Senderismo La Bureba - Oca y Tirón

Send Salinas PozaSal map

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 6 km
  2. Tiempo estimado: 2 h
  3. Punto de salida: Poza de la Sal
  4. Desnivel: 410 m
  5. Dificultad: Baja
  6. Época recomendada: Todo el año

LAS SALINAS DE POZA DE LA SAL SL-BU 67 - SENDERISMO BURGOS

Comarca: La Bureba - Oca y Tirón

Poza de la Sal

El Diapiro de Poza de la Sal es una de las más singulares estructuras geomorfológicas que se pueden contemplar en Burgos. En su entorno todavía se conservan los restos de unas antiguas salinas que se explotaron desde la prehistoria.

La ruta parte de los restaurados lavaderos situados en el barrio de Los Corrales de Poza de la Sal. Enseguida se inicia la fuerte ascensión hacia el corazón del diapiro. Se pasa junto a algunas antiguas granjas, que aún conservan los restos de sus pozos y eras, para alcanzar el Almacén de La Magdalena, recinto que posee una planta rectangular de 25 x 45 metros, donde se podían almacenar hasta 125.000 fanegas de sal.

El entroje se realizaba por su cara posterior, que aprovechaba las laderas para alcanzar una puerta que conducía a una pasarela de madera desde donde se arrojaba la sal desde 8 metros de altura. Además, existían habitaciones administrativas y de alojamiento para el personal que atendía el almacén y para la guarnición de carabineros que custodiaban el mismo y las salinas. Delante de la fachada principal existe una amplia planicie donde se podían estacionar hasta 500 carros.

Un camino carretero bordea El Castellar y conduce hasta el Almacén de Trascastro con capacidad para 65.000 fanegas.

Por medio de un camino que deja la carretera llegamos al paraje conocido como Tejadilla, donde se pueden vislumbrar restos de las ultimas estructuras salineras y algunos espumeros de salmuera. Tras cruzar la carretera divisamos el castillo por su cara oeste. Antes nos podemos detener en el Picón de Santa Engracia, situado en un alto en el lado sur. Fue levantado en 1805 por la Comunidad de Herederos de las Reales Salinas de Poza a la memoria de Carlos IV y su ministro de Fomento D. Miguel de Cayetano Soler, por su contribución al desarrollo de las salinas en su época.

Llegamos al Castillo de Poza que está incrustado en la cima del roquedo desde donde se domina perfectamente el pueblo y toda La Bureba. Permanecen 2 cubos que flanquearon la puerta a un amplio patio de armas, que se cerraba por el norte con una cerca hasta el castillo y en el lado sur con un inaccesible acantilado. Por una escalera tallada en la misma roca se asciende hasta una pequeña puerta ojival que constituye su única entrada.

En su interior se aprecia un alargado espacio irregular, de 16 X 3,5 metros, con cubiertas de bóvedas de cañón y tramos de arista, y un aljibe excavado en la roca. A través de una escalera llegamos a la amplia terraza, de 36 x 12 metros con torre de homenaje y garitones. Este lugar se utilizó como defensa del pueblo y sus salinas, como prisión de piratas y embajadores europeos en el siglo XVI y sufrió una acción militar en la guerra de Independencia a principios del siglo XIX conocida como Acción de Poza.

Desde esta atalaya divisamos por su lado este: los Montes Obarenes que se pierden hasta Pancorbo y la llanura burebana, al fondo la Sierra de la Demanda y Santa Casilda y el Valle de las Navas; y por su lado oeste: el imponente Valle circular del Salero (Diapiro) y todas los lugares que hemos visitado.

Para descender al pueblo, lo haremos por un camino que rodeando la peña del castillo por su lado sur nos lleva hasta el lugar donde existió un Alcázar del que persisten aún una torre y murallas.

Por una senda arruinada podemos bajar y alcanzar la parte alta del casco urbano de Poza de la Sal donde el recorrido regresa a su inicio.

SenderoLasSalinas lista2

Qué ver y qué hacer en La Bureba - Oca y Tirón