Turismo Castilla y León

Iglesia de San Lesmes, Monasterio y Hospital de San Juan

Comarca: Burgos y Alfoz

Burgos Capital

El conjunto Monumental Monasterio de San Juan de Burgos se abre a una plaza, que servía de acogida a los peregrinos que procedentes del norte entraban a la ciudad medieval.

Esta plaza, flanqueada por las fachadas de la Iglesia de San Lesmes, el monasterio benedictino de San Juan y el Hospital de Sixto IV, limitaba a poniente por el curso del río Vena. Tras salvar un pequeño puente se accedia, por la Puerta de San Juan, al interior de la ciudad amurallada.

Aún se mantiene con cierto gusto evocador ese conjunto, en cuyo centro hay un monumento ecuestre del Conde Diego Porcelos, realizado en 1984 por el escultor emeritense Juan de Ávalos. La Iglesia de San Lesmes, que guarda el sepulcro del patrono de la ciudad, tuvo como precede

Iglesia de San Lesmes.

Lesmes había venido a instancias de la reina Constanza de Borgoña, esposa de Alfonso VI, para ayudar a la sustitución de la liturgia mozárabe por la romana, pero renunció a la vida en la corte castellana, y se dedicó a la atención caritativa de los peregrinos jacobeos. La veneración de peregrinos y ciudadanos hizo que el pequeño templo se convirtiera en parroquia exenta de la mitra burgalesa, dependiendo del abad del vecino monasterio de San Juan.

El templo anterior fue renovado en varios momentos, posiblemente entre los años 1480 y 1498. Otras intervenciones han sido motivadas por las crecidas del río o incendios. El edificio gótico de fines del XV tiene tres naves y crucero, más una capilla. A los pies se eleva una espadaña de tres cuerpos realizada por Domingo Aloitiz y Antonio Ruiz Cagigal, erigida por la fábrica parroquial en 1665.

La fachada meridional, es obra del entorno de los Colonia, con estatuas de la Anunciación. Entre las obras del interior destacamos el sepulcro de San Lesmes, con una notable efigie yacente tardogótica, que evoca al San Nicolás realizado por Francisco de Colonia en su parroquia.

También púlpitos, retablos, etc. importantes, con especial interés de la capilla funeraria de don García de Salamanca († 1510) y su esposa, con retablo de relieves e imágenes realizados en Amberes (Flandes) el año 1510 por Jacob van Cothem. En la parte occidental de este conjunto están los restos del Monasterio benedictino de San Juan.

Monasterio de San Juan. Fundado a fines del siglo XI este monasterio experimenta desde inicios del XII una depresión de la que no saldría hasta su reforma el año 1434, al incorporarse a la denominada ‘Reforma de San Benito de Valladolid’ viniendo del monasterio de la villa del Pisuerga un nuevo Prior y doce monjes, número simbólico.

Tras un incendio en 1436, el monasterio se afirmará durante un siglo, se construye un nuevo edificio de templo y a continuación se renueven las dependencias claustrales, asistiendo además a la erección de un Hospital anejo de tipo moderno. El proceso histórico del edificio se jalona con adversidades, superadas por el concurso de eminentes ciudadanos hasta su desamortización en el siglo XIX, cuando Marcos Arnáiz realiza la torre clasicista y fachada de los pies del templo.

La iglesia del monasterio quedó arruinada, acotada por sus muros, señalando el arranque de los pilares un espacio de tres tramos, con capilla mayor profunda de dos tramos rectos más fondo ochavado que ocupaba el coro de los monjes, y una serie de capillas laterales. Se conservan algunas dependencias monásticas.

El claustro bajo, realizado por el maestro cantero Domingo de Azas antes de 1588, ilustra sus bóvedas tardogóticas mediante claves con medallones escultóricos que evocan la importancia del monasterio y la Orden.

Es notable la arquitectura de la Sala Capitular, amplio espacio cuadrado, con cuatro pilares columnarios renacentistas anilladas, cubierto por nueve bóvedas, que fue Capilla de Nuestra Señora de Montserrat. Algunas de sus obras dispersas se guardan en el Museo de Burgos, la iglesia de San Lesmes y en el monasterio de Cardeña.

Actualmente es un foco municipal de actividades culturales y habitualmente contiene el Museo de Pintura ‘Marceliano Santamaría’, ilustre académico burgalés. El Hospital de San Juan ocupaba el espacio que media entre el Monasterio de San Juan y el río Vena, donde hasta mediados del siglo XX aún se veían los restos abandonados del edificio, del que se conserva la magnífica portada.

Monasterio de San Juan Burgos.

Aprobada su fundación el 12 de octubre de 1479 por el papa Sixto IV, el Hospital de San Juan o del papa Sixto, bajo la tutela benedictina pero con autonomía funcional, atendía inicialmente sobre todo a los forasteros, pues a fines del siglo XV eran numerosos los jacobípetas que transitaban por Burgos desde Italia, Alemania, Francia y otros lugares hacia Santiago de Compostela, resultando insuficientes para ellos los hospitales del Rey y del Emperador.

Eran tiempos de novedades hospitalarias y se pensó que fuera el más notable hospital de España (“notabilius hospitale totius Yspanie”), en palabras de la bula de 1 de diciembre de 1486 del papa Inocencio VIII. Tenía tres salas específicas para hombres, mujeres y contagiosos. Pero siguiendo una evolución normal de estos establecimientos el aspecto de hospedaje dio pronto paso al de hospital sanitario.

Hospital de San Juan Burgos.

Se conserva la portada principal, sirviendo de acceso a la Biblioteca Pública de Burgos. Tiene arco apuntado de intradós angrelado, con vano adintelado de extremos curvos. Tiene la heráldica de los participantes en la fundación del Hospital, el obispo don Luis Acuña y Osorio, la ciudad de Burgos, la corona de Castilla y el apellido Torquemada, culminando las armas del papa Sixto IV con su gran tiara.

Declarado Bien de Interés Cultural el 31/05/1944

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: Salvador Andrés Ordax

conjunto monasterio san juan burgos mini

 

Qué ver y qué hacer en Burgos y Alfoz