Turismo Castilla y León

Edificio del Real Ingenio o Casa de Moneda

Comarca: Segovia y Alfoz

Segovia Capital

El Edificio del Real Ingenio o la Casa de Moneda de Segovia, fue construido entre 1583 y 1586 por el arquitecto real de Felipe II Juan de Herrera con la fundación y el patrocinio del propio monarca. Más tarde, el también arquitecto regio Francisco de Mora, realizó algunas reformas mejorando notablemente la seguridad, sobre todo a partir de un incendio acaecido el año de 1607.

Fue ampliado en el siglo XVIII por Carlos III bajo la dirección del ingeniero Juan Rodríguez y Gutiérrez. Abandonado el complejo industrial en el siglo XIX se convirtió de nuevo en fábrica de harinas y luego entró en un grave estado ruinoso.

Casa de Moneda de Segovia
Real casa de la moneda segovia

Situado junto al río Eresma entre los puentes del Parral y de San Marcos. Es un ejemplar de arquitectura civil e industrial y en su tipo uno de los más antiguos de Europa. En la época renacentista fue, sin duda, una de las industrias fundamentales de Castilla y León.

Desde un punto de vista tecnológico el Real Ingenio fue dotado con máquinas muy avanzadas que permitían, por primera vez en España, la utilización de la energía hidráulica para la laminación y acuñación de moneda.

Los primeros ingenios, así como su montaje, fueron alemanes bajo la dirección de los maestros Jacome Verdorf y Martín Fay en Alemania, y Wolfgang Ritter en Segovia venido al efecto. El ingenio fue un regalo del archiduque Fernando de Austria a Felipe II.

Juan de Herrera realizó en noviembre de 1583 los diseños transformando un antiguo molino de papel en la nueva fábrica de moneda. En 1584 comienzan las obras bajo la dirección del maestro Diego de Matienzo, para la cantería y albañilería, y el aparejador Juan de Minjares, para la carpintería.

En enero de 1585 se colocaron todas las cubiertas. El complejo de edificios industriales e ingenieriles contenía las nueve ruedas hidráulicas que moverían los mazos y los ingenios de acuñación en un primer molino, otro molino de papel y un tercer molino de harina, cada uno de ellos con tres ruedas, además edificios auxiliares para almacenes de leña, carbón y de materiales, y junto a ellos se transformaron las presas y tomas de aguas.

La particularidad de todas estas construcciones era su fábrica con los mismos materiales, piedra y mampostería, y pizarra para las cubriciones, por lo que presentaban una unidad formal completa. Se construyó así uno de los escasos edificios de arquitectura civil industrial que se conservan.

En él se aunaron edificios estudiados expresamente para cumplir su funcionalidad y diseñados sin ninguna concesión a la ostentación y al boato, también en correspondencia con el estilo clasicista impuesto por Felipe II y sus arquitectos en España en la segunda mitad del siglo XVI.

Declarado Bien de Interés Cultural el 08/06/2000

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: C. Rodicio Rodríguez

casa de la mondea segovia mini

Qué ver y qué hacer en Segovia y Alfoz