Turismo Castilla y León

Iglesia Románica de San Juan de Puerta Nueva- Zamora

Comarca: Tierra del Pan - Campos

Zamora Capital

Aunque el epígrafe y declaración de la Iglesia de San Juan de Puerta Nueva de Zamora, se concreta en las portadas, habrá que referirse sintéticamente al edificio, así llamado porque a su lado existió ‘la puerta nueva’ de las murallas.

Su vida ha estado unida no sólo al ensanche de la primitiva ciudad, sino incluso a las sucesivas reformas de la Plaza Mayor, cuyas casas han ocultado su cabecera hasta hace pocos años. Documentalmente sabemos de su existencia en 1172 y por ese año, e incluso algo antes, estaría en obras que se prolongaron en el siglo XIII.

Iglesia de San Juan de Puerta Nueva Zamora

En origen, como otros templos zamoranos, tuvo tres naves, reducidas a una, lo que parece que se hizo en 1559, pero permanecieron las tres capillas de la cabecera, reformadas también en el XVI con bóvedas de terceletes, ligaduras y combados.

Estas obras fueron motivadas por la ruina de la torre en cuyo remedio, según Fernández Duro, trabajaron Pedro de Ibarra y Martín Navarro. Antes, en 1531, había intervenido Rodrigo Gil de Hontañón.

Reparos e informes técnicos se documentan a lo largo de los siglos siguientes a cargo de Hernando de Nates, Pedro Martín, Martín Barcia, Castellote, Segundo Viloria y Joaquín de Vargas.

El interior, quitadas las bóvedas barrocas puestas en el siglo XVIII, luce un buen artesonado de par y nudillo, pero el objeto de este apartado es la fachada meridional, no sin antes citar el hastial de poniente con un gran ventanal gótico con claraboyas y parteluces.

El lienzo sur, el mejor conservado, queda enmarcado por dos torrecillas; y la puerta propiamente dicha, ligeramente avanzada sobre la línea del muro, por dos esbeltas columnas que sostienen un tejaroz con canecillos triangulares.

El hueco va volteado por tres arquivoltas de las cuales las dos exteriores apean sobre trio de columnas, rematadas con capiteles vegetales, análogos a los catedralicios y a los de la iglesia arciprestal; los fustes son lisos unos, helicoidales y almohadillados otros.

Estas dos roscas lucen flores labradas de ocho pétalos inscritas en trapecios y la interior también se orna con motivos vegetales, pero apea sobre jambas.

Encima se rasgó un rosetón, calificado por Ramos de Castro como el más bello que tenemos en el románico zamorano; ocho columnillas a modo de radios lo estructuran en su perfil interior lobulado y animado con pequeños botones; en el centro, una cruz patada.

Menor interés tiene la portada septentrional que voltea arcos redondos sobre columnas acodilladas rematadas con capiteles de cesta.

El hastial de poniente fue reformado en 1759 y se le añadió una portada, de José de Churriguera, eliminada en una de las últimas restauraciones, pero si se conservó la obra gótica en la que destaca el monumental y bello ventanal.

Portada declarada Bien de Interés Cultural el 26/06/1961

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: José Ramón Nieto González

iglesia san juan puerta nueva zamora mini

Qué ver y qué hacer en Tierra del Pan - Campos