Turismo Desfiladeros del Ebro

Una visita al Jardín Botánico de Miranda de Ebro

Comarca: Desfiladeros del Ebro

Miranda de Ebro

El Jardín Botánico de Miranda de Ebro, situado en el casco histórico junto al Castillo de la villa, ocupa más de 2.400 m2 de la zona de esparcimiento del antiguo Convento de las Siervas de Jesús, anteriormente casa solariega perteneciente al Mayorazgo de los Encío.

La utilización de este espacio para cultivos se remonta al siglo XVI, y su estructura de terrazas se adapta con acierto a la pronunciada pendiente de La Picota.

Jardín Botánico - Miranda de Ebro

Cedida la casona por los Encío en 1925 para su uso religioso, las Siervas regentaron edificio y huerto hasta 1989, año de su marcha de la ciudad, volviendo entonces la propiedad a manos de la familia, que lo vendería un año después al Ayuntamiento.

Los trabajos de creación del Botánico, realizados por la Escuela Taller, se extendieron hasta 1998, con un escrupuloso respeto a su característico escalonamiento. Sus 1.324 m2 iniciales permitieron destinar sus siete terrazas a la definición de ambientes diferenciados que agrupaban cerca de quinientas variedades vegetales, identificadas por sus correspondientes placas.

La adquisición, en 2004, de un terreno contiguo permitió construir nuevos espacios, llamados “de transición”, y un sistema de rampas que mejoraban la accesibilidad al conjunto.

Entretanto, a la consolidación de los primeros ejemplares, evidenciada en el porte del arbolado, ha venido a sumarse la ampliación del número de especies: hoy, son más de setecientas las variedades representadas, provenientes de los cinco continentes y reorganizadas en siete amplios aterrazamientos.

Si la Terraza de la Rosaleda presenta una colección de variedades miniaturizadas, arbustivas y trepadoras, la de Frutales reúne ejemplares herbáceos, arbustivos y arbóreos.

La Terraza de Plantas Aromáticas y Condimentarías aparece bordeada por especies tradicionalmente utilizadas en nuestro ámbito, familiaridad que contrasta con la exótica colección de cactáceas distribuidas en un rincón inmediato.

La Terraza Mediterránea alberga laurel, adelfas, palmeras, sauces y ‘bolas de nieve’; la del Emparrado ofrece sostén a vides, hiedras, clemátides y a la hermosa hortensia trepadora; y, en el nivel superior, la Terraza de Autóctonas está ocupada por avellanos, acebos, jaras y brezos. Los denominados “espacios de transición” vienen a enriquecer las colecciones contenidas en los distintos ámbitos.

jardin botanico miranda mini

Qué ver y qué hacer en Desfiladeros del Ebro