Senderismo Castilla y León

senderos duruelo sierra map

Datos básicos de los senderos:

PRC-SO 70 Ruta Cuerda Jimeno: Sale y llega a Duruelo de la Sierra realizando un total de 10,3 kilómetros y subiendo a Cuerda Jimeno donde enlaza con la ruta Cuerda la Graja. Tiempo estimado 3 h 30 min. Dificultad Media.

PRC-SO 71 Ruta Cuerda la Graja: Sale y llega a Castroviejo realizando un total de 3,4 kilómetros y subiendo hasta el Raso de La Cespedilla. Tiempo estimado 1 hora. Dificultad Baja.

Enlace entre PRC-SO 70 y PRC-SO 71: Dicho enlace se realiza entre el alto de Cuerda Jimeno y el Raso de la Cespedilla y tiene un total de 2,2 kilómetros. Tiempo estimado 40 min.

PR-SO 72 Ruta Ambas Cuerdas: Sale de Duruelo de la Sierra y sube hasta el Portillón atravesando la Cuerda de los Portillos y el Raso de Ambascuerdas. En total son 11 kilómetros de ida y vuelta. Tiempo estimado 3 h. Dificultad Media.

  1. Distancia total: 24,7 km
  2. Tiempo estimado total: 7 h 30 min
  3. Punto de salida: Duruelo de la Sierra
  4. Ciclabilidad: 100 %
  5. Dificultad: Media
  6. Época recomendada: Todo el año

Una de las Mayores extensiones boscosas de la Península - Senderismo Soria

Comarca: La Soria Verde

Duruelo de la Sierra

Estos 3 senderos de pequeño recorrido tienen su inicio en Duruelo de la Sierra. Están perfectamente señalizados, las marcas sobre el terreno consisten en dos franjas de color blanco y amarillo. En los caminos sin ramificaciones se sitúan cada 200 metros aproximadamente.

Antes de llegar a Duruelo desde cualquier sitio, hemos recorrido un buen trayecto por carretera a través de un extenso bosque de pinos, por lo que no es extrañar si aquí alguien nos dice que estamos inmersos en una de las mayores extensiones boscosas de la Península Ibérica, en un paisaje que recuerda a los bosques boreales de Siberia.

Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72
Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72
Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72

El régimen de lluvias elevado y el ambiente fresco de la sierra de Urbión, han hecho posible la permanencia, e incluso el avance, de una vasta masa de pino silvestre o albar que ahora cubre casi por completo la cabecera del valle del Duero. Según registros fósiles, el pino albar lleva existiendo en la zona desde finales de la última glaciación cuaternaria del Würm, hace unos 12.000 años, tomando un importante papel en la recuperación de los bosques templados de hoja ancha devastados por los intensos fríos glaciares.

No deja de ser curioso que sea este pino el mismo elemento que define el paisaje siberiano en el extremo Norte de Europa y en las laderas de Urbión, en el extremo Sur de Europa.

Paisajes Rocosos de Origen Glaciar

Los parajes rocosos que emergen del inmenso manto verdinegro de pinos albares son un hito en la personalidad paisajística de las laderas meridionales de Urbión. A lo largo de los recorridos podemos apreciar sus bellas y singulares siluetas rocosas en los parajes de Castroviejo, Covagrande, Ambascuerdas, Cuerda de la Graja o Cuerda Jimeno.

Estos resaltes rocosos son conocidos en la jerga de la geología como 'Tors' y son el resultado de la acción combinada del viento y el hielo durante el glaciarismo cuaternario e inmediatamente después (hace unos dos millones de años). Por una parte el hielo actúa entre las grietas verticales separando lentamente los grandes bloques de formas geométricas y después el viento lima sus afilados ángulos dándoles formas sugerentes de animales, rostros y objetos.

Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72
Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72
Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72

El resultado de este modelado glaciar sobre las mayores culminaciones rocosas del terreno es un verdadero laberinto natural a través de gargantas, chimeneas estrechas, arcos naturales y monolitos de caprichosas formas. En la actualidad los agentes atmosféricos siguen actuando sobre ellas pero de forma muy limitada y la prueba está en la rica comunidad de líquenes que tintan al roqueado de un peculiar color gris verdoso o amarillento.

Además, estos ambientes rocosos son el reducto de diversos árboles como el tejo, acebo, roble albar o serbal de cazadores, desplazados por la vital ocupación del pinar en densa disposición agregada a lo largo y ancho de las faldas del Urbión. Estas pocas especies crecen en algunas grietas y encajonamientos rocosos con cierta acumulación de sustrato, alternándose con los omnipresentes pinos albares (en forma de diminutos bonsáis centenarios conocidos como 'garrapatos') que no repudian ningún ambiente de estos paisajes, hasta el punto de crecer en las más estrechas grietas donde ninguna otra especie arbórea es capaz de prosperar.

Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72
Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72
Senderos en Duruelo de la Sierra PR-SO 70, 71 Y 72

También podemos encontrar algunas bonitas flores de gran valor e interés por su rareza como el narciso mayor, la siempreviva o el doronico.

Una Tierra de Guerrilla

Tampoco es de extrañar que estas viejas y recónditas montañas, llenas de recovecos y escondrijos, estén impregnadas de misterios y leyendas de guerrilleros. Durante el siglo XIX, en la Guerra de la Independencia, las laderas meridionales de Urbión han sido la guarida de rebeldes que intentaban librar al país del poder francés.

Más tarde, en las tres guerras posteriores, también fue lugar de protección de partidas Carlistas. Las cuevas y abrigos frecuentes en algunos parajes rocosos de la comarca sirvieron de refugio a estos guerrilleros, como el de 'Covagrande' en Duruelo de la Sierra o 'Covarnantes' en Regumiel de la Sierra. En este último enclave, dice la tradición oral que se alojaban hasta 300 combatientes rebeldes y que, una gran piedra situada en el interior del abrigo, el Cura Merino oficiaba misa a sus seguidores.

En la actualidad los únicos ocupantes de estos abrigos son algunos viejos árboles enraizados en las grietas que podrían decirnos de la veracidad de estas historias.

SenderosDuruelo mini

Qué ver y qué hacer en La Soria Verde