Turismo Castilla y León

Qué ver en Cuéllar - Conjunto Histórico Artístico

Comarca: Segovia Norte - Tierra de Pinares

Cuéllar

En esta visita a la villa histórica de Cuéllar pasearemos por sus calles y descubriremos los lugares más interesantes que atesora esta localidad segoviana declarada Conjunto Histórico-Artístico.

Asentada desde la prehistoria sobre varias colinas y rodeada de la mayor extensión de pino resinero de Europa, Cuéllar es el núcleo de población más importante de la provincia, con 9.800 habitantes. La localidad de Cuéllar también es conocida con el sobrenombre de 'Villa del Mudéjar'. Historia de Cuéllar»

HISTORIA - CUÉLLAR

Cuando paseamos por sus viejas y empinadas calles nos sorprende la gran riqueza monumental que el paso de la historia ha ido dejando en las calles y los edificios de la villa: Palacios, Casas blasonadas, Arquitectura popular, Conventos, Castillo... y fundamentalmente las Iglesias, con sus torres de piedra, marcan y definen el perfil de Cuéllar.

Repoblada a partir del siglo XI, fue sobre todo en el siglo XIII cuando llegó el esplendor económico basado en la economía ganadera de la lana. Esta riqueza permitió que en sólo un siglo se construyeran más de una decena de Iglesias mudéjares, tomando el ladrillo como material básico para sus portadas y ábsides, la madera para sus techumbres artesonadas y los muros de mampostería en piedra caliza para el resto de la construcción. Todas ellas hacen de Cuéllar el núcleo más rico en Mudéjar de Castilla y León.

Hay que señalar que fue ésta una población donde convivieron en buena armonía las tres culturas medievales de la península: Judíos, Moros y Cristianos. Fruto de esta convivencia quedan vestigios como La Judería, La Calle de Morería o la Necrópolis musulmana de Santa Clara, auténticos testimonios en el amplio conjunto histórico medieval.

Qué visitar en Cuéllar - Castillo de los Duques de Alburquerque
Castillos en Segovia - Castillo de Cuéllar
Qué ver en Cuéllar - Castillo de Cuéllar

Si hay algo que define a Cuéllar, además de su conjunto de iglesias mudéjares, es que se trata de una gran ciudad amurallada. Así, desde cualquier punto de nuestro recorrido podremos contemplar amplios trazados de las distintas líneas defensivas. Dos recintos amurallados dominados por el castillo y reforzados por una contramuralla definen esta ciudad fortificada. Se conservan importantes puertas como la Puerta de San Basilio, San Martín y San Andrés. Y arcos como el de Santiago o el de la Judería.

Pero de todo este conjunto defensivo el de mayor importancia es el Castillo-Palacio de los Duques de Alburquerque, el edificio más emblemático de la villa. Sobresalen en él sus potentes torreones, y un amplio Patio de Armas con una galería en la fachada sur, ambos renacentistas. Hoy es Instituto de Educación y una parte se utiliza para visitas turísticas con representaciones teatralizadas.

Castillo Medieval de Cuéllar - Instituto Duque de Alburquerque
Qué ver en Cuéllar - Visitas Teatralizadas Castillo de Cuéllar
Arte Mudéjar - Centro de Interpretación en Cuéllar

El Castillo Habitado Se trata de una visita teatralizada en 'El Torreón de la Memoria' y en las bodegas del castillo, donde nos sorprenderán todos los fines de semana del año distintos personajes dando vida a sus pequeñas batallas, historias o los sufridos trabajos que se realizaban durante la Edad Media. Visitas teatralizadas al Castillo»

VISITAS TEATRALIZADAS DEL CASTILLO HABITADO - CUÉLLAR

Una propuesta donde la historia y el patrimonio cobran vida. Reyes y obispos, nobles y criadas, dueñas y mancebos nos llevan de la mano por los rincones del castillo y nos sumergen en un mundo de guerras, de amores y odios; nos muestran las historias que se refugiaban en las cocinas, en los puestos de guardia y entre las manos de las costureras. Las Bodegas: el mundo de los de abajo, de los sirvientes: pintanceros, artesanos, espíritus del vino. El Torreón de la Memoria: el Rey, los nobles, la historia abierta con sus intrigas y sus puntos más oscuros. Desde el granero hasta el rincón de Espronceda todos los fines de semana, por la mañana y por la tarde.

OBRA TEATRALIZADA PARA EL 2017 - 2018 Las visitas turísticas en el Castillo de Cuéllar cuentan con una nueva teatralización. Nuevos personajes con nuevas historias nos introducirán en la vida de este castillo que sigue manteniendo en tensión al público visitante desde el inicio de su recorrido por la liza, pasando por pasadizos, mazmorras, salas de nobles, bodegas y cocinas. 'Pacto de boda en la Casa de Alburquerque' es el nuevo título de la obra que presenta Cuéllar para conocer a fondo la arquitectura y la historia del Castillo de los Duques de Alburquerque.

En esta nueva visita se da un brinco en la historia para abandonar la Edad Media, época en la que se han desarrollado las visitas hasta ahora, para adentramos en la Edad Moderna.

Considerando que era necesario, y demostrando que Cuéllar ha vivido etapas importantes a lo largo de toda su historia, y que en cualquier momento cronológico hubo personajes relevantes, la nueva visita nos transportará al siglo XVII, y como no podía ser de otra forma, de la mano de los duques de Alburquerque.

Tiene como hilo conductor la figura de don Francisco Fernández de la Cueva y Enríquez de Cabrera, VIII duque de Alburquerque, VI marqués de Cuéllar, VIII conde de Ledesma y de Huelma, y señor de otras villas y lugares. Considerado uno de los hombres más importantes de su tiempo en nuestro país, inició su andadura peleando desde abajo en Fuenterrabía, hasta alcanzar uno de los gloriosos tercios de Flandes, llamado el Tercio de Alburquerque. Su carrera militar aparece repleta de empleos y cargos: fue general de la Caballería de Cataluña, general de las Galeras de España, Virrey de la Nueva España, teniente general de la Mar, embajador extraordinario en Viena y Virrey de Sicilia. Acabó sus días como consejero de Estado y mayordomo mayor de Carlos II de España.

Ligada a su biografía está la de su hija Ana Rosolea Fernández de la Cueva, quien fue casada con su tío Melchor Fernández de la Cueva y Enríquez de Cabrera, con el fin de que los títulos nobiliarios y las propiedades ligadas a éstos, permaneciesen en la familia. Este es en pocas palabras el argumento de la obra: el pacto de los esponsales de tío y sobrina, costumbre muy arraigada entre la nobleza española en el pasado.

El guión y dirección de la obra corre a cargo de la cuellarana Blanca Izquierdo Salamanca, y el elenco de actores incluye a Begoña Martín Prieto, Jesús Puebla Sanz, Sergio Caminero Alonso, Saúl de la Fuente Corrales, y la propia Blanca Izquierdo. Por su parte, la adaptación técnica es obra de la empresa Mediasonic, mientras que el vestuario ha sido realizado por Maribel Poza.

El visitante podrá recorrer el castillo de la mano de personajes tan destacados como la propia familia ducal, o el cronista Antonio de Herrera y Tordesillas, censor y por ende primer lector de la mundialmente conocida novela Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes.

  • Todos los días festivos y fines de semana del año se podrán realizar estas visitas turísticas teatralizadas, exceptuando  el mes de Enero y las fiestas de Los Encierros.
  • Se recomienda reservar previamente las visitas en la Oficina de Turismo que se encuentra en el castillo
  • Telefono 921 14 22 03

Iglesia de San Martín De las iglesias propiamente mudéjares hay que destacar San Martín por su conservación, restaurada por la Escuela Taller. Es la primera donde hemos podido ver el mudéjar en estado puro, libre de yesos y escayolas de otros siglos. En la actualidad alberga el Centro de Interpretación del Arte Mudéjar.

Extramuros de la ciudad, tras cruzar la Puerta de San Basilio se encuentra el Convento de San Basilio. Abandonado definitivamente en el siglo XIX con la Desamortización, pasó a manos privadas y actualmente lo ocupan un restaurante, un taller y unas viviendas. Su iglesia tenía una importante colección de reliquias de santos y entre sus imágenes destacaba una talla del gótico tardío, la 'Virgen de la Rochela' que se encuentra actualmente en la iglesia de San Andrés.

Pueblos con encanto en Segovia - Cuéllar
Villa del Mudéjar - Cuéllar
Arte mudéjar en Cuéllar

Iglesia de San Andrés Tiene una de las plantas más perfectas del arte mudéjar. Una nave central y dos laterales rematan en un triple ábside de arquerías y casetones de ladrillos que se prolongan en el exterior de los muros de las dos naves laterales. Interesante en su interior es su gran riqueza escultórica, representada sobre todo por un Calvario románico, sin olvidar las pinturas mudéjares recientemente descubiertas en sus ábsides.

En la parte alta de la Villa, la Iglesia de San Esteban sirve como espolón que cerraba el muro de la ciudadela. Posee el ábside más representativo del mudéjar castellano, así como cuatro sepulcros de alabastro en el interior, de este mismo estilo, pero del siglo XVI. El templo forma un interesante conjunto con su necrópolis, recuperada como parte del Parque Arqueológico Medieval de San Esteban, donde se muestran tenerías, pozos de nieve, silos de alimentos y tumbas antropomorfas.

Subiendo por la Calle Estudio encontramos parte del primer recinto amurallado y el Arco de San Martín. Gran puerta de sillería de piedra caliza franqueada por dos grandes torreones donde destacan los escudos de armas de la casa de Alburquerque.

Iglesia mudéjar en Cuéllar - Iglesia de San Esteban
Parque Arqueológico en Cuéllar
Pueblo amurallado - Cuéllar - Segovia

Tras cruzar el Arco de San Martín a mano derecha se levanta la fachada del Estudio de Gramática, uno de los estudios más importantes de la Edad Media y Moderna. Por este edificio renacentista del siglo XV pasó el Cardenal Cisneros, aunque no se sabe con certeza si como estudiante o maestro.

Muy cerca se encuentra la Puerta de la Judería, pequeña puerta de la muralla desde donde se inicia el segundo recinto amurallado y que da acceso a la Plaza de San Gil. Su topónimo confirma la existencia de la comunidad judía en este barrio. En la misma plaza se ubica el Granero de Agustín Daza, antigua casona en piedra caliza construida en el siglo XVII que fue el antiguo granero de pan y Monte de Piedad para ayudar a los labradores más necesitados.

Desde aquí nos dirigimos al Arco de Santiago por la calle del mismo nombre. Pequeña puerta que también comunica los dos recintos amurallados. Tras cruzar el mismo a su lado izquierdo se encuentra la Iglesia de Santiago que sólo conserva su ábside. Muy interesante de visitar porque permite apreciar las arquerías de ladrillo, el juego de las ventanas en saetera o la excelente vista que desde este lugar se ve en el horizonte, el mar de pinares.

Arquitectura medieval en Cuéllar
Arquitectura mudéjar en Cuéllar - Iglesia de Santiago
Qué visitar en Cuéllar - Iglesia de Santiago

Iglesia San Pedro A pesar de que el gran momento de la arquitectura medieval fue el siglo XIII, ya en el siglo XI se había construido la románica iglesia de San Pedro, situada en la parte baja de la villa. Es el remate del segundo recinto amurallado de la ciudad, sirviendo su ábside de bastión defensivo de una puerta fortificada que se conservaba junto a la iglesia hasta principios del siglo XX.

Iglesia de El Salvador Se trata igualmente de una iglesia mudéjar con un ábside de arquerías y casetones de ladrillos, donde destacan unos imponentes arbotantes que sirven de contrafuertes al propio ábside. También hay que destacar su esbelta torre situada a los pies de la iglesia.

Otras iglesias a destacar Por su arquitectura mudéjar son la de Santa María de la Cuesta, la Iglesia de la Trinidad, la Iglesia de Santo Tomé, la Iglesia de San Miguel o la torre de la antigua Iglesia de Santa Marina, excelente ejemplo de arquitectura mudéjar castellana.

Iglesia románica - Iglesia de San Pedro - Cuéllar
Plaza Mayor de Cuéllar - Iglesia de San Miguel
Iglesia mudéjar - Torre de Santa Marina - Cuéllar

En cuanto a los conventos conservados, podemos hablar de la zona de Los Paseos de San Francisco como un espacio conventual propio. Aquí se encuentran tres fundaciones importantes: San Francisco, el más destacado de la Villa por estar destinado como lugar de enterramiento de la Casa Ducal de Alburquerque y parte de la nobleza cuellarana. No en vano fue considerado como una catedral.

Aunque su ruina, expolio y abandono a principios del siglo XX hicieron temer su definitiva desaparición. En los últimos años, se está recuperando, habiéndose restaurado las capillas laterales. Santa Ana conserva gran parte de su arquitectura del siglo XVI, aunque fue modificada desde la desamortización cuando pasó a manos privadas.

La Concepción, templo barroco del siglo XVIII, levantado sobre otro anterior del siglo XVI. En su interior conserva un importante retablo de Pedro Bolduque. Actualmente está ocupado por una pequeña comunidad de monjas de clausura.

Monumentos en Cuéllar - Iglesia de Santa María de la Cuesta
Ciudad del Mudéjar - Cuéllar - Iglesia de El Salvador
Arte funerario - Sepulcros de Alburquerque - Cuéllar

Al sur de la villa, junto a la carretera CL 601, se encuentra el Convento de Santa Clara, monumento del gótico final con portada y claustro renacentistas. En su interior conserva el retablo mayor, un Cristo románico e importantes restos de la Casa Ducal de Alburquerque trasladados desde la iglesia de San Francisco.

Parque de la Huerta del Duque Situado en la parte trasera del castillo de la villa en unos terrenos que ocupan más de ocho hectáreas, es un lugar de disfrute para cuellaranos y visitantes utilizado por el municipio como escenario de la Feria Medieval Mudéjar, la noche de San Juan y otras muchas actividades culturales y deportivas.

Palacios, Casas nobles y Arquitectura popular En Cuéllar aún quedan calles con ese sabor antiguo donde podemos reconocer como era la vida en los siglos pasados. Pasear por la villa es admirar sus palacios, sus casas blasonadas o su arquitectura popular construida a base de entramado de madera y adobe o bien de mampostería de piedra caliza.

Muralla de Cuéllar - Fortaleza medieval en Segovia
Escudos medievales - Cuéllar
Arquitectura románica - Palacio del Rey Don Pedro I - Cuéllar

Así, destacaremos el Palacio del Rey Don Pedro I, uno de los pocos casos de arquitectura románica civil,  el Palacio de Santa Cruz, ejemplo de un mudéjar civil muy tardío o las Casas de los Daza, Velázquez o Rojas. Ésta última, hoy Palacio de Justicia, fue casa de una de las familias nobles más importantes de Cuéllar, destacados descubridores en América.

A un lado de la Plaza Mayor se encuentra la Cárcel Vieja. Un edificio construido a principios del siglo XVI y que actualmente alberga el Ayuntamiento de Cuéllar. Destaca en su interior un hermoso patio renacentista testimonio de los cambios que ha vivido la sede del Concejo de la Villa.

En sus dependencias están las dos tablas pintadas de Juan Fernández que pertenecieron al Hospital de la Magdalena. Hospital fundado por el Arcediano Gómez González en 1429 para atender a las personas necesitadas. Su capilla gótica posee interesantes pinturas murales del siglo XV. Formó parte del hospital que tiene adosado en su lado norte.

Ayuntamiento de Cuéllar y Carcel Vieja
Patio renacentista - Ayuntamiento de Cuéllar
Casa de los Rojas - Palacio de Justicia - Cuéllar

Además de estos atractivos turísticos, la visita a la villa de Cuéllar se puede completar con otros atractivos naturales que ofrece la Comarca de Cuéllar como la Senda de Los Pescadores, El Espadañal, la Pradera de El Henar o las Lagunas de Cantalejo y Lastras.

UnPaseoCuellar lista

Qué ver y qué hacer en Segovia Norte - Tierra de Pinares