Senderismo Pozaldez

Send Desde infiernos se ve map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 8,5 km
  2. Tiempo estimado: 2:50 h
  3. Punto de salida: Pozaldez
  4. Ciclabilidad: Sí
  5. Dificultad: Baja
  6. Desnivel: 40 m
  7. Época recomendada: Todo el año

SENDERO DE POZALDEZ AL CASTILLO DE LA MOTA - SENDERISMO VALLADOLID

Comarca: Tierra de Pinares

Pozaldez

Pozaldez tiene dos peculiaridades provinciales: un viejo olivar y unas vistas nada comunes. Las Torres de las Iglesias de San Boal y de Santa María se ven desde Valladolid (Parquesol, cerro San Cristóbal), Portillo, Rubí de Bracamonte, Fresno el Viejo, Honcalada... desde todos los puntos cardinales descontando, claro, la Tierra de Campos y la zona umbría y oriental de los páramos. Por eso merece la peca acudir a Pozaldez.

El refrán completo es: Portillo y Pozaldez, que desde los infiernos se ven. Pozaldez rompe la horizontalidad vallisoletana con la verticalidad de estas dos torres. Además, posee una Fuente de Carlos III y una arquitectura tradicional en ladrillo mudéjar llena de sabor y buen gusto.

Vamos primero a descubrir el olivar: ahora hay bastantes en la zona de Rueda-Rodilana, pero todos jovencitos. Este, sin embargo, muestra orgulloso sus centenarios olivos, rugosos y retorcidos. Dependiendo de cómo nos situemos, podremos contemplar los olivos inclinados con las torres al fondo.

Después de contemplar el olivar nos vamos camino del castillo, acercándonos por la zona que da a la Tierra de Medina, para ver como esparcidos todos los pueblos de la amplia comarca, el Castillo de la Mota, las altas torres de Madrigal, pinares, campos.

Hemos de avanzar un poco por alguno de los caminos que se dirigen hacia el Sur -como el de Pozal- para contemplar este paisaje, y luego volver a la ruta del castillo. Merece la pena, pues la situación de esta loma, en la que se asienta la localidad, es de privilegio en la mitad suroccidental de la provincia.

El castillo es una pared de argamasa con cantos rodados y poco más. Pero tiene su encanto (nunca mejor dicho). Está perfectamente situado para dominar y controlar la zona Noreste de Medina del Campo.

También a nuestros pies, pinares, la Ribera del Adaja y, en primer plano, la localidad de Villalba de Adaja. Bueno, más en primer plano todavía, la línea del AVE. Con prismáticos descubriremos mil detalles en el valle o en la ladera de los lejanos páramos.

La vuelta la hacemos por una amplia pista, reconfortados por tan profundos horizontes.

Información: Diputación de Valladolid

quedesdelosinfiernosseve lista

Qué ver y qué hacer en Tierra de Pinares