Turismo Castilla y León

Iglesia Románica de San Marcos - Salamanca

Comarca: Condados y Ducados

Salamanca Capital

Muchos autores sitúan la fundación  de la Iglesia de San Marcos de la ciudad de Salamanca, hacia 1178, si bien la construcción rondaría el año de 1202.

Hay otros, sin embargo, como Riesco Terrero, que afirman que no hay dificultad de orden cronológico ni tampoco arquitectónico, en admitir como fundadores y al mismo tiempo como constructores parciales o totales de la iglesia de San Marcos a los Condes D. Ramón de Borgoña y D. Urraca (ca. 1076-1125).

Para que no exista duda de su opinión se reafirma diciendo que pudo ser construida perfectamente entre el último decenio del siglo XI y primeros años del XII, aunque acepta que algunos elementos puedan ser posteriores. Tesis ésta a la vista de la arquitectura, no defendible.

Iglesia de San Marcos - Salamanca

Consta su existencia en 1178. En 1202 Alfonso IX la cedió a los clérigos urbanos y con el correr del tiempo, en el siglo XIV, se le dio el carácter de Real Clerecía; este carácter lo tuvo hasta que párrocos y beneficiados salmantinos obtuvieron la iglesia del Espíritu Santo, que adoptó desde 1767, fecha del traslado, el nombre de La Clerecía.

Describe una inusual planta circular, con diámetro interior de 18 metros, que en realidad acoge una planta basilical. La parte más antigua corresponde a los ábsides, orientados correctamente, sin marcarse al exterior.

Los semicírculos voltean bóveda de horno y los tramos presbiteriales medio cañón; reciben luz a través de saeteras, una por capilla.

El resto del edificio se continuó en época gótica con tres naves separadas por columnas cilíndricas que sostienen arcos ya apuntados de perfil rectangular sobre los que descargan las cubiertas de madera, muy sencillas, salvo la que cierra el tramo central que luce un artesonado de par y nudillo con limas mohares, probablemente del siglo XV, al que después de la unión con Portugal se añadirían los escudos de ese país.

La puerta, abierta al mediodía, voltea cuatro sencillas arquivoltas con línea apuntada. Álvarez Villar piensa en la posibilidad de que ésta no fuera la primitiva, sino que sustituyera a otra románica basándose en una serie de piezas halladas en la misma iglesia.

El exterior es asimismo muy sencillo y sólo se anima, además de por los escudos reales de los Austrias, por la cornisa de canecillos con rostros humanos, cabezas de animales, bolas y cuadrifolios.

Particular interés tiene la riqueza de marcas de cantero repartidas por sus sillares. A comienzos de este siglo existía todavía, según Gómez Moreno, que publica la fotografía, un relieve románico, con San Marcos, sentado, escribiendo; de él no vuelve aparecer ninguna referencia bibliográfica posterior.

La excepcional planta circular, en cuya explicación y justificación no hay una opinión unánime, nunca fue cubo de la muralla, como ha demostrado fehacientemente Álvarez Villar; ya se vio alterada, al menos ya en 1599, cuando levantaron un pórtico columnario; de entonces dataría también la sacristía; uno y otra desaparecieron en 1907.

De la sala-archivo tiene interés la portada debida a Francisco de la Oya, que trabajaba allí hacia 1620. La espadaña, con dos vanos campaneros de medio punto y escudo de la Real Clerecía, parece obra de Simón Gavilán Tomé, de quien se conserva un plano de la iglesia fechado en 1768.

En el interior son a destacar las pinturas murales, del siglo XIV y relacionables con las conventuales de Santa Clara de Toro; interés tienen también los altares, hallado todo en las obras de restauración ejecutadas en 1967.

Declarado Bien de Interés Cultural el 03/06/1931

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: José Ramón Nieto González

iglesia san marcos salamanca mini

Qué ver y qué hacer en Condados y Ducados