Turismo Los Narros

Parque Natural - Avila

Comarcas: Valle del TiétarValle del Tormes - Gredos

El Arenal - Arenas de San Pedro - Bohoyo - Candeleda - Hoyos del Espino...

En el extremo meridional de la provincia de Ávila y como un pesado e impenetrable murallón granítico, se alza el Parque Regional Sierra de Gredos con una superficie de 86.236 hectáreas.

Durante millones de años este espacio natural ha sido tallado por la erosión glaciar.

Aquí encontramos 41 glaciares de montaña, con sus tres subtipos más característicos: de valle (Glaciar de la Nava, Glaciar de Bohoyo, Glaciar de Gredos...), de circo (Glaciar de la Cruz, Glaciar de Gamellones...) y de ladera (Glaciar de las Chorreras, Glaciar del Canchito...).

Circo de Gredos

En su accidentado y vertical relieve de picos agudos, brechas y salientes empinados destacan el Circo y la Laguna Grande de Gredos. Ambos, de origen glaciar, aparecen presididos por el pico Almanzor, un coloso pétreo que, con sus 2.592 metros, es la máxima altura de todo el Sistema Central.

Otros lugares de gran belleza y espectacularidad son las Cinco Lagunas, la Laguna de los Caballeros, El Corral del Diablo o la Laguna Galín Gómez.

Si el relieve convierte a Gredos en una bella y espectacular montaña, desde el punto de vista biológico su hábitat nos ofrece uno de los espacios más interesantes de toda Europa occidental.

Laguna Grande - Gredos

Debido a su situación geográfica, a los fuertes desniveles y a la distinta orientación de sus laderas, la Sierra de Gredos puede considerarse como un auténtico paraíso para la flora.

Las diversas especies vegetales aparecen distribuidas en pisos superpuestos que alcanzan su culminación en el piso alpino, en él se han localizado un gran número de especies endémicas.

Aquí están representados 4 de los 5 pisos bioclimáticos de la Región fitosociológica mediterránea. En la cara Norte el matorral es predominante, ya sea el piornal (Cytisus purgans) en las cumbres, o la mezcla de leguminosas, a veces con labiadas, brezos o jaras.

Los Galayos
Los Galayos
Los Galayos

En la cara Sur, por el contrario, abundan los pinares de Pinus pinaster, alternándose con cultivos en terrazas y bancales; el jaral (Cistus ladanifer) y el brezal (Erica sp.) ocupan grandes extensiones y, a veces, íntimamente entremezclados; hacia el Oeste, las formaciones claras de rebollo y enebro sobre pedregales erosionados y laderas pronunciadas hablan de la degradación a que se han visto sometidas las masas de bosque marcescente.

En las márgenes de todos los cursos de agua se instalan especies ripícolas de un modo testimonial, la especie más común es el sauce, junto a alisos, chopos, álamo negro..., en la parte alta de las gargantas aparecen ejemplares aislados de abedul, reseñar la presencia de pequeños grupos o ejemplares aislados de ‘loros’ (Prunus lusitanica) que se encuentra en la parte baja de las gargantas de esta cara meridional.

Laguna de la Nava
Laguna del Duque

Pero el principal valor ecológico de esta Sierra reside en la vegetación rupícola, adaptada a vivir aprovechando los menores resquicios de la roca y soportando las durísimas condiciones ambientales, se han diferenciado especies propias de estas áreas (Reseda gredensis, Biscutella gredensis, ...).

En cuanto a la fauna, la Sierra de Gredos destaca también por sus endemismos, entre ellos destaca la cabra montés, la salamandra del Almanzor y el sapo común de Gredos.

La elevada altitud de esta Sierra, unida a la mayor continentalidad del clima en los pisos superiores, ha favorecido los fenómenos de aislamiento poblacional y la presencia de especies de montañas de tipos fríos. Fiel reflejo de ello son las más de 230 especies de vertebrados catalogados, entre las que se encuentran numerosos endemismos peninsulares a nivel específico y cuatro endemismos subespecíficos locales.

Reseda Gredensis
Cabra montés - Gredos
Macho cabrío - Gredos

El área de distribución de los endemismos locales se sitúa en la zona de cumbres, pertenecen a dos clases de vertebrados: la clase Amphibia, representada por la salamandra del Almanzor y el sapo de Gredos y la clase Mammalia, con el topillo nival abulense y la cabra montés.

Junto a ellos no se pueden olvidar otras especies como el barbo ibérico, barbo comiza, pardilla, en lo referente a peces. En cuanto a los anfibios y reptiles destacar la presencia de especies como rana de San Antonio, sapo partero, víbora hocicuda, lagarto verdinegro, galápago europeo...

Entre la abundante avifauna de Gredos hay que destacar dos especies consideradas en peligro de extinción: el águila imperial y la cigüeña negra.

salamandra del Almanzor
Sapo de Gredos

Otras seis están consideradas vulnerables: garza imperial, cigüeña común, alimoche, aguilucho cenizo, tórtola y buitre negro, pero la lista continúa: águila calzada, águila culebrera, azor, gavilán, buitre leonado, águila real, pechiazul, acentor alpino, roquero rojo, colirrojo tizón...

Los mamíferos son también numerosos: desmán de los Pirineos, musaraña española, musaraña enana, ratilla de Cabrera, nutria, gato montés, lince... dan idea de la riqueza faunística de este Espacio.

Junto a estos valores ambientales, la zona de Gredos atesora un interesante compendio de lugares en los que la historia, el arte y la tradición han dejado una huella indeleble.

Lagarto verdinegro
Galápago europeo
Águila imperial

Entre todos ellos destacan la calzada romana del Puerto del Pico y los pueblos de Candeleda y El Barco de Ávila. En este último, además, se pueden degustar sus famosos y exquisitos judiones.

La ruta de senderismo más clásica que se puede llevar a cabo dentro de los límites del Parque Regional de Gredos es la que desde la plataforma, situada al final de la pista que nace en Hoyos del Espino, permite alcanzar la Laguna Grande y el renombrado Circo de Gredos.

parque reginonal sierra gredos mini

Qué ver y qué hacer en Valle del Tormes - Gredos