de Fernán González, elevada sobre la plaza que a sus pies, ofrece unas vistas monumentales.

Aunque se menciona ya en el año 1163 entre las parroquias existentes en la ciudad de Burgos, el edificio actual es obra del siglo XV. Pese a que en el año 1408 intervenía en las rentas para su fábrica, parece que gran parte de la obra, retablos y sepulcros se asocian al patrocinio obtenido, ya avanzado el siglo XV, por varios miembros de la familia Villegas-Maluenda y de López Polanco, notables mercaderes burgaleses que tenían relaciones con gran parte de Europa, incluída su propia casa comercial en Florencia.

Iglesia de San Nicolás de Bari - Burgos

El edificio contruído en el XV tiene la fachada principal en el último tramo del costado meridional, donde se abre una portada de fines del gótico, flanqueada por pináculos apeados sobre ménsulas con profetas.

En el tímpano está efigiado el titular del templo, en cátedra episcopal, flanqueado por esculturas de San Sebastián y San Vítores; en los riñones del típico arco conopial, adornado con cogollos, están las figuras de la Anunciación.

El espacio es de tres naves con tres tramos, que termina en cabecera recta, lo que confiere una sensación de unidad, pese a la diferente anchura y altura de la nave central. El abovedamiento es de crucería gótica, sencilla en las naves laterales, mientras en la central tienen terceletes.

A los pies se alza un coro alto, cuyo frente tiene arco escarzano de intradós cairelado y bóveda enriquecida por sus labores, con soportes de molduración zigzagueante y antepecho calado, que se adscribe al taller de Simón de Colonia.

Fruto del mecenazgo de la oligarquía mercantil que ejerció el patronato de la iglesia a finales del siglo XV y comienzos del XVI, son de aquella época las obras de arte que enriquecen el templo.

Llaman la atención los sepulcros, realizados de acuerdo con el modelo característico del foco burgalés tardogótico, que dispone al difunto en oscura pizarra para sus vestidos combinada con el blanco del alabastro para rostros y manos.

Pero sin duda lo más notable son las pinturas hispanoflamencas, en retablos laterales, y el Retablo Mayor. El retablo mayor está realizado en piedra, quizás por el taller de Simón de Colonia, consta que la escultura del titular se encomendó a Francisco de Colonia.

En el edificio anexo se exhiben imponentes sepulcros, pinturas y una notable colección de tapices flamencos, quizá una de las mejores de Europa.

Declarado Bien de Interés Cultural el 03/06/1931

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: Salvador Andrés Ordax

iglesia san nicolas burgos mini

Qué ver y qué hacer en Burgos y Alfoz