Senderismo Páramo, Órbigo, Esla

Send Leon ViaVerdeEsla

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 22 km (ida y vuelta)
  2. Tiempo estimado: 5 h 15 min
  3. Punto de salida: Valencia de Don Juan
  4. Ciclabilidad: sí
  5. Dificultad: Baja
  6. Época recomendada: Todo el año

Por la Vía Verde del Esla - Senderismo León

Comarca: Páramo, Órbigo, Esla

Valencia de Don Juan - Castrofuerte

Por el antiguo trazado del ferrocarril de vía estrecha que unía Medina de Rioseco en Valladolid y Palanquinos en León, se ha recuperado el trayecto que une Valencia de Don Juan con Castrofuerte. El firme es de tierra compacta y se encuentra jalonado por numerosos puentes de madera que cruzan pequeños valles, arroyos, etc. La totalidad del itinerario tiene pendientes mínimas por lo que resulta adecuado para todo tipo de personas, independientemente de sus aptitudes físicas.

La ruta comienza al norte de Valencia de Don Juan, discurriendo próxima a la urbanización Valjunco, hasta la antigua estación de ferrocarril de la ciudad. En este punto, la Vía Verde, atraviesa una parte de Valencia de Don Juan por lo que puede confundirse con alguna de las calles. Este tramo urbano se realiza en línea recta, sin que exista ninguna desviación pero atraviesa varias carreteras comarcales, por lo que se debe prestar atención a la hora de efectuar estos pasos.

Una vez dejada atrás Valencia de Don Juan, el camino continúa paralelo a la carretera que se dirige a Castrofuerte. El itinerario se encuentra flanqueado por varias especies arbóreas y arbustivas como el espino albar o majuelo, almendros, escobas o chopos. Existe un área recreativa, dotada de bancos y mesas, permite hacer un alto en el camino y disfrutar de la tranquilidad del entorno.

En este paraje no resulta difícil observar algún ratonero posado en los postes del tendido eléctrico o un cernícalo 'flotando' en el aire en busca de su próxima presa. Los campos de cereal son también un buen lugar para avistar bandos de pardillos o alguna pareja de perdices.

Más esquivas son las avutardas sorprendidas en la lejanía por el observador paciente, que verá convertirse lo que parecía un montón de paja seca en un ave enorme en el que destaca el color blanco y negro de sus alas.

Continuando el camino, se encuentra próximo Castrofuerte, donde la presencia del antiguo apeadero de ferrocarril advierte sobre la proximidad del final de la ruta. En esta localidad se pueden observar los numerosos palomares existentes y las diferentes formas y tipologías de estos. También las bodegas son testigos de prácticas agrarias tradicionales.

ViaVerdeEsla Lista

Qué ver y qué hacer en Páramo, Órbigo, Esla