Senderismo Montaña Palentina

Send Valdecebollas cueto map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 12 km
  2. Tiempo estimado: 4 h 30 min
  3. Desnivel: Desde el refugio de El Golobar hasta Valdecebollas 300 m y desde el alto hasta
    Brañosera se descienden 940 m
  4. Punto de salida: Refugio el Golobar (Brañosera)
  5. Ciclabilidad: No
  6. Dificultad: Baja
  7. Época recomendada: Todo el año.

EL VALDECEBOLLAS Y EL CUETO - SENDERISMO MONTAÑA PALENTINA

Comarca: Montaña Palentina

Brañosera

Desde Barruelo de Santullán una carretera local nos lleva hasta Brañosera. Desde Brañosera tomamos dirección a Salcedillo, para desviarnos a la izquierda, dos kilómetros más arriba y llegar al Refugio de El Golobar, donde muere la carretera. Iniciamos a pie el sendero, que asciende por la ladera junto al Arroyo del Canal hasta el collado que divide ambas vertientes de los Ríos Rubagón y Pisuerga. Una vez arriba en el collado, por un sendero que recorre el cordal nos dirigimos al Alto Canalejas (2.096) y más al oeste al Pico Valdecebollas (2.139), reconocible por las torres de piedra que los montañeros han construido en su cumbre. Desde Valdecebollas el camino desciende en dirección suroeste hacia El Cueto (2.083).

Del Cueto seguimos descendiendo por el vallejo trazando una gran curva hasta el Collado de Pamporquero, lugar de paso entre los valles de Castillería, Mudá y Brañosera. En este tramo confluyen varias pistas de uso ganadero. Continuamos por la primera, a nuestra izquierda, que desciende en dirección este por el Valle del arroyo de Pamporquero. A media ladera el camino se bifurca. Por la derecha la pista nos lleva a Barruelo a través de un excelente bosque mixto de haya y roble. Por la izquierda, tomando como referencia la línea eléctrica de alta tensión, el camino nos devuelve a Brañosera, cuyo caserío ya es visible al fondo.

Desde el abandonado refugio de El Golobar, situado a 1.840 metros, una sencilla ascensión nos coloca en media hora en altitudes cercanas a los 2.000 m.

Al llegar al collado avistamos hacia el noroeste el Valle de Redondo, pudiendo divisar en el fondo la Cueva del Cobre y el Sumidero del Sel de la Fuente, donde nace el Río Pisuerga. En las dos vertientes podemos observar manifestaciones de glaciarismo cuaternario en las zonas altas de los valles. A ambos lados se distinguen las morrenas y los efectos de la erosión glaciar.

Siguiendo la senda en dirección oeste nos dirigimos hacia el Pico Valdecebollas. En este trayecto, el terreno presenta una coloración rojiza por la presencia de minerales de hierro. La escasa vegetación está formada por especies alpinas, como saxifragas, erodium pertraeum y pulsátila alpina. Antes de llegar al Valdecebollas la senda deja a nuestra izquierda el Alto de Canalejas, cumbre en cuya cima quedan restos visibles de alguna trinchera de la Guerra Civil.

La Cumbre de Valdecebollas es una plataforma plana en cuyo centro se han erigido varios hitos de piedra alrededor de uno mayor en el cual se sitúa el vértice geodésico. Si nos acercamos al borde de la plataforma obtendremos, si el día es claro, una inmejorable panorámica de las altas cumbres de la Montaña Palentina.

Hacia el oeste Peña Prieta (2.536), Curavacas (2.524), Espigüete (2.450). Hacia el suroeste Peña Redonda (1.993) y la Sierra de Brezo. Al noroeste Picos de Europa. Frente a nosotros la Sierra de Peña Labra (2.029), Tres Mares (2.175), El Cuchillón (2.172) y el Cueto Mañín (2.122), tras los que se adivina la estación de esquí de Alto Campóo y el valle de Suso, ya en la vecina Cantabria.

En el camino hacia abajo desde el Cueto dejaremos a nuestra derecha los valles de Redondos, Castillería y Mudá, en los que podremos reconocer los apretados caseríos de sus pueblos.

Fauna El Oso pardo es sin duda la especie emblemática de esta comarca, espacio que utiliza en sus correrías y en la búsqueda de alimento y refugio. Pero también esta sierra alberga Jabalíes, Lobos, Zorros, Gatos monteses, Corzos, Ciervos y la población más oriental de Rebecos de la Cordillera Cantábrica. Buitres leonados, Alimoches, Águila real y Águila perdicera sobrevuelan las cumbres. El Pito negro abunda en los bosque de haya y por desgracia el urogallo fue extinguido en los montes de Brañosera por los años 80.

Valdecebollas lista

Qué ver y qué hacer en Montaña Palentina