Turismo Castilla y León

Iglesia Prerrománica de San Juan Bautista

Comarca: Cerrato Palentino

Baños de Cerrato

La Iglesia de San Juan de Baños, situada en la localidad palentina de Baños de Cerrato, es sin duda el edificio religioso más significativo del reino visigodo y uno de los templos cristianos más antiguos de España.

Construida por mandato de Recesvinto en el 652 o 661, según indica la inscripción que se conserva en el arco triunfal, es un ejemplo de conexión y enlace entre la arquitectura de tradición romana y la cristiana en la Hispania de finales del Imperio romano.

Poco después de su consagración y debido a la conquista y posterior dominación musulmana, el templo quedaría en desuso, no obstante nunca llegó a ser destruido por completo, probablemente por el respeto que profesaba el Islam a la figura de San Juan Bautista, el profeta Yahia para los musulmanes.

Tras la reconquista cristiana del Valle del Duero, la iglesia pasaría a formar parte del patrimonio de la reina doña Urraca, que más tarde donaría a los monjes del Monasterio de San Isidro de Dueñas. Fue parroquia hasta el siglo XVII, época en la que se construyó un nuevo templo en la localidad, relegando a San Juan de Baños a categoría de ermita.

Como indican los muchos trabajos arqueológicos que se han llevado a cabo, el templo ha sufrido varias reconstrucciones y modificaciones.

Los muros están construidos con sillares grandes bien labrados, colocados a hueso. Cuatro columnas de mármol con fragmentos de piedra a cada lado, aprovechadas de restos de otros edificios romanos, sostienen los arcos de separación de las naves. Dichos arcos, al igual que el del pórtico y el triunfal, son de herradura, con el típico canon visigodo.

El presbiterio o parte central de la cabecera es de época visigoda, aunque la cubierta a dos aguas y el muro que las sostiene han sido levantados posteriormente.

La decoración escultórica es relativamente clásica, tradicional y austera. Ocho capiteles corintios soportan los arcos de separación de las naves, seis de ellos esculpidos en una clara tradición romana corintia.

El arco exterior del pórtico también es original, construyéndose en 1865 la parte superior del muro que terminaría en espadaña.

Al lado de la Basílica de San Juan de Baños, en una hondonada, se encuentra la famosa Fuente de Recesvinto cuyas aguas devolvieron la salud al rey Recesvinto, hecho que motivo la construcción de la basílica que nos ocupa. Este manantial era conocido desde tiempos remotos y parece ser que siempre tuvo fama de hacer brotar un agua saludable.

Corona Recesvinto - Baños de Cerrato
Fuente de Recesvinto - Baños de Cerrato

En tiempos romanos hubo por esta zona un templo dedicado al dios Escolapio, muy cerca de la actual iglesia los arqueólogos localizaron el ‘ara de las ninfas’ con una dedicatoria votiva a las diosas benéficas del manantial (actualmente se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de España).

En época cristiana se santificó el lugar, dedicándolo a San Juan Bautista. Mantiene todavía un caudal copioso. La fuente está construida con dos arcos de herradura que acceden a una especie de depósito que es donde se encuentra el manantial.

iglesia san juan de banos mini

Qué ver y qué hacer en Cerrato Palentino