Senderismo Pardilla

Sendero cerro mojonera map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 10,4 Km
  2. Tiempo estimado: 2 h 20 min
  3. Punto de salida: Pardilla
  4. Desnivel acumulado: 240 m
  5. Dificultad: Media
  6. Ciclabilidad: 100%
  7. Época recomendada: Todo el año
  8. Track GPX

SENDA AL CERRO DE LA MOJONERA PRC-BU 176 - SENDERISMO RIBERA DEL DUERO BURGOS

Comarca: Ribera del Duero

Pardilla

En el límite con la provincia de Segovia se encuentra la localidad de Pardilla, un pequeño pueblo situado a caballo entre la Serrezuela de Pradales y el Valle del Río Riaza. Su nacimiento se sitúa en la primera mitad del s. XI, bajo la protección de la Comunidad de Villa y Tierra de Montejo de la Vega.

Su localización permite disfrutar en el sendero de diferentes paisajes. Así, la primera mitad del recorrido discurre entre encinas y sabinas, propias de las zonas de mayor altitud del paseo, continuación de las estribaciones de la Serrezuela de Pradales. Sin embargo, a medida que se desciende y se llega a uno de los escalonamientos del terreno antes de descender hasta el Riaza, el paisaje se vuelve más agrario, dominando los campos de labor, alternados por viñedos y fincas de almendros.

Además, los abruptos cortados de Montejo de la Vega captan la mirada del caminante en un importante tramo del camino. Además, los abruptos cortados de Montejo de la Vega captarán nuestra mirada en un buen tramo del camino.

Saliendo de Pardilla en dirección Sur por la antigua carretera nacional Madrid-Irún, hoy sin tráfico, se inicia un agradable paseo donde se jalonan numerosos castaños de indias. La frondosidad de sus copas será agradecida en los cálidos días de verano, cuando los rayos de sol maduran la uva de los viñedos de la zona.

Pronto se llega al punto donde el paseo de castaños tiene su final y el camino que se lleva se une con la vía de servicio de la cercana autovía. El sendero continúa por el Valle del arroyo de Pardilla, un bonito paraje donde se alternan viñedos, retazos de vegetación de ribera, huertos y campos de labor.

Cerrando el valle por la derecha un bosque de encina y sabina crece en las laderas de La Espesada. Tras dejar de lado un camino que cruza el arroyo se llega hasta una bifurcación del camino, lugar donde se debe girar a la izquierda e iniciar el ascenso por el fondo de una vaguada. En el cruce se dejan a un lado varios chopos junto al camino.

El sendero asciende cómodamente hacia el punto más alto del recorrido, el cerro de la Mojonera (1.010 m), desde donde se disfruta de una magnífica panorámica de la parte más meridional de la Ribera del Duero, así como de la Serrezuela de Pradales, perteneciente a Segovia.

Un vértice geodésico corona el alto, haciendo al mismo tiempo de límite provincial. Se gira a la izquierda, tomando rumbo prácticamente Norte, para continuar el camino por la divisoria de aguas. A un lado se deja el encinar, que queda ahora a los pies, y al otro se extiende un paisaje ondulado, cubierto de viñedos, manchas de arbolado y eriales.

En este tramo el sendero discurre sobre la Cañada Real de Merinas, en otros tiempos recorrida por los ganaderos trashumantes en busca de los pastos frescos de verano en la sierra de la Demanda, o en tierras extremeñas en invierno. Paulatinamente se va descendiendo.

En las bifurcaciones que salen al paso se debe tomar siempre el camino de la derecha, para continuar por la zona de divisoria de aguas. En el horizonte comienzan a distinguirse las hoces del río Riaza, donde se encuentra el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega, uno de los proyectos más emblemáticos de WWF/Adena.

Siguiendo el camino se pasa junto al Corral del Altillo, una antigua construcción para guardar el ganado. A medida que se desciende, las encinas, sabinas y matorrales van siendo sustituidos por los campos de trigo y cebada, salpicados de almendros y viñedos. Tras dejar a un lado dos bifurcaciones que salen por la izquierda se llega a un cruce donde se debe girar a la derecha, tomando dirección Este.

Tras cruzar la vaguada del arroyo del Val, que sólo lleva agua en días de abundantes lluvias, se asciende por el pago de Corral Alto hacia el punto del sendero que mejores perspectivas ofrece de las Hoces del río Riaza. Los buitres que habitan en ellas son fáciles de observar en el cielo describiendo sus característicos círculos.

Al llegar a un camino de mayor entidad que el que se lleva se continúa recto por él, para comenzar a continuación a describir un gran giro que nos conducirá de regreso a Pardilla por el camino de Montejo de la Vega. La amplitud del camino y del terreno que lo rodea conduce rápidamente hasta el final de la ruta.

Información: Ribera del Duero Burgalesa

senderodelcerro ista

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero