Senderismo Sotillo de la Ribera

Sendero de las ermitas map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 12,9 km
  2. Tiempo estimado: 3 h
  3. Punto de salida: Sotillo de la Ribera
  4. Desnivel acumulado: 295 m
  5. Dificultad: Media
  6. Ciclabilidad: 90%
  7. Época recomendada: Todo el año
  8. Track

SENDERO DE LAS ERMITAS PRC-BU 22 - SENDERISMO RIBERA DEL DUERO BURGOS

Comarca: Ribera del Duero

Sotillo de la Ribera

Las cinco ermitas que se contemplan a lo largo del sendero dan nombre a esta ruta. Construidas en los s. XVII y XVIII se disponen en el terreno formando dos cruces, una más grande y otra más pequeña, contenida dentro de la primera.

El auge económico que vivió esta Villa durante el reinado de Carlos III permitió la construcción de estas ermitas, además de edificios tan singulares como el Palacio del Ayuntamiento o el Palacio de los Serrano, también llamado, la Casa Grande.

Sobre el arroyo de Sotillo, en una curva de la carretera BU-130 a su paso por Sotillo, se encuentra el panel de inicio de la ruta. El camino de la Vega, que se encuentra enfrente dei panel, marca el itinerario a seguir.

Una amplia vega en la que crecen algunas choperas en las proximidades del arroyo de Sotillo, pequeños huertos de almendros, y principalmente viñedos y campos de cereal, configuran el paisaje inicial de la ruta. Al final de este camino se gira a la derecha y en el siguiente cruce a la izquierda, bordeando una chopera.

La ruta continúa entre viñedos y cereal, instalados en la fértil llanura que se extiende entre el monte de Villalobón y las lomas de Izán, al norte de Sotillo de la Ribera. Aunque la ruta obliga a realizar varios giros, al fondo se yergue en un pequeño alto la ermita de San Isidro (1), acompañada por varios almendros, objetivo de la primera parada de la ruta.

Aunque de pequeña altura, desde este cerro se divisa una buena panorámica de la zona, estampa característica del paisaje ribereño. A continuación se toma la Cañada del Chorco de los Arenales, que discurre por la divisoria de una loma, hasta llegar a la carretera de Sotillo a La Horra, la cual se debe cruzar para seguir avanzando por una zona de viñedos, asentados sobre diferentes terrazas del terreno.

El camino es estrecho y está delimitado a ambos lados por paredes de piedra, pero sea cual sea la época del año se observa una actividad frenética en los viñedos: abonado, poda en verde, aclareo de racimos, vendimia, etc., son algunos de los trabajos que deben hacerse si se quiere obtener una cosecha de calidad.

Al llegar a un camino de mayor entidad se gira a la derecha para ir hasta la ermita de Santa Lucía (2), dando vista tras ella a la localidad de Sotillo de la Ribera. Bordeando el pequeño bosquete de pinos existente se continúa camino hasta la ermita de San Amancio (3), cerrada con una valla, pero que permite observar las esculturas de su interior.

Una pequeña cuesta entre pinos permite ascender hasta el monte Tabor, donde se gira a la derecha por el camino de La Tejera en busca del Alto de Gadenes, otra pequeña elevación del terreno, previo cruce de un pequeño arroyo. Una pequeña senda entre matorral de jara y un pequeño camino delimitado por una pared de piedra conducen hasta las proximidades de las piscinas municipales, no sin antes haber tenido que rodear una chopera y tomar un nuevo camino.

Varias revueltas por diferentes caminos y un pequeño tramo por la carretera a Terradillos de Esgueva conducen hasta una estrecha senda, que entre huertas, romeros que igualan nuestra altura, algunos quejigos y encinas y bajo la atenta mirada de un pinar, lleva en primer lugar hasta la Fuente Bajera, donde se pueden ver unos antiguos lavaderos, y después hasta la ermita de Nuestra Señora de la Virgen del Prado (4), un sobrio edificio situado cerca del Camino Real, muy frecuentado por unir Gumiel de Mercado (de quien dependía tiempo atrás Sotillo de la Ribera) con las poblaciones del Valle del Esgueva.

Desde la ermita se desciende hasta la parte baja del valle y tras cruzar el arroyo de Sotillo se gira a la derecha. Por el camino Real, sin tomar otros que salen a los lados, dejando a un lado fértiles campos de labor y al otro, en la ladera, no apta para la agricultura, un bosque de pinos y quejigos, se regresa hasta Sotillo de la Ribera.

Una vez en la localidad un camino permite subir hasta la ermita de San Jorge (5), la última del recorrido y sólo para los que todavía guarden fuerzas.

Información: Ribera del Duero Burgalesa

senderodelasermitas lista

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero