Senderismo Quintanas de Gormaz

Send Sor GR 14 Etapa6 map2

Datos básicos del sendero:

  1. Distancia: 21,5 km (ida)
  2. Tiempo estimado: 5 h 10 min
  3. Punto de salida: Andaluz
  4. Ciclabilidad: Sí
  5. Dificultad: Baja
  6. Epoca recomendada: Todo el año

SENDERO GR-14 EN SORIA - ETAPA 6

Comarcas: Ribera del Duero SorianaTierras de Berlanga

Andaluz - Bayubas de Abajo - Gormaz

Etapa 6. Andaluz - Gormaz

Gran parte de la etapa discurre por los pinares de pino rodeno que ocupan el centro de la provincia de Soria y que se extienden por las terrazas fluviales y suelos arenosos hasta el norte del río Duero. En el tramo final, la etapa discurre junto al río para llegar juntos hasta la localidad de Gormaz, situada al pie de su impresionante fortaleza califal, que se eleva en un gran cerro que domina toda la comarca.

Partiendo de Andaluz en el puente sobre río de igual nombre, se toma durante unos metros la carretera SO-102 en dirección sur, hacia la galería de árboles que marcan por dónde está el río. Antes de llegar al puente romano sobre el Río Duero, que bien merece verlo, se gira a la derecha para tomar una pista forestal, conocida como el Camino de Andaluz. A la derecha se dejan cientos de sabinas, que crecen en las ásperas y empinadas laderas calizas que bajan hasta la fértil vega del río Duero, dedicada a la agricultura. Las sabinas, en la zona llamadas enebros, poseen una madera muy olorosa e imputrescible, tradicionalmente usada para hacer muebles de calidad.

En el paisaje se alternan con pinares de pino rodeno, negral o resinero, pudiéndose observar en todos ellos unas enormes cicatrices en sus troncos, resultado de la resinación.

El Camino continúa y llega hasta el Refugio de Canturrial, una pequeña cabaña de piedra con chimenea, alrededor de la cual hay bancos y mesas. Sin duda es un buen lugar para descansar y reponer fuerzas. Los campos de cereal salpicados de plantaciones de girasol junto con el pinar conforman el paisaje típico de la zona. Se continúa recorrido por una zona más boscosa hasta llegar a la carretera que lleva a Tajuelo, donde el camino gira a la izquierda y, durante unos 300 metros, discurre paralelo a la carretera por un arenoso cortafuegos. En ese momento gira de nuevo a la derecha, tomando una vía que se introduce en un denso pinar.

Unos metros más adelante aparece un área recreativa dotada de numerosas mesas, barbacoas, una fuente y un refugio. Una nueva oportunidad para hacer un alto en el camino.

La ruta continúa por el pinar que, como los de toda esta zona, crece sobre arenas de origen aluvial, producidas por los arrastres de los ríos. Este tipo de suelo limita mucho la flora existente, debido a que pocas especies son capaces de vivir sobre estos terrenos arenosos, como también es el caso de la jara pringosa. En algunos pinos es posible observar una especie bolas de acículas, son las escobas de bruja, producidas por un hongo que hace que las células de los árboles se reproduzcan a mayor velocidad, causando sobredesarrollo del sistema acicular.

A la salida del pinar aparece, junto al camino y en el límite con las tierras agrícolas, un enorme ejemplar de pino piñonero que merece la pena contemplar. El camino llega hasta las proximidades de Bayubas de Abajo, donde sigue la carretera en los últimos metros antes de llegar al pueblo. La ruta atraviesa la localidad y sale por su parte sur, siguiendo el curso del río Bayubas. El paisaje en este tramo es un verdadero mosaico formado por tierras de labor, choperas de producción y terrenos forestales donde se mezclan sabinas, pinos negrales y jaras pringosas.

Cruzado el río Bayubas y avanzando de forma paralela a su curso, el itinerario llega a una bifurcación, punto donde toma el camino de la derecha. No muy lejos, en un pequeño bosquete de pinos, se encuentra el Área recreativa del Canterillo, donde se dispone de barbacoas, mesas y una fuente. Las sabinas y las jaras poco a poco van dominando el paisaje.

El recorrido llega hasta la carretera SO-116, la cual se cruza con precaución y se continúa por la vía forestal de Roza de la Aguilera, que se interna en el pequeño Desfiladero de La Hoz, flanqueado por cortados calizos donde la sabina es la única especie capaz de sobrevivir en este suelo tan pedregoso. Al otro lado existen varias tenadas y apriscos, sitios donde se recogían los rebaños por la noche, en estado ruinoso, testigos mudos del abandono de las prácticas ganaderas tradicionales.

El camino atraviesa un zona de pinos negrales, pudiéndose observar en algún árbol seco los agujeros que hace el pico picapinos en busca de alimento y refugio.

Al llegar a una chopera de producción se gira a la derecha, haciendo un ángulo recto, para entrar de nuevo en el pinar por el denominado Camino a Berlangas de Duero. Se pasa por una zona donde la densidad de pinos es muy escasa, con ejemplares de gran tamaño y mucho matorral de jara, resultado de un aprovechamiento de madera, donde se han dejado los mejores y más grandes pies para que repueblen de nuevo la zona, los llamados ‘Árboles padre’.

Más adelante el camino gira de forma brusca a la izquierda y continúa por la zona con pocos pinos, mientras que el sendero GR-86, que compartía este tramo de recorrido, sigue recto. Las revueltas en el camino se suceden a través del pinar, antiguamente resinado. Durante un tramo discurre paralelo a una vía férrea en desuso, con vegetación invadiendo la vía, que más adelante se debe cruzar, para salir del pinar y entrar en terreno dedicado a la agricultura.

El último tramo se realiza con la bella imagen de la silueta de la fortaleza califal de Gormaz en el horizonte, situada sobre un gran promontorio desde donde se domina todo el territorio circundante. Esta referencia sirve para calcular la distancia restante hasta el final de etapa. En esta zona no será difícil observar corzos o jabalíes, que aprovechan el bosque como refugio y abrigo, y los terrenos de labor para alimentarse.

El recorrido atraviesa los campos para volver junto a un viejo conocido, el río Duero, cuyas riberas con multitud de especies arbóreas, arbustivas y acuáticas, han sido declaradas Lugar de Interés Comunitario dentro de la Red Natura 2000. La ruta gira a la derecha para tomar rumbo hacia Gormaz, siguiendo su curso.

En la mitad de un meandro el Camino se separa del río, gira a la derecha y se introduce entre cultivos de regadío y secano hasta unas granjas, punto donde se gira a la izquierda para caminar entre monte de sabina y terrenos de labor, con la fortaleza enfrente. El recorrido sigue hasta llegar al Área recreativa de Fuentes Grandes que, situada junto al río Duero (al sur del término municipal de Quintanas de Gormaz) y con numerosas mesas y bancos y suelo empradizado, es un magnífico lugar donde detenerse un instante para contemplar el río y beber del agua del manantial que brota en el suelo.

A escasamente 1,5 kilómetros se encuentra la pequeña población de Gormaz, situada bajo la atenta mirada de las ruinas de la fortaleza califal y punto final de la etapa.

Etapas del sendero

E1 Fuentes del Duero - Vinuesa
E2 Vinuesa - Soria
E3 Soria - Ituero
E4 Ituero - Almazán
E5 Almazán - Andaluz
E6 Andaluz - Gormaz
E7 Gormaz - San Esteban de Gormaz
E8 San Esteban de Gormaz - Langa de Duero
E1 Etapa enlace tramo siguiente
SendadelDueroenSoria6 lista

Qué ver y qué hacer en Ribera del Duero Soriana

También te puede interesar