Turismo Castilla y León

Qué ver en Candeleda - Ávila

Comarca: Valle del Tiétar

Candeleda

Esta visita a la localidad de Candeleda nos descubrirá el rico patrimonio y la belleza que alberga esta población de origen medieval situada al sur de la provincia de Ávila, en el Valle del Tiétar.

Su particular emplazamiento en la Ribera del Tiétar, a la vera de Gredos y al abrigo de los cierzos, en la depresión mas profunda de Castilla y León, hacen de Candeleda un lugar mágico. Mágico por sus parajes y arboledas, por sus gargantas, arroyos y manantiales, por los picachos y roquedales de la sierra y por sus tradiciones.

Ríos y gargantas de los que puede vanagloriarse Candeleda, son bellas y caudalosas, a veces bravas como las gargantas 'Santa María' que transcurre por el casco urbano dejando a su paso, diferentes piscinas naturales a diferentes alturas o 'Chilla', de aguas puras y cristalinas en las que saciar la sed, regar los campos o solazarse en sus charcos.

Panorámica Valle del Tiétar
Garganta Candeleda
Embalse de Rosarito - Candeleda.

Ríos como el Tiétar tratado de apaciguar en su loca carrera con el Embalse de Rosarito. Gargantas bravas que arrancan de las altas cumbres rajando y dando forma a las moles graníticas del macizo central gredense. Arroyos y regatos que atraviesan robledales, castañares, olivares, higuerales y que brindan alimento para el tabaco, el pimiento, el limonero y el naranjo.

La espectacular belleza del entorno hará las delicias de los viajeros. No menos impresionante es su centro histórico calles y lugares que constituyeron el núcleo primigenio alrederor del cual fue creciendo y desarrollándose la Villa de Candeleda, titulo que le fue otorgado en el año 1393 por el rey Enrique III de Castilla.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción situada en un promontorio y declarada Bien de Interés Cultural pertenece, en su parte primitiva, al gótico arcaico y rústico de finales del siglo XIV o principios del XV.

Piscinas naturales - Candeleda
Plaza del Castillo - Candeleda
Iglesia de Candeleda

Alberga en su interior, entre otras obras, el Retablo Mayor esculpido hacia 1570, la Capilla del Baptisterio construida en piedra berroqueña, la reja de forja de la Capilla de San Antonio del siglo XVI, y como pieza de valor artístico singular el Retablo de Cerámica construido alrededor del año 1540, obra realizada por el talaverano Juan Fernández, de profesión “pintor de azulejos” y autor de una parte de los azulejos del Monasterio de El Escorial.

El retablo se encuentra situado al principio de la nave derecha del templo y tiene unas dimensiones de 4,20 m. de alto por 2,80 de alto. Otro elemento de singular belleza es la Pila Bautismal realizada en una sola pieza de granito y situada en el baptisterio, según entramos a la derecha.

En la Plaza Mayor, espacio presidido por el Ayuntamiento que al igual que el resto de la plaza, contó antiguamente con soportales sostenidos por columnas de granito y cuyo rastro encontramos hoy día en el interior de algunas de las casas y en la entrada de un bar contiguo a la Casa Consistorial.

Portada Iglesia de Candeleda
Ayuntamiento de Candeleda
Arquitectura popular - Candeleda

En dicha plaza está ubicada una de las casas entramadas más bellas y mejor conservadas que podamos encontrar: La Casa de las Flores. Un museo en si misma, alberga además en su interior el Museo del Juguete de Hojalata, espacio cultural en el que podremos contemplar tres colecciones distintas relacionadas con los juguetes con que disfrutaron los niños españoles desde finales del siglo XIX hasta el inicio de la segunda mitad del siglo XX: 'Una Infancia de Hojalata' que alberga la colección privada de Luís Figuerola-Ferreti, 'Otros Juguetes del Mundo', y 'Objetos de otra Epoca'.

En los alrededores de la villa se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Chilla, aunque son varias las leyendas que circulan sobre el origen de la actual advocación de la ermita, la tradición cuenta que allá por el 1300, la Virgen se apareció a un joven pastor llamado Finardo que lloraba la muerte de una de sus ovejas. Compadecida, la Virgen le devolvió a la vida y le pidió, a cambio, que construyese un templo en el lugar del milagro.

Casa de las Flores - Candeleda
Nuestra Señora de Chilla - Candeleda
Santuario de Chilla - Candeleda

Finardo contó la sucedido en Candeleda, pero sus vecinos pensaron que aquel lugar era demasiado intrincado y empezaron a levantar la ermita en otro lugar. Misteriosamente, todas la noches se destruía lo construido hasta que, finalmente, se levantó el templo en su ubicación actual.

En el Santuario de Postoloboso se tributaba culto a Vaelicus, del que se conservan una veintena de inscripciones. Era un dios vinculado con el lobo, y por lo tanto de carácter infernal, como el Sucellus galo, del que han aparecido varias figuritas en Hispania.

El área, en la que no queda ningún resto constructivo prerromano ni romano, ha llegado a nuestros días cristianizada como ermita dedicada primero a San Juan y luego a San Bernardo, santo local al que se atribuyen determinados poderes contra el mal de la rabia que quizá están en la esencia del carácter primigenio del dios. En los alrededores del lugar se han documentado piezas ciertamente singulares.

Rollo de Candeleda
Sequero - Pimentón de Candeleda
Castro El Raso - Candeleda

La Ermita de San Blas y El Rollo están enclavados en un bello conjunto -parque arbóreo y mercado-, por donde pasa la cañada y descansadero del cordel-calzada confluencia de ascensión y descenso ganadero a través del puerto Real de Candeleda. Posiblemente esta ermita sea la más antigua de todas las construcciones cristianas de Candeleda. El rollo o picota muy próximo a la ermita de San Blas, es un monumento privativo concedido a las villas que tenían jurisdicción civil y criminal.

El Castro de El Raso, Collado del Freillo es el asentamiento más antiguo e importante de Castilla y León está en perfecto estado. Se ha rehabilitado una gran parte de su muralla y las casas, su situación es privilegiada y se calcula que vivieron más de 2.000 personas.

El yacimiento se encuentra en las estribaciones meridionales del Macizo Central de Gredos, junto al Valle del Tiétar, a pocos kilómetros de Candeleda. Al estar situado junto al Pico Almanzor (2592 m.) protege la zona de los vientos fríos del norte y le proporciona a lo largo del año una agradable temperatura, agua y unos pastos de gran riqueza.

Castro El Raso - Candeleda
Pinturas rupestres - El Raso
La Puente del Puerto - Candeleda

Lo rodea una muralla de unos 1800 m. de longitud y 2 o 3 m. de anchura media, reforzada con torres en su parte frontal. Todo el recinto intramuros parece hallarse lleno de construcciones, se observan restos de muros por doquier.

EL Castro Celta del Raso es uno de los yacimientos arqueológicos más completos de la Protohistoria de la Meseta de Castilla. Está compuesto en lo esencial por un Poblado amurallado, una Necrópolis, y un Santuario que en conjunto podemos englobar dentro de la Edad de hierro, aunque en detalle cada unidad tiene su propia entidad y cronología, que hacen que podamos conocer con bastante exactitud que fue la vida del pueblo que allí estuvo asentado a lo largo de la mitad del último milenio antes de Cristo.

En su término se han hallado restos de materiales pertenecientes a la Edad de Cobre, y Pinturas rupestres y armas que pueden fecharse en la Edad de Bronce, lo cual nos permite afirmar que el hombre ha estado presente en estas tierras sin interrupción, aunque con distinta intensidad al menos desde el tercer milenio antes de Cristo. Y como también de esta y de los primeros tiempos del cristianismo y del periodo visigodo conocemos elementos.

Grulla - Candeleda
Cigüeña Negra - Candeleda.
Cabra Hispánica - Candeleda

Con ligeros desplazamientos de la localidad, la vida ha seguido allí sin interrupción desde aquellos lejanos principios hasta nuestros días. Quienes vivían en poblados abiertos los fortifican y los que ya están fortificados amplían o mejoran sus defensas. Todos parecen intuir que les esperan unos años de guerra en los que se decidirá no solo la independencia que han mantenido hasta ahora sino el ser o no ser como pueblo.

Pantano del Rosarito es un bellísimo embalse (a 252/270 metros de altitud) en la cuenca del rio Tiétar, de aguas templadas y magníficas vistas. Propicio lugar para la práctica de deportes náuticos.

El Puerto de Candeleda, eje y trasiego multiforme desde tiempos ancestrales (a 2.018 metros). Estratégicamente situado y equidistante entre los puertos de Tornavacas y El Pico. Su importancia fue y sigue siendo decisiva para la unión o enlace directo con los pueblos hermanos del Norte y Paradores Nacionales de Turismo de Oropesa y Credos, por y a través de Candeleda.

Mención especial merecen las aves, Candeleda acoge en su termino municipal a más de 150 especies distintas entre las que podemos encontrar la cigüeña negral, la grulla o la garza imperial.

UnPaseoCandeleda lista

Qué ver y qué hacer en Valle del Tiétar