Turismo Zamora Capital

Iglesia Románica de San Isidoro - Zamora

Comarca: Tierra del Pan - Campos

Zamora Capital

La Iglesia de San Isidoro, conocida en la actualidad como El Carmen de San Isidoro, aparece citada por primera vez en 1178. Se sitúa en pleno Casco Histórico de Zamora, muy próxima a la catedral y al castillo, junto a la puerta de la muralla denominada el Portillo de la traición.

La tradición atribuye la construcción a Doña Sancha, hija de Doña Urraca y D. Raimundo de Borgoña, como recuerdo del traslado de las reliquias de San Isidoro desde Sevilla a León y su paso por Zamora, pero lo cierto es que probablemente, la construcción de la iglesia corresponda a una fecha posterior de finales del s. XII.

Igesia de San Isidoro - Zamora

Su planta románica, de trazas sencillas, sufre importantes reformas en el siglo XVIII. Es de cabecera rectangular y testero recto, ligeramente retranqueada respecto a la nave, de tres tramos, recorrida el exterior por contrafuertes que espacian ventanas de medio punto con sencillos capiteles vegetales y canecillos, lisos en el lado meridional y figurados en el septentrional, bajo cornisa con algunos tramos ajedrezados.

En el interior, el arco fajón, doble y apuntado, apea sobre columnas con capiteles almenados, como los de la catedral; la cabecera se cubre con bóveda de yesería fechada a comienzos del siglos XVII, mientras que la nave está recorrida por bóvedas de lunetos y yeserias, hechas por Francisco Castellote en 1775.

Los accesos se abren en sus lados norte y sur. El primero, con arquivoltas de medio punto, aboceladas sobre pilastras lisas, mientras que en el segundo las arquivoltas, de iguales características a la del anterior, son apuntadas; varias hiladas por encima de esta puerta, una cabeza de ángel (?) hecha en bulto redondo, con el torso ligeramente girado, similar al personaje de la Puerta del Obispo de la catedral.

Este lado debió estar protegido por un pórtico del que han quedado las ménsulas o canzorros para acogerlas carreras de madera.

Es curioso el número de arcosolios o lucillos funerarios abiertos en las fachadas de la nave: uno en la norte, entre la puerta y la cabecera, y cuatro en la sur, dos a cada lado de la puerta, de los que los más occidentales son de menor tamaño y están cegados de antiguo.

No se puede olvidar el sepulcro conservado en el interior, encajado en el muro norte, con un dintel monolítico decorado con toscos relieves de sendos ángeles turiferarios en los extremos y parejas de aves y leones afrontados, en el centro, dentro de arquillos trilobulados. Este se apoya en dos bloques de cuatro parejas de columnas con capiteles vegetales.

A los pies se levanta la espadaña, con un cuerpo de campanas doble y otro simple, de época posterior, al igual que el camarín barroco, con vanos adintelados en cada uno de sus lados, apoyado sobre ménsula y pilastra y tejado de escamas de pizarra, como el de iglesia de santa Lucia, de clara influencia salmantina.

Declarado Bien de Interés Cultural el 26/09/2013

Dirección General de Patrimonio Cultural
Autores: Larren Izquierdo, H. Pichel Ramos, L.

iglesia san isidoro zamora mini

Qué ver y qué hacer en Tierra del Pan - Campos