Turismo Las Merindades

San Saturnino - San Zadornil

Comarca: Las Merindades

San Zadornil

En la zona septentrional de la provincia de Burgos, constituyendo parte de la ‘Jurisdicción de San Zadornil’ se encuentra el pequeño pueblo que da nombre a esta demarcación administrativa, San Zadornil.

Junto a ella se encuentra Valpuesta, de grandes resonancias históricas y artísticas, ya que en ella hubo un obispado altomedieval, en el que se sucedieron un templo prerrománico, otro románico (encargado en el año 1093 al maestro Arnaldo), y el edificio hoy conservado que fuera erigido a mediados del siglo XIV.

Iglesia de San Saturnino San Zadornil

En tal ambiente histórico se conservan algunos templos como la Iglesia de San Saturnino que jalonan el románico en tierras montañosas septentrionales burgalesas. Conserva la iglesia de San Zadornil casi toda su estructura en estilo románico, incluida la torre, salvo el ábside original.

Tiene planta de una sola nave, de tres tramos, cubierta por una bóveda de cañón apuntado que apoya sobre arcos fajones, doblados, también apuntados, los cuales apean en pilastras con una columna en su frente, cuyos capiteles, muy macizos, sólo se adornan muy sumariamente con unas volutas angulares logradas mediante rudo linealismo.

En la cabecera ha desaparecido el ábside románico, que fue sustituido quizás en el siglo XVII al ser ampliada por un conjunto de crucero y capilla mayor con testero plano. El acceso a la pequeña iglesia se practica mediante una portada sobria, con arquivoltas molduradas por baquetones, incluyéndose entre los dos inferiores una ornamentación geométrica de puntas de diamante, y con decoración de taqueado en la moldura superior.

Las columnas de las jambas tienen sencillos capiteles con vegetales esquematizados, rostros humanos y gallináceas, de acuerdo con la temática iconográfica tan extendida en la segunda mitad del siglo XII. Sobre esta portada hay un alero sostenido por canecillos, uno de ellos ilustrando una cuba (están ocultos los canecillos por una bovedilla construida posteriormente.

Un rústico pórtico precede a la portada, el cual se abre con puerta de medio punto, románica, que posiblemente proceda de otro punto del templo, de donde sería removida en el momento de construir dicho pórtico. A los pies de la iglesia se abre una ventana abocinada de simple molduración y con ingenuos capiteles esquemáticos en sus columnas.

Otra ventana románica se volvió a utilizar cuando se rehizo la cabecera del templo. La torre se eleva en el costado meridional de la iglesia, junto a la cabecera. Su parte inferior es maciza, y la superior tiene dos cuerpos, subrayados por imposta, en los que se abren vanos, algunos alterados para poner campanas.

Los originales tienen el trasdós del arco y la imposta destacados, animando así la superficie de la torre.

Los capiteles de sus columnas son de talla esquemática, con algunos rostros humanos. En el primer cuerpo las ventanas son sencillas, reduciendo su vano a una aspillera; las del segundo cuerpo son geminadas, alojándose dentro del arco principal otros dos arquillos con dientes de sierra que apoyan en una columna central.

Por encima queda una hilera de canecillos adornados con vegetales, rostros humanos y una cuba. Se trata, pues, de una iglesia característica de la segunda mitad del siglo XII, dentro de las notas propias del rudo románico rural.

De su contenido mobiliar interesa la imagen de la Virgen con el Niño, escultura gótica de fines del siglo XIII. El retablo mayor es obra tardorromanista de la primera mitad del siglo XVII, con columnas entorchadas, que aprovecha algunos elementos más antiguos.

Declarado Bien de Interés Cultural el 28/05/1992

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: S. Andrés Ordax

iglesia aturnino san zadornil mini

Qué ver y qué hacer en Las Merindades