Senderismo Ribera del Duero

Sendero aire remanso map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 9,2 km
  2. Tiempo estimado: 2 h 15 min
  3. Punto de salida: Pedrosa de Duero
  4. Desnivel acumulado: 170 m
  5. Dificultad: Media
  6. Ciclabilidad: 100%
  7. Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño
  8. Track

ENTRE EL AIRE Y EL REMANSO PRC-BU 151 - SENDERISMO RIBERA DEL DUERO BURGOS

Comarca: Ribera del Duero

Pedrosa de Duero - Valcavado de Roa

La localidad de Valcavado de Roa, situada en mitad del recorrido, está enclavada en el borde del páramo, extendiéndose por la ladera y constituyendo un excelente balcón natural desde donde se domina buena parte de la comarca de la Ribera del Duero.

Existe un mirador con una explicación detallada de las vistas que se contemplan, donde bien merece detener la marcha para disfrutar de ellas.

En el valle y bajo la atenta mirada de Valcavado de Roa y de la Cuesta Manvirgo se encuentra la localidad de Pedrosa Duero, cabecera del municipio que alberga a varios pueblos de la zona y sede de algunas afamadas bodegas de la Ribera del Duero.

La ruta discurre por dos ambientes y paisajes bien diferentes. En una primera parte, el sendero recorre caminos donde viñedos, pequeñas manchas de pinar y fincas con almendros comparten protagonismo; posteriormente, es la inmensidad del páramo la compañera de viaje, y la vegetación anterior se ve sustituida por otra adaptada a unas condiciones de vida más difíciles: son los terrenos dedicados al cereal y los bosques de quejigo.

Partiendo de Pedrosa de Duero el sendero se dirige al sur por un camino encajonado entre paredes de piedra, alrededor del cual se disponen almendros y huertos, hasta llegar a la carretera que lleva a Valcavado de Roa.

Tras cruzarla, se pasa por un pequeño pinar y se continúa por un camino poco frecuentado que atraviesa terrenos ocupados por viñas. Pasando por el término de Corral de Juanillo, cuyas fincas se encuentran pobladas de almendros, se llega hasta las Ruinas de Valdehuela, donde todavía quedan algunas construcciones en pie.

En este punto se gira a la derecha, se atraviesa de nuevo la carretera y por un camino, junto al cual se dispone linealmente un grupo de bodegas, se inicia un pronunciado ascenso hacia la población de Valcavado de Roa, también conocida como el Balcón de la Ribera, por las excelentes vistas que ofrece sobre la Ribera del Duero.

Según fuentes populares la población se asentaba anteriormente en la vega, y donde actualmente está Valcavado fue el enclave de un monasterio. Posteriormente los habitantes del pueblo subieron a habitar el páramo, ocupando los terrenos del antiguo monasterio, dando origen así al pueblo de Valcavado.

Desde el mirador natural que constituye este enclave se continúa la marcha en dirección a la Fuente de Valdepinilla, situada en un abrigado vallejo al pie del páramo, dando vista al monte de Valcavado o Val de Ívaro, un robledal de roble quejigo.

Es este un bosque poco habitual en esta zona, puesto que se mezcla con encinas, pinos resineros, pinos piñoneros y sabinar albar. La existencia de suelos calizos con margas, poco desarrollados, dificulta la presencia de otras especies.

Después de un giro a la izquierda y otro a la derecha en sendos cruces, el sendero asciende por la vereda de Fuenteblanca en dirección al término Los Arroyos, a través del bosque.

De nuevo en el páramo se gira por dos veces a la derecha, para ir hacia el término de Los Corrales, que conduce directamente hasta la Cruz del Pobre, donde según cuenta la leyenda murió un hombre pobre, erigiéndose en su honor una cruz labrada en piedra.

Tras dejar atrás el bosque de quejigos se abre la inmensidad del páramo. Pese a su aridez y aparente aspecto desolado es un excelente hábitat para algunas especies de aves: las esteparias.

En este rincón de la Ribera del Duero se encuentran algunas de las mejores poblaciones de estas especies, muy reducidas en la actualidad, como es el caso de sisones o avutardas. Calandrias, terreras o cogujadas son algunas de las aves más fáciles de observar.

Tras recorrer los terrenos de La Pedrera se inicia el descenso al valle, con la vista puesta en la Cuesta Manvirgo, un cerro testigo situado al frente.

A través del camino se baja por las escarpadas laderas del Barco la Pedrera, cubiertas por matorrales de pequeño tamaño. Sin abandonar el camino se llega hasta las proximidades de Pedrosa de Duero, donde un pequeño pinar nos recibe antes de concluir la ruta.

Información: Ribera del Duero Burgalesa

Sendero entre aire remanoso mini

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero