Senderismo Burgos

Sendero valle pozaron map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 8,9 km
  2. Tiempo estimado: 2 h
  3. Punto de salida: Valdezate
  4. Desnivel acumulado: 210 m
  5. Dificultad: Media
  6. Ciclabilidad: 90%
  7. Época recomendada: Primavera
  8. Track GPX

SENDERO POR EL VALLE DE POZARÓN PRC-BU 170 - SENDERISMO RIBERA DEL DUERO

Comarca: Ribera del Duero

Valdezate

Valdezate, en el extremo meridional de La Ribera del Duero Burgalesa se encuentra el Páramo de Corcos, una extensa superficie de terreno desprovista de vegetación arbórea, donde encuentran refugio y las condiciones necesarias de vida un amplio abanico de especies de fauna esteparia.

A su pie, horadado y modelado por la erosión se encuentra el profundo y angosto Valle del Chorro de Corcos, que pese a su también escasa vegetación no dejará indiferente al senderista por el carácter austero y extremo de su paisaje.

La forma más sencilla de adentrarse en el sendero e iniciar la ruta es salir de la localidad de Valdezate por su parte Este, donde se observa un camino que se adentra por el angosto Valle del Chorro de Corcos, lugar por donde discurre la parte más fácil del sendero.

El proceso erosivo ha ido modelando con el tiempo la impresionante hoz del arroyo del Chorro de Corcos, unas laderas de gran altitud y fuerte desnivel, que unido a la estrechez del valle y a su aridez, configuran un paisaje de aspecto sobrecogedor y cargado de fuerza.

Las pequeñas huertas, los frutales, las choperas y retazos del original bosque de ribera se disponen a lo largo del arroyo, junto al cual discurre el camino.

Es posible ascender por el valle por cualquiera de sus orillas. Se puede realizar un itinerario más corto y sencillo realizando la ida por una de ellas y el regreso por la otra. Para los más avezados se recomienda hacer la ruta completa, subiendo al Páramo y a la Torre de Corcos, desde donde se disfruta de unas magníficas vistas.

Más adelante la vegetación desaparece y sólo una pequeña repoblación de pinos crece en una de las laderas. A medida que se asciende, el valle cada vez es más angosto y la única vegetación que se puede observar son pequeños matorrales.

Suelos pobres, con elevadas concentraciones de margas y yesos, a los que unir siglos de pastoreo, han contribuido a modelar este paisaje donde muy pocas plantas son capaces de sobrevivir. Así, aliagas, tomillos, salvias, botoneras o zarzas y rosales en las zonas más húmedas, se ocupan de tapizar el suelo.

Después de la unión en un puente de los caminos que discurren por cada una de las márgenes del arroyo se continúa avanzando valle arriba hasta las proximidades del manantial de Corcos.

En este lugar se cruza el río por un pequeño puente y se inicia el ascenso al páramo por una estrecha senda. La senda discurre a media ladera, en una corta pero acusada subida. Sin embargo, una vez coronado el páramo se podrá disfrutar de una estupenda panorámica del valle, junto a las ruinas de la Torre de Corcos.

El sendero se dirige hacia el Oeste a través del Páramo de Corcos, una extensa superficie de terreno dedicada al cultivo de cereal con presencia de algunos eriales. La aridez del páramo no significa que haya ausencia de vida, sino todo lo contrario, ya que en este ámbito las aves esteparias encuentran su hábitat adecuado para su desarrollo y cría.

Se trata de especies especialmente adaptadas a este medio, presentando plumajes pardos para camuflarse en el suelo, vuelo rápido y conducta escondidiza para huir de los depredadores en un espacio tan abierto. Alcaravanes, bisbitas, calandrias, cogujadas, alondras o terreras son algunas de las especies que se pueden observar.

Antes de cruzar la carretera que desde Valdezate se interna en la provincia de Segovia, una señal indica la posibilidad de tomar un ramal para acercarse hasta un mirador en el Pico Escarcha, sobre el Valle del Arroyo del Chorro de Corcos.

Después de atravesar la carretera y dar un paseo por el páramo se llega hasta un cruce, donde se debe girar a la derecha para acercarse de nuevo hasta el límite de esta extensa llanura e iniciar el descenso hacia Valdezate, que se adivina en el fondo del valle.

El inicio de la bajada se hace bajo una pequeña mancha de pinos que ponen una nota de color a la ladera. Cuando se llega al inicio de la zona de cultivos existe una bifurcación donde se debe tomar el camino de la derecha para pasar junto una antigua explotación minera.

Al final del camino se gira  a la derecha y a escasa distancia espera el pueblo de Valdezate, donde concluye el recorrido.

Información: Ribera del Duero Burgalesa

SenderodelValledePozaron lista

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero