Senderismo Segovia

RioCega LaVelilla PPedraza map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 10 km
  2. Tiempo estimado: 4 h
  3. Punto de salida: La Velilla
  4. Desnivel de ascenso: Cota máxima 978 m
  5. Ciclabilidad: No
  6. Dificultad: Media
  7. Época recomendada: Todo el año

DE LA VELILLA A PAJARES DE PEDRAZA SIGUIENDO EL CEGA - SENDERISMO SEGOVIA

Comarca: Segovia Sur

La Velilla - Pajares de Pedraza

La Velilla se sitúa a 35 Kilómetros de Segovia, en la carretera local que va desde la N-110 a Pedraza. El cruce de estas dos carreteras lo encontramos pasada La Salceda.

Tranquila y solitaria excursión por el tramo medio del Río Cega, entre los pequeños pueblos de La Velilla y Pajares de Pedraza. El Cega atraviesa encajado un macizo de rocas metamórficas "gneises", cuyo fondo de valle es intransitable en su mayor parte, debido a la verticalidad de los numerosos riscos y peñas que caen en picado hacia su lecho ya la espesura de la vegetación de ribera.

Pocos lugares como este nos ofrecerán tan buenas vistas, desde la lejanía, de la misteriosa villa medieval de Pedraza.

Comenzamos nuestro recorrido por el tramo medio del Río Cega en el pequeño Pueblo de La Velilla, emplazado en su margen derecha. Este tramo es bien conocido y frecuentado por pescadores.

Junto a la Ermita de San Salvador, tomamos la margen izquierda del Cega y nos dirigimos aguas abajo. Pasamos primero por un meandro y seguidamente continuamos bordeando las paredes del roquedo que a veces caen verticalmente y directamente al cauce. No existe sendero bien marcado pero es de buen y agradable caminar.

Pasados los pequeños acantilados descendemos por una zona de arbustos con zarzas y, escaramujos hacia la orilla del Cega, donde un rústico puente de troncos nos permitirá merodear en la chopera de la margen opuesta.


Poco después llegamos a un bonito molino restaurado (Km 1,30) con azud y cacera. 
Al molino llega una pista directamente desde el pueblo de La Velilla, que tomaremos a nuestro regreso al final de la ruta.

Cruzamos el puente de hormigón sobre el Río Cega, el cual tiene una pequeña caída de agua desde la presa. Aquí nos damos cuenta lo difícil que sería seguir a lo largo del Valle del Cega, completamente impracticable por la espesa vegetación de ribera y las pareces verticales de rocas de gneis.

Ahora, nos dirigimos hacia el N.O, por la margen derecha del Cega. Sin senderos y entre un bosque algo denso de encinas, jaras y otras plantas aromáticas y alguna sabina, tendremos que buscar nuestro propio camino, a veces siguiendo sendas de ganado, pero siempre sin descender al Cega.

Realmente es imposible el descenso al fondo del valle, dada la brava topografía de un verdadero y angosto cañón.
 Desde muchos lugares altos que atravesaremos en nuestro andar por el Cega contemplaremos un paisaje con vistas excepcionales de la Medieval Villa de Pedraza, destacando su castillo al S.O, desde pocos lugares como este tendremos vistas tan hermosas.

Del intransitable Valle del Cega, con su exuberante vegetación de ribera. Podemos imaginar que variedad de colores tendremos en la estación otoñal, se semejará a una larga culebra multicolor.

Cruzaremos tres pequeños barrancos (solamente el último de ellos, nos permitirá descender fácilmente al valle). Llaman la atención algunas curiosas peñas y riscos que nos acompañan durante todo nuestro recorrido: Peñón del grajo, Peñas Montillo, Los Riscos, y otro sinfín de nombres que aluden al lugar y que solo conocen los lugareños.

Donde termina el terreno escabroso y escarpado del encajamiento del Cega en las rocas gneisicas, descendemos a su llanura aluvial plantada con chopos (Km 3,1). En frente (hacia el N), vemos un cambio radical en el terreno y en la vegetación, el paisaje está dominado por unos farallones de roca caliza por encima de unos terrenos arenosos blancos con cárcavas. En las zonas altas (de las lastras) y en las laderas (o cuestas) vemos el bien conservado bosque de sabinas, adoptado al suelo calcáreo ya las condiciones del clima riguroso de estos lugares.

Es el característico Cretácico segoviano que nos encontraremos siempre en otras excursiones por Segovia Sur (ver croquis que acompañan a la ruta). Si pudiéramos penetrar en el terreno desde lo alto de las lastras, nos encontraríamos primero las calizas, después las arenas y finalmente el zócalo de rocas antiguas de gneises.

Ahora seguimos por pista, dejamos el cementerio a la derecha y llegamos a Pajares de Pedraza (km 5,0), a los pies de las Buitreras de la Peña del Tuero.

El regreso lo realizamos por el mismo camino por la Vega del Cega hasta el inicio de su encajamiento los gneises. Aquí cruzamos un puente de pescadores (Km 6,9) y tomamos altura hasta situarnos por encima de los riscos.

Otra vez sin sendero, buscaremos el camino entre las encinas y sabinas, llegando de nuevo al molino (Km 8,8). De aquí tomamos la pista que conduce directamente a La Velilla (Km 10,0).

Información: Segovia Sur - Asociación para el desarrollo rural

RioCega-delavelilla lista

Qué ver y qué hacer en Segovia Sur