Turismo Castilla y León

Románico Montaña Palentina - Revilla de Santullán

Comarca: Montaña Palentina

Revilla de Santullán

La Iglesia de San Cornelio y San Cipriano, se ecuentra en el centro la localidad palentina de Revilla de Santullán, población situada a 14 kilómetros al norte de Aguilar de Campoo.

La existencia del templo estuvo ligada a la del monasterio de Santa María la Real. Éste aparece mencionado desde el siglo XIII como demarcación real. Su fábrica, sencilla y de carácter rural, cuenta con buena cantería de sillares de piedra arenisca.

Iglesia de San Cornelio y San Cipriano Revilla de Santullán

Se trata de un edificio románico de finales del siglo XII, según Navarro tuvo una inscripción, hoy desaparecida, que decía en la portada: ‘Thomas me fecit anno LXXXIX annos’.

Tiene una sola nave de planta rectangular y sin divisiones ni contrafuertes al exterior con cubierta con bovedilla de entramado del siglo XX, y, tras pasar el arco triunfal doble sobre semicolumnas con capiteles figurados (Daniel en el foso de los leones y el ángel y Daniel), se pasa al ábside con un tramo recto con bóveda de cañón apuntado y otro semicircular con bóveda de horno o cuarto de esfera.

Al exterior se organiza en tres paños verticales separados por contrafuertes prismáticos decrecientes en tres cuerpos según la altura acabando en talud antes de la cornisa.

En el muro sur del tramo recto se abre una ventana con derrame hacia el interior y columnas fuera. Estas llevan capiteles ornamentados con temas vegetales y geométricos.

Otra ventana en el eje del paño central de doble abocinamiento al interior y al exterior, con chambrana y los cimacios con decoración vegetal (palmetas y ondas) y con columnas a ambos lados.

Los capiteles, muy deteriorados, representan pareja de aves afrontadas y leones afrontados. La nave central es más alta que el presbiterio y los aleros de ambos –ornados con bellas molduras- van recorridos por una notable serie de canecillos figurados: músicos, acróbatas, hombres leyendo, exhibicionistas, guerreros, zoomórficos, etc., y no faltan los sencillos de proa de nave, de formas geométricas o vegetales.

En el muro de la Epístola (sur) se abre la portada con antecuerpo y arco de medio punto precedida de pórtico de planta rectangular del segundo tercio del siglo XVI, con propia portada de arco de medio punto de grandes dovelas flanqueado por columnas estriadas que rematan en entablamento clásico. 

La portada es de gran calidad dentro de la escuela palentina montañesa, ya del románico tardío. Tiene seis arquivoltas decoradas con caña, bocel, dientes de sierra, arcuaciones, bocel, personajes de la Última Cena y de nuevo dientes de sierra más pronunciados y arco apuntado.

Descansan sobre cimacios con ovas simples y estos a su vez sobre seis columnas acodilladas a cada lado con capiteles de notable calidad que representan grifos, Sansón, centauro, dragones, arpías, guerreros, cazadores, las tres Marías ante el sepulcro, leones, etc.

Hay que destacar que en la arquivolta historiada aparece en un extremo representado el propio escultor de la obra expresado con una inscripción: 'MICAELIS ME FECI(t)'. Todo muy relacionado con la escultura coetánea de San Andrés de Arroyo y su escuela.

Espadaña románica a los pies, en la fachada occidental y sobre el hastial. Es de un solo piso con dos huecos de medio punto con chambranas, impostas en la base y en los riñones de los arcos y columnas adosadas con capiteles vegetales de crochets, rematando en piñón y veleta.

Sacristía de planta cuadrangular del siglo XVI abierta en el muro sur y comunicando con la nave. Coro alto de madera a los pies moderno. Al fondo de la nave se encuentra una pila bautismal románica, de piedra arenisca, de la primera mitad del siglo XIII, decorada con motivos vegetales y geométricos.

Se conservan importantes restos de pinturas murales en las bóvedas apuntada y de horno del presbiterio, al temple con fresco, de finales del siglo XV que se han relacionado con el denominado ‘maestro de San Felices’.

Aunque fueron restauradas en el siglo XVIII, aún se aprecian los temas que representan: El Salvador, la Anunciación, Visitación, Epifanía, Huisa a Egipto, Matanza de los Inocentes, Presentación en el templo y ascensión.

Otros temas fueron arrancados y llevados al extranjero, una muestra más del despojo del patrimonio castellano y leonés. Varios paneles los adquirió lady Limerick, de Hall Place, Bexley, Kent (Inglaterra).

Declarado Bien de Interés Cultural el 25/11/1993

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: C. Rodicio Rodríguez

san cipriano san cornelio revilla mini

Qué ver y qué hacer en Montaña Palentina