Turismo Ávila

Iglesia Románica de San Pedro | Ávila

Comarca: Ávila y Alfoz

Ávila Capital

La Iglesia de San Pedro es una de las primeras parroquias construidas en Ávila después de la repoblación en torno al año de 1100. Situada extramuros, en la actual plaza del Mercado Grande, se levantaría hacia 1130 sufriendo algunas obras en los siglos XIII y XIV.

Iglesia de San Pedro Ávila

Presenta notables influencias de la Basílica de San Isidoro de León, tanto en planta como en la articulación de la cabecera, y de las iglesias románicas vecinas como San Andrés y San Vicente, ésta acaso coetánea.

Varias restauraciones extremas convirtieron el edificio en un modelo purista (Repullés y Vargas, años treinta del siglo XX, A. Arenillas en 1965, 1967, y consolidaciones de J. Fernández Suárez y R. Fernández Tresguerres a partir de 1982).

Construida en arenisca con zócalo de granito. Tiene planta basilical de tres naves, la central doble que las laterales, separadas por pilares cruciformes con columnas adosadas en los frentes y en las esquinas que reciben arcos apuntados, desarrollado crucero y triple cabecera con ábsides semicirculares y tramo recto anterior.

Las naves se cubren con bóvedas apuntadas de nervios sobre repisas, los brazos extremos del crucero con bóvedas de medio cañón ojivales, los tramos internos con nervios y el transepto con linterna cuadrada que se transforma en cúpula octogonal de nervios y cimborrio cuadrado al exterior (s. XIV).

Los ábsides muestran el central más alto y más profundo, se cubre con bóvedas de medio cañón y de horno; los tres decorados exteriormente con columnillas dividiendo el semicírculo en tres calles con ventanas de arco de medio punto con arquivoltas sobre columnillas y derrame a ambas haces.

La verticalidad se rompe por medio de líneas de imposta en la base de las ventanas, en los riñones de las mismas y por encima de ellas, decoradas con ajedrezados y entrelazados, éstos de ascendencia mozárabe.

Bajo las cornisas de todo el edificio canecillos con motivos románicos figurados. La fachada, de forma apiramidada o triangular, expresa por medio de contrafuertes las tres naves al exterior, iluminadas las laterales por alto óculo, la central con la portada avanzada entre los estribos, con arquivoltas de medio punto; encima, inscrito entre arquivoltas también de medio punto gran rosetón (s. XIII) para iluminación de la navecentral.

Otra portada se dispone en el lado de la Epístola, abocinada con arquivoltas de medio punto sobre columnas con capiteles figurados. Enfrente, en el lado norte, otra más, decorada con dientes de sierra y puntas de diamante. Ventanas románicas, con arquivoltas y decoración de ajedrezados, iluminan las naves central y laterales.

La torre se levanta adosada al brazo norte del crucero, de planta cuadrada; la sacristía en el lado opuesto, de granito y planta cuadrada.

En el interior destacan varios sepulcros medievales, el retablo mayor barroco (1714) de Francisco Fernández y Juan Carmona, otro plateresco (1536) y sendos retablos del crucero (1575) con esculturas de alabastro obra de Juan Sánchez y serie de pinturas sobre tabla atribuidas al Maestro de Riofrío (1497-1514). El pretil del atrio es obra de Juancho de Mendiguna (1527), reformado.

Declarado Bien de Interés Cultural el 26/09/1991

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autor: C. Rodicio Rodríguez

igesia san pedro avila mini

Qué ver y qué hacer en Ávila y Alfoz