Turismo Castilla y León

Nuestra Señora del Rivero - San Esteban de Gormaz

Comarca: Ribera del Duero Soriana

San Esteban de Gormaz

La Iglesia de Nuestra Señora del Rivero de San Esteban de Gormaz es un magnífico ejemplo de románico soriano porticado.

Es un edificio de especial relevancia, debido a su temprana cronología (entre fi nales del siglo XI y mediados del XII) y a la gran variedad de elementos estructurales y decorativos que conserva de esta época.

Su emplazamiento, sobre una una elevación del terreno, le confiere a su pórtico el aspecto de mirador sobre el valle del Duero y cierta monumentalidad, pese a ser una reiteración del modelo castellano de templo románico de estructura sencilla.

Tiene planta de una sola nave, con santuario en la cabecera, y pórtico lateral. La nave está cubierta por bóveda del siglo XVII de medio cañón con lunetos para lo que se dispusieron pilastras interiores para su apoyo.

Sobresale por su estereotomía la capilla mayor con forma absidal con planta semicircular, precedida por dos tramos rectos con bóveda de cañón apuntado, teniendo delante un arco triunfal apuntado.

Sobre uno de los capiteles está la inscripción 'PETRVS MA(G)ISTRVS'. Una serie de ventanas, canecillos y capiteles aumentan la plástica de este importante edificio, al que se accede por la puerta meridional, de medio punto con tres arquivoltas decoradas con baquetones, doble sogueado y bisel de flores que descansan sobre columnas y capiteles historiados.

En el costado Sur de la iglesia se abre el característico pórtico románico, en parte alterado, pero que aún conserva los arcos originales en los cinco anteriores.

En el muro de este pórtico hay una arcosolio del primer renacimiento, en el que se incluye una inscripción referida a la leyenda del deán toledano Vidas Pascual. También hay en él una pila bautismal tardogótica.

La bóveda de cuarto de esfera está ilustrada con ingenua pintura mural del siglo XV de la que se conservan algunos restos de Cristo Majestad con el Tetramorfos.

A un lado de la capilla mayor se abrió ya en el siglo XVI una capilla fundada por la familia Calderón. Sobre la capilla mayor se alza una espadaña que arranca de fábrica del siglo XIII pero fue trasformada en el siglo XVIII.

A los pies tiene un coro de madera fechado en 1558, con el escudo del prelado de Osma don Pedro Álvarez de Acosta, portugués que dinamizó varios monumentos diocesanos, incluyendo el retablo mayor catedralicio de Juan de Juni y la Universidad de Santa Catalina en el Burgo de Osma.

El presbiterio tiene ahora un retablo de 1626.

Declarado Bien de Interés Cultural el 02/05/1996

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: S. Andrés Ordax

iglesia rivero san esteban gormaz mini

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero Soriana