Senderismo Paredes de Nava

Send monte cepuda Carejas map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 11,5 Km
  2. Tiempo estimado: 4 h
  3. Punto de Salida: Paredes de Nava
  4. Ciclabilidad: 100%
  5. Dificultad: Baja / Media
  6. Época recomendada: Todo el año.

CAMINO AL MONTE DE LA CEPUDA Y ERMITA DE CAREJAS - SENDERISMO PALENCIA

Comarca: Tierra de Campos

Paredes de Nava

Esta ruta parte desde el mismo municipio de Paredes de Nava por su zona este, en la Puerta de Antenoria. Nada más iniciar el recorrido nos encontramos con la antigua fábrica de cerámica y con un abrevadero para el ganado ovino a unos 200 m. El camino se bifurca, cogiendo nosotros el de la derecha, dejando a nuestro lado un transformador.

Cruzamos por debajo de la carretera C-613 y dejamos al lado izquierdo un sauce blanco.

Según avanzamos iremos dejando la planicie para ir divisando unas pequeñas laderas que llegan a ascender hasta los 853 m. se trata de la Cuesta de Torredondo, uno de los puntos más altos del término de Paredes. Justo antes de subir esta cuesta, nos desviaremos 250 m. para acercarnos hasta el repetidor, ya que en este balcón natural tendremos unas vistas inmejorables tanto de la localidad como de toda la comarca de Tierra de Campos. La cantidad de los pueblos que podremos divisar es innumerable.

En estas laderas antiguamente se solía extraer tierra para realizar adobes y tapial para las viviendas. Hoy es una zona poblada por conejos y una flora típica como son las tobas, el cardo común, menta de caballo, achicoria, espino majuelo...

Volviendo a nuestro camino, y ascendida la cuesta repoblada de pinos nos hallamos en el paraje conocido como La Ciudad, que hace referencia al asentamiento de la época Vaccea-Romana de Intercatia y donde se hallan una serie de tojas. Nosotros seguiremos el camino conocido como "de los palos", por los postes de madera que hubo en él y traían antiguamente  luz desde Perales hasta Paredes. Siguiendo siempre todo recto veremos unos sauces blancos, con bastantes zarzamoras y acederillas, es una pequeña vaguada antes de subir la Cuesta de La Quemada, donde antiguamente hubo un tejar.

Llevamos recorridos 5 km. desde nuestra salida, cuando llegamos a un cruce de caminos donde vemos una repoblación de pinos. Cogemos el desvío de la derecha, por el cual recorreremos escasos 600 m. para llegar hasta la Fuente de Zorita, donde divisamos al fondo las naves de la Finca La Villa. En este paraje de chopos hay una Toja en la que nacen, formando coronas concéntricas, juncos y adelfillas pelosas, además de zarzamoras, lengua de buey o zanahoria silvestre.

Regresamos por el mismo camino, y seguimos todo recto para dirigirnos al Monte la Cepuda. Tras recorrer 800 m. tomaremos el desvío de la izquierda, para pasar al lado de uno de los típicos palomares de Tierra de Campos. En el caserio del Monte, situado a una altitud de 859 m., hubo hasta hace poco tiempo una casa-castillo.

Una vez cruzado este frondoso monte de encinas y quejigos, habitado por una rica fauna de jabalíes, perdices, codornices... o flora como setas de cardo, tomillo, cantueso, quitameriendas, espino albar, jara o la espiga florida, nos dirigimos por el camino que sale a mano izquierda. Una vez en él, nos separa una distancia de 2,5 km. para llegar a la Ermita de Nuestra Señora de Carejas, patrona de Paredes y cuya festividad se celebra el 8 de septiembre.

La ermita que vemos actualmente, responde a una reedificación de 1931, la imagen titular de Ntra. Sra. de Carejas, data de principios del siglo XIII. En su interior podemos volver la mente al pasado al contemplar los diferentes exvotos que se exponen en la paredes del recinto, debemos resaltar los grilletes de la Leyenda del Cautivo, en la que se cuenta cómo una madre natural de Becerril de Campos, recorría todos los días el camino hasta la ermita de Carejas para rezar ante la imagen por la vuelta de su hijo que estaba preso por los moros. Gracias a la intercesión de la Virgen, su hijo regresó sano y la madre regaló los grilletes a la Virgen de Carejas.

En esta pradera, auténtico oasis en Tierra de Campos, hallaremos sobre todo chopos, pero no faltan castaños, olivos, acacias o un ciruelo rojo.

En nuestro camino de vuelta a Paredes, también encontraremos zonas acondicionadas para el descanso, con unos bancos y algo de sombra.

Según avanzamos iremos dejando la planicie para ir divisando unas pequeñas laderas de pinos que llegan a ascender hasta los 845 metros. Tras recorrer 2 kilómetros regresamos al municipio. Pero un poco antes de llegar, vemos lo que fue la Huerta Magdaleno, con su almendro, morales, olmos, sauces blancos...

El paseo hasta la ermita es sin duda el más frecuentado por los paredeños a lo largo de todo el año. Ello es debido a su cercanía, la comodidad del recorrido y la belleza del lugar de destino.

SenderoMontedelaCepuda lista3

Qué ver y qué hacer en Tierra de Campos